Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Hacerse una ecografía

¿Qué es una ecografía?

Una ecografía es una prueba médica que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para crear imágenes en vivo del interior del cuerpo. También llamado "sonograma" o "ultrasonido", las ecografías permiten a los médicos ver los tejidos blandos del cuerpo, lo que no pueden hacer las radiografías.

Los médicos solicitan ecografías por muchas razones. Una de ellas es buscar las causas del dolor, la hinchazón y la infección. Las ecografías son seguras e indoloras.

¿Cómo nos preparamos para una ecografía?

Para ayudar a su hijo a prepararse para una ecografía, averigüe si debe ayunar (no comer ni beber) o si debe dejar de tomar medicamentos antes del estudio. Dependiendo del tipo de ecografía, los niños pueden necesitar un poco de preparación. Pero en caso de emergencia, se puede realizar una ecografía sin ninguna preparación.

Algunos niños pequeños se pueden asustar al ver el aparato que se usa para hacer ecografías. Para ayudar a aliviar cualquier temor, explique en términos simples cómo se realiza la prueba y por qué es necesaria.

Los padres se suelen poder quedar con sus hijos durante la ecografía. Anime a su hijo a relajarse durante el estudio, ya que los músculos tensos pueden dificultar la obtención de imágenes claras.

¿Cómo se hacen las ecografías?

Su hijo se pondrá una bata de tela y se recostará en una camilla. La sala suele estar a oscuras para que se puedan ver las imágenes con claridad en la pantalla de la computadora.

Un técnico (ecografista) capacitado en imágenes de ultrasonido primero esparce un gel transparente y tibio en el área que se analizará. Este gel ayuda a la transmisión de las ondas sonoras. Luego, usa un pequeño transductor (o varilla) que envía ondas sonoras de alta frecuencia al cuerpo. Las ondas de sonido se mueven a través del cuerpo hasta que algo las detiene, como un hueso o un líquido. Estas ondas rebotan. Una computadora mide cómo rebotan (hacen eco) y transforma las ondas de sonido en imágenes para ser estudiadas.

Es posible que su hijo note una ligera presión en la cadera mientras se desplaza el transductor sobre ella y que note el gel húmedo o frío. Ayude a su hijo a permanecer quieto durante el estudio, de manera que las ondas de sonido puedan producir buenas imágenes. Es posible que el técnico le pida que cambie de posición mientras esté acostado o que sostenga la respiración durante breves momentos.

Los bebés pueden llorar, especialmente si los están sosteniendo, pero esto no afectará la reproducción de imágenes.

A veces, entrará un médico al final de la prueba para conocer al niño y tomar algunas imágenes más. Las ecografías suelen llevarse a cabo en menos de 30 minutos.

 

 

ultrasound_illustration

¿Cuándo estarán listos los resultados?

Las imágenes son revisadas por un radiólogo (un médico capacitado en leer e interpretar imágenes de rayos X y ecografías). Enviarán los resultados a su médico, quien los revisará con usted. Si los resultados de la prueba sugieren un problema, su médico puede pedir que se hagan más pruebas.

Si se trata de una emergencia, los resultados de la ecografía están disponibles rápidamente. De lo contrario, los resultados suelen estar listos al cabo de 1 o 2 días. En la mayoría de los casos, los resultados no se pueden entregar a la familia o al paciente en el momento de la prueba.

¿Las ecografías se asocian a algún riesgo?

Las ecografías se consideran un procedimiento seguro y se asocian a riesgos mínimos. En esta prueba no se usa ningún tipo de radiación.

¿Y si tengo preguntas? 

Si tiene preguntas sobre la ecografía o los resultados de la prueba, hable con su médico.

Reviewed by: Larissa Hirsch, MD
Date Reviewed: 15-01-2022

Read this article in English

What next?