Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Cetoacidosis diabética

¿Qué es la cetoacidosis diabética?

En la cetoacidosis diabética la sangre es demasiado ácida. Esto ocurre cuando el cuerpo usa grasa para obtener energía en vez de usar azúcar, lo que da lugar a que se formen cetonas. Las personas con una diabetes tipo 1 o una diabetes tipo 2 pueden desarrollar cetoacidosis diabéticas cuando tienen demasiada cantidad de azúcar en sangre y la tienen demasiado alta durante demasiado tiempo y no tienen suficiente cantidad de insulina en el cuerpo. 

La cetoacidosis diabética es una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato. Lo bueno es que casi siempre se puede prevenir. 

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la cetoacidosis diabética?

Los síntomas de la cetoacidosis diabética aparecen cuando el azúcar en sangre sube demasiado (hiperglucemia). Entre sus síntomas, se encuentran los siguientes: 

  • falta de energía 
  • tener mucha sed 
  • orinar mucho
  • boca seca y deshidratación

Si el azúcar se mantiene alto, pueden aparecer síntomas más graves, que se deben tratar en un servicio de urgencias. Entre ellos, se incluyen los siguientes: 

  • náuseas o vómitos
  • dolor abdominal
  • aliento de olor afrutado
  • confusión
  • somnolencia extrema
  • respiración rápida y profunda

Cuando una cetoacidosis diabética no se trata de inmediato puede causar un coma diabético. El hecho de tener una sangre demasiado ácida hace que el cuerpo deje de funcionar como debería funcionar y la persona pierde la conciencia. 

¿Cuál es la causa de la cetoacidosis diabética?

He aquí un ejemplo de cómo una elevada concentración de azúcar en sangre puede llevar a una cetoacidosis diabética: 

  1. Una persona se pone enferma, está bajo estrés o no toma insulina de acuerdo con su plan de control de la diabetes. 
  2. Sin suficiente cantidad de insulina, el azúcar en sangre no puede entrar en las células. Por eso, la concentración de azúcar en sangre sube por encima de los márgenes saludables (hiperglucemia).
  3. El cuerpo usa la grasa a modo de combustible, enviando cetonas a la sangre. 
  4. Las cetonas hacen que la sangre se vuelva demasiado ácida. 
  5. Y la excesiva acidez de la sangre hace que los órganos del cuerpo dejen de funcionar bien. 

¿Cómo se diagnostica la cetoacidosis diabética?

Cuando un niño llega a un hospital con síntomas de cetoacidosis diabética, el equipo médico le hará un análisis de sangre y de orina para estar seguro. En estos análisis, le medirán la cantidad de azúcar, cetonas y ácidos en la sangre y la cantidad de cetonas y azúcar en la orina (pis).

¿Cómo se trata la cetoacidosis diabética?

La cetoacidosis diabética es una emergencia y se debe tratar de inmediato. Su tratamiento implica administrar insulina y líquidos por vía intravenosa (VI). Las personas con cetoacidosis diabética se deben someter a una atenta observación hospitalaria hasta que sus concentraciones de azúcar y de ácidos en sangre entren dentro de los márgenes saludables y ellas se encuentren mejor. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Ayude a prevenir la cetoacidosis diabética siguiendo el plan de control de la diabetes de su hijo para mantener sus concentraciones de azúcar en sangre dentro de unos márgenes saludables. Ese plan le indica cómo hacerlo e incluye instrucciones específicas sobre:

  • cuáles son sus márgenes de azúcar en sangre saludables
  • cuándo y cómo medirle a su hijo el azúcar en sangre
  • cuándo y cómo medirle a su hijo las cetonas en orina 
  • cuándo administrarle insulina a su hijo y en qué cantidad
  • comer comidas saludables
  • hacer abundante ejercicio físico 
  • qué hacer cuando su hijo se ponga enfermo

Puesto que la cetoacidosis diabética es grave, usted necesita contar con un plan por si acaso. He aquí cómo prepararse:

  • Informe a los demás. Informe a todos los adultos de su familia, cuidadores y personal de la escuela de su hijo sobre la cetoacidosis diabética. Asegúrese de que saben qué hacer si su hijo tiene una emergencia médica, y cuándo tienen que llamar al 911.
  • Consiga una identificación médica. Todos los niños y adolescentes con diabetes deben llevar una identificación médica (en forma de collar o pulsera) constantemente. Asegúrese de incluir su contacto en la identificación médica de su hijo. 
  • Mida las cetonas. Usted debe medir las cetonas en orina de su hijo siempre que se ponga enfermo, que tenga síntomas de cetoacidosis diabética o que tenga alta la concentración de azúcar en sangre. El plan médico de su hijo le indicará qué concentraciones de azúcar en sangre deben ir seguidas de una medición en la orina. En muchos planes médicos, suele ser de 250 mg/dl.
  • Sepa cuándo llamar al equipo médico. Si la concentración de azúcar en sangre de su hijo es alta, su orina contiene cetonas o hay otra cosa que le preocupa, contacte con el equipo médico que lleva la diabetes de su hijo. Ellos contestarán a sus preguntas y le enseñarán cómo recuperar una concentración de azúcar en sangre que entre dentro de los márgenes saludables. 

Cualquier persona con diabetes puede tener lecturas de azúcar en sangre altas de vez en cuando, incluso si está siguiendo al pie de la letra su plan de control de la diabetes. Lo más importante es que supervise las concentraciones de azúcar en sangre de su hijo cada día, actúe si obtiene una lectura alta y conozca los signos y los síntomas de la cetoacidosis diabética. Si está preparado, tendrá la confianza de saber gestionar cualquier desafío que se le pueda presentar. 

Reviewed by: Melanie L. Pitone, MD
Date Reviewed: 10-11-2021

Read this article in English

What next?