Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Crisis generalizadas tónico-clónicas

¿Qué es una crisis convulsiva?

Una crisis convulsiva es una actividad eléctrica cerebral inusual. Normalmente, la actividad eléctrica cerebral implica que neuronas (células nerviosas) de distintas áreas cerebrales envían señales en momentos diferentes. Pero, durante una crisis convulsiva, muchas neuronas se activan al mismo tiempo.

Dependiendo de dónde ocurra la crisis convulsiva, puede causar cambios en el comportamiento, los movimientos o los sentimientos. Una crisis convulsiva que afecta a ambos lados del cerebro se llama crisis generalizada. Una crisis convulsiva que afecta solo a un lado del cerebro se llama crisis focal.

¿Qué es una crisis generalizada tónico-clónica?

En una crisis generalizada tónico-clónica, la persona pierde la conciencia y tiene anquilosamiento o rigidez muscular, así como sacudidas musculares. Estas crisis convulsivas suelen ser generalizadas, iniciándose en ambos lados del cerebro. 

A veces, una crisis convulsiva puede empezar siendo una crisis focal que afecta solo a un lado del cerebro y luego extenderse a ambos lados del cerebro. Esto se llama crisis focal con progresión a crisis generalizada tónico-clónica.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las crisis generalizadas tónico-clónicas?

Las crisis generalizadas tónico-clónicas tienen dos partes o fases:

Durante la fase tónica (rigidez)

  • Los músculos se tensan o se anquilosan. 
  • La persona pierde la conciencia y se cae al suelo.
  • La persona se puede morder la lengua durante la crisis. Pero no le meta nada dentro de la boca. No impedirá que se muerda la lengua y se podría lesionar. 

Durante la fase clónica (sacudidas):

  • Los brazos y las piernas se sacuden con rápidas contracciones.

Las crisis generalizadas tónico-clónicas suelen durar de 1 a 3 minutos. Durante la crisis, la persona puede perder el control de los esfínteres (heces y orina). 

¿Qué ocurre después de una crisis generalizada tónico-clónica?

Después de una crisis generalizada tónico-clónica, la persona se puede sentir confundida o irritable, cansada, tener dolor de cabeza o presentar otros síntomas. Esto se llama fase o período postictal. Suele durar unos pocos minutos, pero puede durar más.

¿Qué es un aura?

El aura es la sensación que a veces tienen las personas justo antes de tener una crisis convulsiva. Durante un aura, un niño puede:

  • Tener la sensación de haber vivido previamente la situación actual (déjà vu)
  • Experimentar un olor o sabor inusual
  • Ver luces centelleantes
  • Sentir una fuerte y repentina emoción (como el miedo)
  • Tener náuseas o mareos 

¿Cuál es la causa de las crisis generalizadas tónico-clónicas?

A veces, las crisis generalizadas tónico-clónicas son de origen genético (se dan por familias). Entre otras causas, se incluyen las siguientes:

  • una lesión cerebral, un tumor o una infección 
  • importantes desequilibrios electrolíticos (por ejemplo, una baja concentración de sodio en sangre)
  • consumo de drogas o alcohol, o síndrome de abstinencia de estas sustancias
  • mutaciones genéticas
  • algunas afecciones médicas 

A veces, no se conoce la causa de las crisis generalizadas tónico-clónicas de una persona. 

¿Cómo se diagnostican las crisis generalizadas tónico-clónicas?

Si su hijo ha tenido una crisis convulsiva, lo más probable es que su médico quiera que lo vea un neurólogo pediátrico (un médico que trata los problemas del cerebro, la médula espinal y otras partes del sistema nervioso en los niños). El neurólogo hará preguntas sobre qué ocurrió durante la crisis y explorará a su hijo.

Para saber de qué tipo de crisis se trata, es posible que el médico pida pruebas como las siguientes:

¿Cómo se tratan las crisis generalizadas tónico-clónicas?

Las crisis generalizadas tónico-clónicas se pueden tratar con:

Algunos niños dejan de tener crisis generalizadas tónico-clónicas cuando se hacen mayores. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

El médico de su hijo lo ayudará a crear un plan para su hijo y le hablará sobre:

  • qué medicamentos debe tomar
  • si hay algún “desencadenante" (como la fiebre, la falta de sueño o algún medicamento) que le facilitar las crisis convulsivas
  • cualquier precaución que deba seguir su hijo mientras nade o se bañe
  • si su hijo debería llevar una pulsera de alerta médica
  • si su hijo en edad adolescente puede o no conducir
  • cómo garantizar la seguridad de su hijo cuando tenga una crisis convulsiva. Comparta esa información con otros cuidadores de su hijo, entrenadores, profesores y demás personal de la escuela de su hijo.

Llame al 911 de inmediato si la crisis convulsiva dura más de 5 minutos o si su hijo está teniendo una crisis convulsiva detrás de otra. Es una urgencia médica.

Si su hijo vuelve a tener una crisis convulsiva, registre:

  • cuándo ocurre
  • cuánto dura
  • qué ocurre justo antes de la crisis convulsiva
  • que ocurre durante y después de la crisis convulsiva

Esta información ayudará al médico de su hijo a encontrar el mejor tratamiento para sus crisis convulsivas.

¿Qué más debería saber?

Si su hijo tiene crisis convulsivas, tranquilícelo asegurándole que no está solo. El médico de su hijo y el equipo médico que lo lleva pueden responder a sus preguntas y darle apoyo. También pueden recomendarle un grupo de apoyo en su localidad. Las organizaciones en línea también lo pueden ayudar, como las siguientes:

Reviewed by: Amy W. Anzilotti, MD
Date Reviewed: 10-07-2021

Read this article in English

What next?