Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Miocardiopatía

¿Qué es la miocardiopatía?

La miocardiopatía ocurre cuando el músculo del corazón se debilita y se agranda. Esto dificulta que el corazón bombee sangre por todo el cuerpo tal y como debería. 

La miocardiopatía es una enfermedad grave. Su tratamiento puede ayudar a aliviar los síntomas y a veces a evitar que la enfermedad empeore, pero esta enfermedad no se suele poder curar. 

¿Qué ocurre en la miocardiopatía?

La miocardiopatía debilita el músculo cardíaco, o miocardio. Esto puede llevar al paciente a tener insuficiencia cardíaca, lo que significa que el corazón no es capaz de bombear sangre como debería. Si la sangre se atasca dentro del corazón, esto recibe el nombre de insuficiencia cardíaca congestiva (ICC). Esto provoca la hinchazón de piernas y tobillos (edema) y la acumulación de líquido dentro de los pulmones (edema pulmonar). 

La miocardiopatía también puede provocar una arritmia de riesgo vital (latido cardíaco anormal), problemas en las válvulas cardíacas y formación de coágulos de sangre. 

Tipos de miocardiopatías

Los distintos tipos de miocardiopatía son los siguientes:

  • miocardiopatía dilatada: el músculo cardíaco se vuelve más fino. Se trata del tipo más frecuente de miocardiopatía en los niños.
  • miocardiopatía hipertrófica: el músculo cardíaco se engrosa.  
  • miocardiopatía restrictiva: el músculo cardíaco se vuelve rígido. Los niños desarrollan raramente este tipo de miocardiopatía. 

Todos los tipos de miocardiopatías ocurren porque se producen cambios en el músculo cardíaco. Pero los síntomas, tratamientos y el pronóstico en cada uno de ellos son diferentes. 

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la miocardiopatía?

Algunas personas con miocardiopatía no tienen ningún síntoma. Hay otras que solo perciben signos de esta enfermedad cuando esta empeora. 

Los síntomas de la miocardiopatía van empeorando con el paso del tiempo. Cuando el paciente desarrolla una insuficiencia cardíaca, sus síntomas pueden incluir: 

  • estar muy cansado después de hacer una actividad normal
  • tener la frecuencia cardíaca muy rápida 
  • falta de aliento, respirar deprisa o tener problemas para respirar
  • dolor de pecho
  • hinchazón de piernas, tobillos y pies
  • hinchazón abdominal
  • en los bebés, problemas para alimentarse y escasa ganancia de peso (retraso del crecimiento)

Entre otros síntomas, también se incluyen las palpitaciones; el mareo, el aturdimiento, la sensación de desfallecimiento y el desmayo.

¿Cuáles son las causas de la miocardiopatía?

Los médicos no suelen poder identificar cuál es la causa de la miocardiopatía de una persona. Esto se conoce como miocardiopatía idiopática. 

Entre las cosas que pueden causar esta afección, se incluyen las siguientes:

  • infecciones
  • miocarditis (inflamación del músculo cardíaco)
  • trastornos metabólicos
  • la enfermedad de las arterias coronarias
  • deficiencias nutricionales
  • abuso de drogas y alcohol
  • exposición a toxinas
  • algunos medicamentos de la quimioterapia

Esta afección la pueden desarrollar personas de cualquier edad. Algunos tipos de miocardiopatías se dan por familias. Cuando a alguien le diagnostican una miocardiopatía, puede ser necesario que sus parientes cercanos se hagan pruebas para saber si también la tienen. 

¿Cómo se diagnostican las miocardiopatías?

Cómo diagnostican los médicos una miocardiopatía es algo que dependerá del tipo de miocardiopatía de que se trate. A veces, el problema se detecta pronto, cuando el niño desarrolla un soplo cardíaco.

Entre las pruebas que se usan para diagnosticar las miocardiopatías, se incluyen las siguientes:

¿Cómo se tratan las miocardiopatías?

Dependiendo del tipo de miocardiopatía y de lo enfermo que esté un niño, el tratamiento puede incluir: 

  • medicamentos para: 
    • mejorar cómo bombea sangre el corazón 
    • bajar la tensión arterial (para que el corazón no se tenga que esforzar tanto al bombear la sangre). 
    • eliminar el exceso de líquido acumulado dentro de los pulmones o el cuerpo.
    • tratar las arritmias
  • cirugía para mejorar la circulación sanguínea o prevenir las arritmias 
  • un dispositivo implantable para mejorar la circulación sanguínea o prevenir las arritmias 

Algunos niños necesitarán ingresar en una unidad de cuidados intensivos pediátrica (UCIP).

Si los medicamentos no funcionan después de administrarlos durante un período largo de tiempo, la mejor opción para tratar la insuficiencia cardíaca debida a una miocardiopatía suele ser un trasplante de corazón. La miocardiopatía es la causa más frecuente de trasplante de corazón en niños y adolescentes. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

La miocardiopatía es una enfermedad crónica (duradera). Pero, con la ayuda de un equipo de cardiología, muchos niños pueden encontrar la manera de estar activos y llevar una vida plena. 

Para ayudar a su hijo a recibir los mejores cuidados posibles:

  • Dele sus medicamentos tal y como se los receten sus médicos. 
  • Acuda con él a todas las visitas médicas que tenga programadas. 
  • Ayude a su hijo a hacer las actividades que su equipo médico le diga que es seguro que practique y a evitar aquellas que supongan asumir riegos. 

Puesto que su hijo tiene una afección cardíaca duradera, usted se puede sentir superado por la situación. Pero usted no está solo. Para encontrar apoyo, hable con todos los miembros del equipo médico que lleva a su hijo. Existen muchos recursos para ayudarlos, tanto a usted como a su hijo. También puede encontrar ayuda y apoyo en línea: 

Reviewed by: Amy W. Anzilotti, MD
Date Reviewed: 01-06-2021

Read this article in English

What next?