Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Enfermedad celíaca

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune. Aparece cuando una persona tiene una intolerancia alimenticia al gluten. "Gluten" es el nombre general de las proteínas que se encuentran en el trigo, el centeno, la cebada y otros cereales.

El cuerpo de las personas con enfermedad celíaca no puede absorber nutrientes importantes. Si esto ocurre, la persona puede sufrir malnutrición.

Los médicos no saben exactamente por qué el sistema inmunitario reacciona frente al gluten. Pero si su hijo tiene enfermedad celíaca, existen formas de controlar los síntomas y prevenir el daño a los intestinos.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca (también llamada "esprúe celíaco", "enteropatía por sensibilidad al gluten" y "esprúe no tropical") puede causar una amplia variedad de síntomas. Es posible que los bebés no suban de peso ni crezcan como se espera que lo hagan, algo que se conoce con el nombre de retraso del crecimiento. Los niños mayores tal vez presenten los siguientes síntomas:

  • diarrea
  • estreñimiento
  • heces de color claro y con mal olor
  • dolor e hinchazón abdominal
  • pérdida de peso
  • cansancio
  • dolores de cabeza
  • erupciones dolorosas en la piel (comúnmente en adolescentes y adultos), en especial alrededor de los codos y las rodillas

Algunas personas no tienen ningún síntoma.

Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento de la vida de un niño. Algunos tienen problemas la primera vez que comen gluten, pero otros tienen síntomas años después de haber consumido productos con gluten sin problemas.

Los bebés quizás presenten los primeros síntomas de enfermedad celíaca después de empezar a comer alimentos sólidos, como cereales. Los signos pueden incluir diarrea, dolor abdominal y no aumentar de peso a un ritmo saludable.

Con el tiempo, es posible que el niño no alcance la altura esperada, desarrolle anemia y llagas en la boca, y tal vez tenga problemas de comportamiento.

¿Cuál es la causa de la enfermedad celíaca?

En la enfermedad celíaca, el gluten hace que el sistema inmunitario dañe las vellosidades. Las vellosidades son protuberancias similares a dedos que recubren el intestino delgado y absorben los nutrientes de los alimentos y los envían al torrente sanguíneo. Las vellosidades dañadas no pueden absorber las vitaminas y los minerales que un niño necesita para crecer.

No se sabe cuál es la causa de la enfermedad celíaca. Suele ser hereditaria; por eso, un niño con antecedentes familiares de esta enfermedad tal vez tenga más probabilidades de sufrirla. Además, puede aparecer con otros trastornos, como el síndrome de Down, el síndrome de Williams, la diabetes tipo 1 y los trastornos autoinmunes de la tiroides.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad celíaca?

El diagnóstico de la enfermedad celíaca comienza con un análisis de sangre en el que se buscan anticuerpos al gluten y a otras proteínas en el revestimiento del intestino. Los anticuerpos son proteínas que el sistema inmunitario produce y que reconocen a los gérmenes y otras amenazas para deshacerse de ellos. Estos anticuerpos suelen permanecer en nuestro organismo por si tenemos que volver a combatir el mismo germen o problema. Si el análisis de sangre revela que hay niveles elevados de anticuerpos al gluten, es probable que el médico haga una biopsia del intestino delgado y la envíe a analizar.

Para hacer la biopsia, el médico introduce un tubo delgado (llamado "endoscopio") a través de la boca y el estómago hacia el intestino para tomar una pequeña muestra de tejido. El niño suele estar sedado o con anestesia general para que duerma durante todo el procedimiento.

Si a un niño se le diagnostica la enfermedad celíaca, los hermanos, padres y abuelos también deberían hacerse las pruebas. Tal vez tengan la enfermedad pero no presenten síntomas. Si la enfermedad celíaca no se detecta en los adultos durante un tiempo prolongado, puede causar problemas graves de salud.

¿Cómo se trata la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca no tiene cura. Los investigadores están trabajando para desarrollar nuevos tratamientos y hay muchos que son prometedores. Pero, por el momento, esta afección se controla con una dieta sin gluten. Esto permite que el revestimiento del intestino se cure y ayuda a aliviar los síntomas.

Cambios en la dieta

Si su hijo tiene enfermedad celíaca, el médico le indicará qué alimentos puede comer y cuáles debe evitar. Estos cambios tendrán un gran impacto en la vida diaria de su familia y en la dieta de su hijo. Por lo tanto, tal vez el médico le sugiera conversar con un dietista para que le dé consejos.

La dieta de su hijo no debe tener trigo, cebada, centeno y cereales relacionados. No hay una ley que obligue a los fabricantes a incluir el gluten en las etiquetas alimentarias; por lo tanto, asegurarse de que su hijo no coma gluten puede ser complicado. En los Estados Unidos, todos los alimentos deben indicar claramente en las etiquetas si contienen alguno de los ocho principales alérgenos, incluido el trigo. Pero que un alimento no contenga trigo no quiere decir que no contenga gluten. Algunos alimentos sin trigo tal vez contengan cereales que tienen gluten, como el centeno y la cebada.

Lea las etiquetas de los productos alimenticios atentamente antes de comprar un alimento o de dejar que su hijo lo coma. Y ayude a su hijo a aprender a hacer lo mismo. El sitio de la Fundación de la enfermedad celíaca tiene un listado con muchos alimentos y bebidas que se deben evitar.

Buscar opciones seguras

He aquí algunos consejos que debe tener en cuenta al elegir los alimentos:

  • Comience por los alimentos que su hijo puede comer. Los alimentos e ingredientes seguros incluyen las comidas con harina de maíz, arroz, trigo sarraceno, sorgo, tapioca, garbanzos, quinoa, teff y papas. Una persona con la enfermedad celiaca también puede comer carne, pescado, pollo, legumbres, frutos secos, semillas, aceites, leche, queso, huevos, fruta y verdura.
  • Tenga cuidado con la contaminación cruzada. A veces, los alimentos sin gluten pueden entrar en contacto con alimentos que tienen gluten (esto recibe el nombre de "contaminación cruzada"). Por ejemplo, si no se usa un cuchillo o utensilio limpio, pueden quedar migas de pan de trigo en las mermeladas, los productos para untar o los condimentos. Es una buena idea conservar los condimentos en botellas de plástico que se aprietan, y usar manteca, mermeladas y productos para untar separados para las personas celíacas. También podría usar una tostadora diferente para el pan sin gluten.
  • Limpie los artefactos eléctricos, los utensilios y las superficies de trabajo antes de hacer productos sin gluten, en especial si ha estado manipulando alimentos con gluten. Lávese las manos a conciencia y con frecuencia cuando prepare alimentos.
  • En los restaurantes, informe al camarero o al personal de la cocina sobre la afección de su hijo para que sepan que su comida no debe contener gluten ni ingredientes relacionados.
  • En las tiendas de alimentos. La mayoría de las tiendas tienen panes, cereales, mezclas para hornear, galletas y otros productos sin gluten. Las tiendas de alimentos saludables y naturales tal vez tengan una variedad más amplia de estos alimentos. Evite los productos sin gluten que se venden a granel por el riesgo de contaminación cruzada.

¿Qué debo hacer si mi hijo come algo con gluten?

Aunque tome todas estas precauciones, es posible que, en algún momento, su hijo ingiera gluten. No se preocupe. Una pequeña exposición esporádica puede causar una inflamación leve en los intestinos, pero es muy poco probable que provoque síntomas inmediatamente. En general, el revestimiento del intestino se renueva totalmente cada 3 o 4 días. Por eso, después de un incidente aislado, las nuevas células reemplazan rápidamente a las dañadas. Sin embargo, la exposición reiterada al gluten provocará un daño continuo en el revestimiento del intestino.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo tiene enfermedad celíaca, informe a otros adultos presentes en la vida de su hijo (cuidadores, maestros, enfermeros escolares, consejeros de campamentos, niñeras y padres de amigos) y explíqueles acerca de la importancia de no darle a su hijo alimentos con gluten. Enséñeles a los niños mayores a no aceptar alimentos de otras personas, a menos que se trate de alguien que pueda garantizarles que el alimento no contiene gluten.

Ayude a su hijo a adaptarse a la dieta sin gluten. Puede ser un desafío, especialmente al principio. Pero con el tiempo, usted y su hijo sabrán qué alimentos puede comer y cuáles no. Así será más fácil encontrar alimentos, tentempiés e ingrediente seguros.

Tranquilice a su hijo explicándole que no es el único que tiene estos problemas alimenticios. El médico le puede recomendar un grupo de apoyo en su localidad. Las organizaciones y los grupos de apoyo en línea también pueden ser de ayuda. A continuación, se incluyen algunos de ellos:

Reviewed by: Jolanda M. Denham, MD
Date Reviewed: 08-01-2021

Read this article in English

What next?