Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Úlceras

¿Qué es una úlcera?

Una úlcera es una llaga abierta y dolorosa. Las úlceras pépticas afectan al estómago y la parte más elevada del intestino delgado, que recibe el nombre de "duodeno". Las úlceras que aparecen en el estómago también reciben el nombre de "úlceras estomacales" o "úlceras gástricas". Las que aparecen en el duodeno también reciben el nombre de "úlceras del duodeno".

Las úlceras pépticas son frecuentes, pero afectan principalmente a los adultos. La mayoría de ellas se pueden curar.

¿Cuáles son las causas de una úlcera?

La mayor parte de las úlceras pépticas se deben a lo siguiente:

  • una bacteria, llamada Helicobacter pylori (o H. pylori) que infecta el estómago y la parte alta del intestino. Esta bacteria debilita el revestimiento protector del estómago y la parte superior del intestino delgado. El ácido presente en el estómago llega al revestimiento sensible que se encuentra debajo. El ácido y las bacterias irritan este revestimiento y causan úlceras.
  • el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno y la aspirina. Estos medicamentos combaten la inflamación y ayudan a tratar afecciones dolorosas y de largo plazo, como la artritis. En algunas personas, tomar dosis elevadas de AINE durante un largo período de tiempo puede causar úlceras. 
  • fumar. El cigarrillo aumenta el riesgo de padecer úlceras porque la nicotina hace que el estómago produzca más ácido. Beber mucho alcohol todos los días durante un período de tiempo también puede aumentar el riesgo de una persona de padecer úlceras. Con el tiempo, el alcohol puede desgastar el revestimiento del estómago y los intestinos.

A veces, las úlceras pueden deberse al estrés. Esto suele ocurrir únicamente cuando una persona tiene una enfermedad que implica mucho estrés físico o emocional. Cualquier enfermedad que haga que al cuerpo le cueste recuperarse (como quemaduras graves debido a un incendio) también puede aumentar las probabilidades de que una persona tenga una úlcera.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las úlceras pépticas?

La señal más frecuente de una úlcera es el dolor abdominal. Suele provocar dolores agudos entre el esternón y el ombligo. En general, el dolor aparece unas pocas horas después de comer. También puede aparecer durante la noche o temprano por la mañana, cuando el estómago está vacío. A veces, es posible aliviar el dolor comiendo algo o tomando un antiácido.

Otros síntomas de las úlceras son los siguientes:

  • pérdida del apetito
  • dolores repentinos y agudos en el estómago
  • náuseas
  • eructos o hipo muy frecuentes
  • pérdida de peso
  • vómitos (si hay sangre en el vómito o si el vómito parece tener granos de café, llama inmediatamente al médico porque esto solo ocurre con las úlceras graves) 
  • movimientos de vientre sanguinolentos o negruzcos (podría ser un indicador de un problema grave; por lo tanto, llama inmediatamente al médico)

Cualquier persona que crea tener una úlcera debe ver al médico. Si las úlceras no reciben tratamiento, pueden agrandarse y hacerse más profundas. Esto puede causar otros problemas, como sangrado en el tracto digestivo o un orificio en la pared del estómago o del duodeno, lo cual puede resultar grave.

¿Cómo se diagnostican las úlceras?

Para diagnosticar una úlcera péptica, los médicos hacen una exploración física, preguntan sobre los síntomas y crean una historia clínica. Si tienes dolor de estómago u otro síntoma de una úlcera, el médico te hará algunas pruebas.

Una de esas pruebas es la seriada gastroduodenal. Se trata de radiografías del estómago, el duodeno y el esófago, que es el tubo muscular que une la boca con el estómago. El paciente bebe un líquido llamado "bario" mientras le hacen una radiografía. Si hay una úlcera, debe aparecer en la radiografía.

Otra prueba habitual para detectar una úlcera es la endoscopía. Para este procedimiento, el paciente debe ser sedado. A continuación, el médico coloca un endoscopio (un tubo pequeño y flexible con una pequeña cámara en un extremo) por la garganta y lo hace llegar hasta el estómago y el duodeno. Los médicos pueden ver el revestimiento del esófago, el estómago y el duodeno para ver si hay úlceras.

El médico también puede hacer un análisis de sangre en busca de la bacteria H. pylori. Esto puede ser importante si se encontró una úlcera con la seriada gastroduodenal. El análisis de sangre se puede hacer directamente en la consulta del médico. A veces, los médicos analizan una muestra de heces o del aliento de una persona para detectar la bacteria H. pylori.

¿Cómo se tratan las úlceras?

La mayoría de las úlceras relacionadas con H. pylori se pueden curar. El tratamiento requiere dos tipos de antibióticos y un antiácido. La persona debe tomar los antibióticos durante dos semanas y el antiácido durante dos meses, como mínimo. La úlcera puede tardar ocho semanas en curarse, pero el dolor suele desaparecer en unos pocos días o una semana.

¿Es posible prevenir las úlceras pépticas?

Los médicos no están seguros de cómo se contagia la bacteria H. pylori de una persona a otra. La bacteria se ha encontrado en la saliva; por lo tanto, es posible que se contagie por un beso. También se puede contagiar a través de los alimentos, el agua o el contacto con vómito infectados con la bacteria.

El uso habitual de antiinflamatorios no esteroideos puede causar problemas y sangrado gastrointestinal en algunas personas. El paracetamol no provoca úlceras en el estómago y es una buena alternativa a los AINE.

Al igual que con muchas infecciones, el lavado de manos a conciencia y con frecuencia es una parte importante de la prevención de las úlceras. Esto es sumamente importante después de ir al baño y antes de comer. Además, cuida de tu cuerpo haciendo ejercicio de forma regular, no fumes ni bebas.

Reviewed by: J. Fernando del Rosario, MD
Date Reviewed: 28-10-2021

Read this article in English

What next?