Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Síndrome de intestino corto

¿Qué es el síndrome de intestino corto?

El síndrome de intestino corto ocurre cuando el intestino delgado es demasiado corto. Un intestino corto no puede absorber la cantidad suficiente de los nutrientes que los niños necesitan para crecer, como el agua, las proteínas, las grasas y los azúcares. Los alimentos que no se absorben por completo permanecen en el intestino y pueden causar diarrea, que puede llevar a la deshidratación, la malnutrición y otros problemas.

Los niños con síndrome de intestino corto suelen necesitar nutrición parenteral para ayudarles a crecer. Este tipo de nutrición se lleva a cabo a través de una vía intravenosa especial (VI). 

¿Cuáles son los signos y los síntomas del síndrome de intestino corto?

Los síntomas más frecuentes del síndrome de intestino corto son: 

  • hinchazón abdominal, gases, dolor abdominal
  • diarrea y heces malolientes
  • pérdida de peso
  • escaso crecimiento
  • deficiencias de vitaminas y minerales

¿Cuáles son las causas del síndrome de intestino corto?

El síndrome de intestino corto puede ocurrir cuando el intestino de un niño sufre una lesión y los médicos le tienen que extraer una parte a través de una operación. 

Entre las afecciones que pueden dañar o lesionar el intestino delgado de esta manera, se incluyen las siguientes: 

¿Cómo se diagnostica el síndrome de intestino corto?

El síndrome de intestino corto se suele desarrollar debido a una emergencia mientras el niño está en un hospital. El médico de su hijo le explicará el plan de diagnóstico y de tratamiento antes de dar de alta a su hijo. 

Los niños con este síndrome necesitarán recibir cuidados médicos de seguimiento regulares. Durante estas visitas, el médico de su hijo hará preguntas sobre la salud de su hijo y le hará una exploración física.

Es posible que el médico también pida análisis de sangre y pruebas de diagnóstico por la imagen, como radiografías o tomografías computadas (TC).

¿Cómo se trata el síndrome de intestino corto?

El tratamiento del síndrome de intestino corto depende de lo grave que sea. Será distinto en cada niño y puede implicar una combinación de:

  • nutrición parenteral
  • llevar una dieta saludable, lo que puede suponer evitar algunos alimentos 
  • recibir los alimentos o la leche de fórmula a través de una sonda de alimentación
  • tomar medicamentos que ayudan a tratar la diarrea
  • tomar suplementos nutricionales 
  • trabajar con terapeutas 
  • operaciones para ayudar al intestino a funcionar mejor 
  • remisión a un centro médico especializado en trasplantes de intestino 

A los niños con síndrome de intestino los atienden equipos médicos especializados en esta afección. Estos equipos suelen incluir a:

  • un médico especializado en problemas digestivos, llamado gastroenterólogo pediátrico
  • un cirujano pediátrico para llevar a cabo operaciones u otros procedimientos quirúrgicos
  • un dietista o nutricionista para supervisar el crecimiento del niño y ayudarlo a llevar una nutrición adecuada 
  • un trabajador social, para ayudar a la familia a recibir el apoyo que necesita
  • un logopeda para ayudar en los problemas de alimentación 
  • otros especialistas que sean necesarios 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Asegúrese de llevar a su hijo a todas sus revisiones médicas regulares. El médico hablará con usted sobre muchas cosas, incluyendo su crecimiento, su dieta y su desarrollo general. 

Reviewed by: Abigail E. Martin, MD
Date Reviewed: 10-12-2020

Read this article in English

What next?