Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Primeros auxilios: Quemaduras

Las quemaduras por escaldadura provocadas por el agua u otros líquidos muy calientes son el tipo de quemadura más frecuente en la primera infancia. Puesto las quemaduras van de leves a de riesgo vital, algunas de ellas se pueden tratar en casa, mientras que otras requieren cuidados médicos de urgencia. 

¿Qué hacer?

Si su hijo se hace una quemadura severa, llame al 911 de inmediato. Mientras espera a que llegue la ayuda, inicie estos tratamientos: 

  • Extraiga la ropa de la zona quemada, salvo si está pegada a la piel.
  • Haga correr agua templada (no fría) sobre la herida hasta que se le alivie el dolor.
  • Aplique con suavidad una gasa o vendaje o bien un paño o una toalla que sean suaves al tacto. 
  • Si su hijo está despierto y alerta, ofrézcale ibuprofeno o paracetamol para aliviarle el dolor.
  • No aplique ninguna pomada, mantequilla ni otro tipo de tratamiento sobre la quemadura porque la podría empeorar.
  • No reviente ninguna ampolla que se haya formado en la piel de su hijo. 

Haga que su hijo reciba ayuda médica urgente si:

  • El área quemada es grande (cúbrala con un paño o una toalla que estén limpios y que sean suaves al tacto).
  • La quemadura ha sido provocada por el fuego, un cable eléctrico, un enchufe o productos químicos. 
  • La quemadura afecta a la cara, las manos, los pies, una articulación o los genitales. 
  • La quemadura parece estar infectada. Entre los signos de infección, se incluyen los siguientes: hinchazón, formación de pus, incremento del enrojecimiento o franjas rojas en la piel cerca del área quemada. 

¡Anticipar es la mejor prevención!

  • Tenga cuidado cuando use velas, calefactores y planchas para rizar o alisar el cabello. 
  • Mantenga a su hijo alejado de los radiadores. 
  • Mantenga las bebidas calientes fuera del alcance de los bebés y de los niños pequeños. 
  • Revise la temperatura del agua antes de meter a su hijo en la bañera. 
  • Revise las pilas de los detectores de humo por lo menos una vez al mes. 
  • Tenga siempre un extintor en la cocina. 
  • No deje que los niños pequeños jueguen en la cocina mientras otra persona esté cocinando.

Reviewed by: Kate M. Cronan, MD
Date Reviewed: 11-02-2019

Read this article in English

What next?