Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Seguridad en casa: Cómo prevenir las intoxicaciones

Muchas cosas que hay en los domicilios pueden ser venenosas si se usan de una forma equivocada o si se las encuentra un niño. Si conoce los posibles riesgos, podrá mantener a su hijo seguro. 

Medicamentos

  • Guarde todos los medicamentos (tanto los de venta con receta médica como los de venta libre) en un armario que se pueda cerrar con un pestillo o cierre de seguridad. Los niños se pueden subir al inodoro o a repisas del lavabo para acceder a objetos colocados muy arriba; por eso, es fundamental cerrar bien los armarios. 
  • Asegúrese de que todos los bolsos y carteras (tanto los suyos como de los invitados), que podrían contener medicamentos se guardan siempre fuera del alcance de los niños. 
  • Guarde siempre los medicamentos en sus envases originales. 
  • Esté al tanto de todos los medicamentos que haya en su casa y de cuántas pastillas quedan en cada envase. 
  • Si su hijo pasa mucho tiempo con algún pariente, sepa qué medicamentos hay en su domicilio y ayúdelo a mantenerlos fuera de la vista y del alcance de su hijo. 
  • No dé por sentado que un niño no puede abrir por sí mismo un paquete o envase de medicamentos. Los envases aparentemente resistentes a los niños no siempre son envases a prueba de niños. 
  • No prepare nunca la medicación ni se la dé a su hijo a oscuras. Podría darle una dosis equivocada o, incluso, un medicamento equivocado.
  • Nunca le diga a un niño que los medicamentos saben como las golosinas. 
  • Si su hijo ya es mayor o adolescente y se toma sus propios medicamentos, asegúrese de que conoce y sigue las normas de la familia sobre cómo guardar los medicamentos con seguridad. Y supervíselo siempre, asegurándose de que se toma la dosis correcta. 

Productos de limpieza y otras sustancias químicas de uso doméstico

  • Guarde los productos de limpieza y los espráis en un armario alto e inaccesible a los niños.
  • Utilice cierres o pestillos de seguridad en todos los armarios que contengan sustancias peligrosas. 
  • Guarde todos los productos de limpieza en sus envases originales. No introduzca nunca productos de limpieza en viejos recipientes, botellas o frascos donde antes guardaba alimentos o bebidas. 
  • Mientras esté limpiando o utilizando productos de limpieza, esté pendiente de los envases y de los cubos si hay niños cerca. 
  • No ponga nunca polvos insecticidas contra cucarachas ni veneno para ratas en suelo de su casa. No utilice insecticidas en espray en muebles o colchones. 
  • Guarde los recambios de los detergentes para lavar la vajilla o la ropa fuera de la vista y en un armario cerrado con llave o cierre de seguridad. 
  • El detergente para la vajilla en cápsulas es más peligroso que los demás tipos de detergentes. Si tiene un hijo menor de 6 años, use detergente en polvo o líquido en vez de en cápsulas.
  • Guarde todos los productos peligrosos relacionados con los automóviles (anticongelante, líquido para parabrisas) y la jardinería (abonos, repelentes de bichos) fuera del alcance de los niños y dentro de un área cerrada con llave o pestillo (idealmente, en el garaje, en el caso de que disponga de uno). Asegúrese de guardarlos según las instrucciones de sus embalajes. 

Alcohol

  • No deje bebidas alcohólicas en lugares donde los niños puedan acceder a ellas. Preste una atención especial durante las fiestas para adultos y esté pendiente de las bebidas de los invitados. Haga la limpieza poco después de que concluya la fiesta para que su hijo no se pueda encontrar bebidas dejadas por la casa. 
  • Guarde las botellas de alcohol en un armario cerrado con llave o pestillo que esté fuera del alcance de los niños. 
  • Algunos productos que puede haber en una casa contienen alcohol y se deben dejar lejos de los niños:
    • enjuagues bucales 
    • extractos alimenticios, como los de vainilla y almendra 
    • desinfectante para las manos 
    • perfumes y colonias 

La pintura que contiene plomo

  • Para evitar la pintura que contiene plomo, solo use cunas, tronas, juguetes y baúles para los juguetes que se hayan pintado después del año 1978, para que no puedan contener plomo. 
  • Si su casa es antigua, asegúrese de analizar si la pintura contiene plomo. Para obtener más información al respecto, llame, en los Estados Unidos, al National Lead Information Center (Centro Nacional de Información sobre el Plomo): (800) 424-LEAD (5323).
  • Manténgase bien informado sobre las retiradas de juguetes debido al uso de pintura con plomo. Se puede inscribir para recibir notificaciones por correo electrónico de la página web de la Consumer Product Safety Commission (CPSC) (Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EE.UU.).

Otros artículos 

  • No deje nunca productos cosméticos ni artículos de tocador al alcance de los niños. Preste una atención especial a los perfumes, los tintes y las lacas para el cabello, el esmalte y el quitaesmalte para las uñas y la crema para el calzado. 
  • Conozca el nombre de las plantas que tenga en su casa y en su patio. Coloque las plantas fuera del alcance de los niños cuando sea posible. Recuerde a su hijo que no se coma las plantas que se encuentren dentro o fuera de casa y vigílelo bien. 
  • Mantenga también a su hijo alejado de las plantas de temporada. Algunas plantas ornamentales (como el lirio, el acebo, la flor de pascua y el muérdago) son tóxicas. 
  • Deshágase de las pilas de botón usadas (como las de los relojes) de una forma segura, y guarde las pilas que todavía no haya utilizado fuera del alcance de los niños.

Esté bien preparado

Si está esperando a un bebé o si ya tiene un hijo, es recomendable que:

  • Ponga su casa a prueba de niños. Póngase a gatas en cada una de las habitaciones de su domicilio para verlas desde la perspectiva de un niño. Elimine o guarde bajo llave aquellos artículos que podrían ser peligrosos para su hijo. 
  • Aprenda técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la maniobra de Heimlich adaptada a las distintas edades para estar preparado en caso de emergencia.
  • Tenga los siguientes números de teléfono anotados cerca del teléfono (tanto para usted como para otros cuidadores):
    • teléfono del centro de toxicología: 1-800-222-1222
    • teléfono del médico de su hijo
    • teléfonos de los móviles de sus padres y de los lugares donde trabajan
    • teléfonos de un vecino o de un pariente que viva cerca de su domicilio (por si necesitara que otras personas vigilaran a sus otros hijos en caso de emergencia)

Incluso adoptando todas estas precauciones, los niños se pueden lesionar y los accidentes pueden ocurrir. Pero, si usted está bien preparado, podrá actuar con rapidez, confianza y seguridad en caso de emergencia. 

Reviewed by: Melanie L. Pitone, MD
Date Reviewed: 01-01-2020

Read this article in English

What next?