Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Infecciones vaginales por hongos

¿Qué son las infecciones vaginales por hongos?

Las infecciones por hongos (también conocidas como “candidiasis”) son unas infecciones habituales provocadas por la levadura Candida albicans, un tipo de hongo. Suelen ocurrir en las partes más calientes y húmedas del cuerpo, como la boca y las zonas más húmedas de la piel. 

Cuando la infección afecta a la vagina, se conoce como "candidiasis vulvovaginal". Las infecciones vaginales por hongos abundan entre las chichas, y muchas de ellas tendrán una infección de este tipo en algún momento de la vida. Las infecciones vaginales por hongos no son una ETS (enfermedad de transmisión sexual).

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las infecciones vaginales por hongos?

Las infecciones vaginales por hongos pueden causar:

  • picor e irritación en la vagina
  • enrojecimiento, inflamación o picor en la vulva (los pliegues de piel que hay justo en el exterior de la vagina)
  • un flujo vaginal espeso y blanco, con un aspecto similar al requesón y que suele ser inodoro, aunque puede oler a pan o levadura
  • dolor o escozor al orinar (hacer pis) o al mantener relaciones sexuales.

Si tienes algunos de estos síntomas, ve a tu médico o ginecólogo. Es fácil confundir los síntomas de una infección por hongos con los de algunas ETS (enfermedades de trasmisión sexual) y otras infecciones vaginales. Tu médico querrá estar seguro de que tienes una infección vaginal por hongos.

Si es así, te recetará el tratamiento adecuado para eliminarte los síntomas y curarte la infección rápidamente. 

¿Cuáles son las causas de las infecciones vaginales por hongos?

Tener pequeñas cantidades de levaduras del género Candida sobre la piel y dentro de la boca, el tubo digestivo y la vagina es normal. Un sistema inmunitario sano y algunas bacterias "buenas" o beneficiosas para el organismo pueden mantener bajo control la cantidad de levaduras presentes en el cuerpo de una persona. 

Pero la cantidad de levaduras puede crecer excesivamente en la vagina y generar los síntomas propios de una infección por hongos. El estrés, el embarazo y las enfermedades que afectan al sistema inmunitario favorecen que los hongos se multipliquen. También lo favorecen algunos medicamentos, como algunos anticonceptivos orales (la píldora) y los esteroides. Si estás tomando antibióticos, como los que se utilizan para tratar la faringitis estreptocócica, estos medicamentos pueden matar también a las bacterias "buenas" que mantienen a raya a los hongos. Las levaduras también proliferan cuando la concentración de azúcar en sangre es alta. Las chicas con una diabetes no controlada son más proclives a desarrollar infecciones por hongos. 

Las infecciones vaginales por hongos le pueden ocurrir a cualquier chica. Muchas chicas comprueban que este tipo de infecciones tienden a aparecer justo antes de la menstruación, debido a las fluctuaciones hormonales propias del ciclo menstrual. La ropa (sobre todo las prendas de ropa interior) que se lleva demasiado ajustada y/o que está fabricada con tejidos como el nylon, que retiene el calor y la humedad, favorece este tipo de infecciones. Los jabones perfumados y las duchas vaginales pueden alterar el saludable equilibrio bacteriano de la vagina, de modo que también favorecen las infecciones vaginales por hongos.

¿Cómo se diagnostican las infecciones vaginales por hongos?

Tratar una infección vaginal por hongos es sencillo, pero es importante que vayas al médico para que te la diagnostique. Hay otras infecciones que causan síntomas similares a los de la candidiasis vaginal pero que requieren tratamientos diferentes. 

En la visita, es posible que el médico te pida una muestra de orina, para descartar una infección del tracto urinario y que te extraiga una muestra de flujo vaginal para examinarla al microscopio. 

¿Cómo se tratan las infecciones vaginales por hongos?

Si tienes una infección vaginal por hongos, lo más probable es que el médico te recete unas pastillas para que te las tomes, o bien una crema, comprimidos o supositorios de aplicación vaginal. Cuando llegues a casa, sigue atentamente las instrucciones del envase. Las cremas, comprimidos y supositorios vaginales suelen venir con un aplicador que ayuda a introducirse el medicamento en la vagina, donde empezará a actuar. 

Si estás utilizando un tratamiento vaginal y mantienes relaciones sexuales, deberías dejar de mantenerlas hasta completar el tratamiento porque estos medicamentos pueden debilitar los condones y los diafragmas. 

Todos estos medicamentos te pueden eliminar los síntomas en un par de días y curarte la infección en una semana. Es importante que te mediques durante todo el tiempo que te indique tu médico. Si dejas de medicarte demasiado pronto, se te podría reactivar la infección. Si no notas ninguna mejoría pocos días después de terminar el tratamiento, llama a tu médico. 

Algunos de los medicamentos que se usan para tratar las infecciones por hongos se pueden comprar sin receta médica, pero no deberías comprarte ninguno hasta que tu médico que te haya hecho un diagnóstico. Si tuvieras otro tipo de infección, el problema se podría agravar por recibir un tratamiento inadecuado. Asimismo, los medicamentos de venta sin receta médica no los deben usar personas menores de 12 años ni chicas que podrían estar embarazas sin haber consultado antes a un médico. 

¿Los chicos pueden tener infecciones por hongos?

Los chicos pueden desarrollar infecciones en la cabeza del pene (o glande) provocadas por las mismas levaduras que provocan las infecciones vaginales por hongos en las chicas. Los chicos con diabetes o que toman antibióticos durante bastante tiempo son más proclives a contraer este tipo de infecciones. Un chico con una infección por hongos en el pene puede no presentar ningún síntoma o bien tener la cabeza del pene enrojecida, dolorida y con picores. Algunos chicos también pueden presentan una leve secreción procedente del pene o dolor al orinar. 

Los chicos que no están circuncidados deben tener un cuidado especial al limpiarse el área de debajo el prepucio. Los pliegues húmedos y calientes del prepucio son un medio perfecto para que proliferen las levaduras. Mantener la zona bien limpia y seca puede contribuir a evitar las infecciones por hongos. Pero, si tienen síntomas, deberán ir al médico para recibir un tratamiento adecuado.

¿Se pueden prevenir las infecciones vaginales por hongos?

En la mayoría de las chicas, no hay forma de prevenir las infecciones por hongos. Te puedes sentir más cómoda llevando ropa de algodón transpirable y evitando los espráis y las duchas vaginales. Llevar ropa interior de algodón también ayudar a prevenir las infecciones vaginales por hongos. 

Si tienes una diabetes, el hecho de mantener estable tu concentración de azúcar en sangre es la mejor forma de evitar este tipo de infecciones. 

Si crees que podrías tener una infección vaginal por hongos, llama a tu médico para que te aconseje. No tomes restos de antibióticos que te hayan sobrado en ocasiones anteriores ni los antibióticos u otros medicamentos recetados a otras personas. Podrían ser inadecuados para tu afección. Además, tomar antibióticos cuando no es necesario favorece las infecciones por hongos. 

Las infecciones vaginales por hongos son molestas, sobre todo si ocurren a menudo. Para ayudar a evitarlas, sigue las recomendaciones de tu médico, lleva ropa interior de algodón y trata de llevar prendas de ropa holgadas. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Reviewed by: Larissa Hirsch, MD
Date Reviewed: 01-06-2020

Read this article in English

What next?