Skip to main content
Go to homepage

Print Page

¿Cómo hacen los médicos las pruebas de las alergias alimentarias?

¿Cómo hacen los médicos las pruebas de las alergias alimentarias?
Deborah

Los médicos suelen utilizar una combinación de pruebas de piel y sangre para detectar una alergia alimentaria.

Durante la prueba de piel, un médico especializado en alergias (alergólogo) o una enfermera coloca una pequeña cantidad de un líquido, que contiene un alérgeno, sobre la piel mediante un pequeño rasguño o pinchazo en la piel. Los alergólogos suelen hacer las pruebas cutáneas (de piel) en el antebrazo o la espalda de sus pacientes. Luego, el alergólogo espera aproximadamente 15 minutos para ver si se forma una protuberancia roja y elevada (llamada roncha). Si esto ocurre, podría tratarse de una alergia. El alergólogo usará una regla para medir la roncha y el enrojecimiento a su alrededor.

Si una persona pudiera ser alérgica a más de una cosa (o si no está claro qué es lo que le está desencadenando sus síntomas de alergia) lo más probable es que el alergólogo le haga pruebas cutáneas con varios alérgenos al mismo tiempo.

Las pruebas cutáneas pueden dar picazón durante un rato, pero esto suele mejorar después de unos 30 minutos. Si su hijo tiene picazón después de la prueba, el alergólogo podría darle un antihistamínico para tomar por boca o aplicar una crema tópica con esteroides en la espalda o el brazo de su hijo para aliviar la picazón.

Cuando el resultado de una prueba cutánea da positivo para determinado alimento, eso significa que esa persona podría ser alérgica a ese alimento. El alergólogo también puede solicitar un análisis de sangre y enviar una pequeña muestra de sangre a un laboratorio para que sea analizado. En el laboratorio, se buscarán anticuerpos IgE a alimentos específicos. Nuevamente, si hay anticuerpos IgE a un alimento, significa que la persona podría ser alérgica a este alimento.

Pero, si los resultados de las pruebas cutáneas y el análisis de sangre no están claros, es posible que el alergólogo decida hacer lo que se conoce como una prueba de provocación por boca. Durante la prueba de provocación por boca, se le van administrando al paciente cantidades cada vez mayores del posible alérgeno alimentario mientras el médico observa atentamente los síntomas que presenta.

Como las alergias alimentarias pueden desencadenar reacciones graves en algunas personas, las pruebas de provocación se deben hacer en la consulta del alergólogo o en un hospital que permita acceder a medicamentos y a especialistas capaces de controlar estas reacciones alérgicas graves. La mayoría de las veces, esta prueba se realiza para saber si alguien ha superado con la edad una alergia alimenticia que le habían diagnosticado previamente.

¿Qué ocurre si la prueba detecta una alergia?

Si resulta que su hijo tiene una alergia, el alergólogo trabajará con usted en un plan de tratamiento para mantener seguro a su hijo. Aprenderá cómo ayudarlo a evitar los alimentos que no son seguros. El médico también le recetará un medicamento de emergencia (llamado epinefrina) para que su hijo lo lleve siempre encima por si presenta una reacción alérgica grave.

Reviewed by: Hillary B. Gordon, MD
Date Reviewed: 01-11-2021

Read this article in English

What next?