Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Primeros auxilios: Mordeduras de animales

Las mordeduras y los arañazos de animal que rompen la piel a veces se pueden infectar. Algunas mordeduras necesitan puntos, mientras que hay otras que se curan por sí solas. 

Raramente, una mordedura de animal puede conducir a la rabia, una infección de riesgo vital. Los murciélagos, los mapaches, los zorrillos y los zorros son los animales que causan la mayoría de los casos de rabia. 

¿Qué hacer? 

  • Lave el área de la mordedura con agua y jabón. Si la herida sangra, aplique presión sobre el área afectada con una gasa estéril o un paño limpio. 
  • Si la hemorragia se detiene, aplique pomada antibiótica sobre el área. 
  • Cubra el área con una gasa estéril o un vendaje. 
  • Si su hijo presenta dolor, dele paracetamol o ibuprofeno

Pida ayuda médica si:

  • La mordedura procede de: 
    • un animal salvaje o callejero 
    • una mascota que no llevaba al día sus vacunas contra la rabia
    • un animal que se comporta de una forma extraña 
  • La mordedura ha roto la piel de su hijo.
  • La herida afecta a la cara, el cuello, las manos o los pies del niño o la zona afectada está cerca de una articulación. 
  • La mordedura o el arañazo se ponen rojos, calientes, se hinchan o duelen más.
  • Su hijo no lleva actualizado su calendario de vacunación o no se ha puesto la vacuna del tétanos en los últimos 5 años. 

Si su hijo necesita tratamiento médico, tenga a mano la siguiente información:

  • el tipo de animal que lo ha mordido 
  • la fecha de la última vacuna contra la rabia que le pusieron al animal, si la conoce
  • cualquier comportamiento extraño que haya presentado el animal 
  • la ubicación del animal, si la conoce
  • si el animal que ha atacado a su hijo es salvaje o ha sido capturado por el servicio de control de animales 
  • la cartilla de vacunación de su hijo 
  • un listado de los medicamentos a los que su hijo es alérgico 

¡Anticipar es la mejor prevención! 

Muchas mordeduras de animal se pueden prevenir. Vigile de cerca a los niños pequeños cuando estén cerca de animales, incluso de sus mascotas. Enseñe a su hijo a no molestar ni fastidiar a las mascotas, a respetarlas y a tratarlas con suavidad y a mantenerse alejado de los animales salvajes o callejeros. 

Reviewed by: Kate M. Cronan, MD
Date Reviewed: 10-05-2018

Read this article in English

What next?