Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Clamidia

¿Qué es la clamidia?

La clamidia es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) común y curable. El tratamiento puede detener la propagación de la infección y ayudar a prevenir problemas a largo plazo.

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) (a veces llamadas "infecciones de transmisión sexual") son infecciones que se transmiten a través de las relaciones sexuales (vaginales, orales o anales). Algunas enfermedades de transmisión sexual se pueden contagiar por el contacto directo con los genitales o con fluidos corporales.

¿Cómo se contrae la clamidia?

La clamidia se contrae a través las relaciones sexuales (vaginales, orales o anales) con una persona infectada. La mayoría de las personas con clamidia no tienen síntomas, por lo que pueden propagar la infección sin darse cuenta.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la clamidia? 

La clamidia generalmente no causa síntomas. Cuando los hay, los síntomas pueden incluir:

  • flujo vaginal, o secreción procedente del pene o el ano
  • dolor en la parte baja del vientre
  • fiebre
  • dolor al orinar

¿Cuáles son las causas de la clamidia?

Un tipo de bacteria, Chlamydia trachomatis, es la que causa la clamidia.

¿Cómo se diagnostica la clamidia?

Para saber si una persona tiene clamidia, los profesionales de la salud le analizan:

  • líquido o secreción de la vagina, la uretra, el ojo o el ano
  • la orina (pis)

¿Cómo se trata la clamidia?

Los profesionales del cuidado de la salud tratan la clamidia con antibióticos. Es importante volver a hacerse la prueba 3 meses después de finalizar el tratamiento para asegurarse de que la infección se ha curado (incluso, aunque no haya ningún síntoma).

Para que la infección desaparezca, hay que hacer lo siguiente:

  • Tomar los antibióticos exactamente de la manera indicada. No debe dejar de tomar el medicamento antes de tiempo, porque la infección podría reaparecer.
  • Decirles a todas la parejas con las que se han mantenido relaciones sexuales en los últimos 2 meses que se hagan la prueba y reciban tratamiento (incluso si no tienen síntomas).
  • No tener relaciones sexuales hasta que su hijo y sus parejas hayan recibido tratamiento y todos los síntomas de clamidia hayan desaparecido (como dolor en la parte inferior del abdomen; fiebre; secreción inusual de la vagina, el pene o el ano; y dolor al orinar).

Las personas pueden volver a contraer clamidia si:

  • Sus parejas no reciben tratamiento con antibióticos.
  • Reciben tratamiento pero después mantienen relaciones sexuales con otra persona que tiene clamidia.

¿Qué problemas pueden surgir?

Si no se trata, la clamidia puede provocar:

  • en las chicas: enfermedad inflamatoria pélvica, que pueden dañar el aparato reproductor
  • en los chicos: hinchazón en los testículos y en los tubos en la parte posterior de los testículos
  • esterilidad: problemas para quedar embarazada (en las muchachas) o para embarazar a alguien (en los muchachos)

¿Es posible prevenir la clamidia?

La única manera de prevenir la clamidia y otras enfermedades de transmisión sexual consiste en no mantener relaciones sexuales (orales, vaginales o anales). 

Si alguien decide tener relaciones sexuales, puede reducir el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual al hacer lo siguiente:

  • usar un condón de látex cada vez que tengan relaciones sexuales (vaginales, orales o anales)
  • hacerse una prueba para detectar enfermedades de transmisión sexual antes de tener relaciones sexuales con una nueva pareja
  • solo tener sexo con una pareja (que no tiene sexo con otras personas)

Todas las personas sexualmente activas deben hacerse análisis de enfermedades de transmisión sexual todos los años o con más frecuencia si el profesional del cuidado de la salud se lo recomienda).

Reviewed by: Amy W. Anzilotti, MD
Date Reviewed: 10-01-2022

Read this article in English

What next?