Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Síndrome de abstinencia neonatal

¿Qué es el síndrome de abstinencia neonatal?

Si una mujer consume unas drogas o unos medicamentos llamados opioides durante el embarazo, su bebé puede nacer con un síndrome de abstinencia neonatal. Este síndrome a veces se abrevia con las siglas SAN.

Cuando una madre consume opioides durante el embarazo, su bebé se vuelve dependiente de estas sustancias. El síndrome de abstinencia neonatal ocurre cuando el bebé deja de recibir este tipo de sustancias a través del torrente sanguíneo de su madre. Cuando el bebé nace y deja de recibir este tipo de sustancias, desarrolla un síndrome de abstinencia.

Los opioides pueden tardar varias semanas en salir completamente del cuerpo del bebé. Si su hijo tiene un síndrome de abstinencia neonatal, lo puede ayudar manteniéndolo en su casa lo más cómodo que sea posible.

¿Qué son los opioides?

Los opioides son unos medicamentos que se recetan para tratar el dolor. También se llaman narcóticos. Entre ellos, figuran los siguientes:

  • la codeína 
  • la hidrocodona
  • la morfina 
  • la oxicodona
  • la meperidina
  • el fentanilo 

La droga heroína también es un opioide. Al igual que la metadona. La metadona es un medicamento que ayuda a la gente a dejar de consumir drogas como la heroína.

Si una mujer consume cualquiera de las anteriores sustancias mientras está embarazada, puede causarle problemas a su bebé. Esto es cierto incluso si se trata de medicamentos recetados por un profesional de la salud. Es posible que el bebé nazca antes de tiempo (prematuro) y/o con un síndrome de abstinencia neonatal.

¿Qué ocurre cuando un bebé tiene un síndrome de abstinencia neonatal?

Los bebés que nacen con síndrome de abstinencia neonatal suelen ser de menor tamaño que los demás. Pueden tener más problemas de salud.

Un bebé con síndrome de abstinencia neonatal puede estar inquieto y/o irritable, llorar mucho, generalmente con un llanto agudo. Muchos bebés con este síndrome tienen problemas para dormir, comer y/o ganar peso. Estos bebés también pueden:

  • tener temblores o movimientos espasmódicos
  • tener rigidez en brazos y piernas 
  • tener un fuerte reflejo de Moro o del sobresalto 
  • tener fiebre y/o sudar mucho
  • vomitar o tener diarrea
  • tener problemas para respirar 
  • tener manchas en la piel 
  • bostezar mucho 
  • tener congestión nasal (nariz tapada) o estornudar mucho 
  • tener convulsiones

No todos los bebés con este síndrome presentan todos estos síntomas. Eso dependerá del opioide en concreto que haya consumido la madre, durante cuánto tiempo lo haya consumido y cuándo ocurrió el consumo con respecto al momento en que se concibió al bebé.

¿Cómo puedo ayudar a mi bebé?

Los bebés que nacen con un síndrome de abstinencia neonatal necesitan mucho cariño. Aquí tiene lo que usted puede hacer:

Consuele a su bebé y haga que se sienta cómodo. Manténgalo alejado de las luces fuertes y de los ruidos fuertes. Coloque siempre a su bebé a dormir boca arriba. No le apriete demasiado cuando lo envuelva en un arrullo.

Otras formas de consolar a su bebé son las siguientes:

  • establezca contacto piel con piel (colóquese a su bebé desnudo sobre su pecho) o sosténgalo muy pegado a su cuerpo 
  • acúnelo y abrácelo a menudo, pero evite dar palmadas o golpecitos a su bebé
  • hágale un arrullo y ofrézcale un chupete
  • póngale música suave y relajante, tarareéle o cántale con suavidad

Alimente a su bebé cuando tenga hambre, en un lugar tranquilo y silencioso. La conducta de alimentarse puede hacerle consumir mucha energía a su bebé, o sea que déjele tiempo para descansar durante las tomas.

Hable con el médico de su hijo sobre la mejor manera de alimentarlo. Las madres que consumen drogas como la heroína no deben amantar a sus bebés. Si está alimentando a su bebé con leche de fórmula, asegúrese de que se la da tal y cómo se lo ha indicado su médico y en la cantidad adecuada.

Cambie el pañal de su bebé después de alimentarlo y mantenga la zona del pañal limpia y seca.

Qué hacer si su bebé se chupa los puños a menudo. Ofrézcale un chupete. Mantenga limpias sus manos, pero no le aplique lociones ni cremas. Cubra con manoplas las manos de su bebé para protegerle la piel e impedir que se rasque la cara.

Qué hacer si su bebé tiene congestión nasal o moqueo nasal. Límpiele los mocos con un paño o pañuelo limpio. Para ayudar a su bebé a respirar mejor cuando esté despierto, sosténgalo erguido, apoyando el pecho del bebé sobre su mano.

No sacuda nunca a su bebé. Si se siente abrumada y superada por la situación, coloque a su bebé en un lugar seguro, como una cuna o un moisés, y vaya a otra habitación a tomarse un respiro. O pida a un pariente o amigo que se encargue de su hijo durante un rato. 

¿Mi bebé necesita recibir tratamiento?

Algunos bebés pueden necesitar cantidades reducidas de un medicamento que es muy parecido al medicamento o la droga que consumía su madre durante el embarazo. A medida que vaya pasando el tiempo, el bebé irá recibiendo cantidades cada vez más reducidas de esa sustancia hasta que pueda dejar de tomarla sin presentar síndrome de abstinencia.

Las madres que sean drogadictas deberán someterse a tratamiento. Los médicos, los terapeutas especializados en drogadicción y los trabajadores sociales pueden ayudar a las madres y a sus bebés.

¿Se puede prevenir el síndrome de abstinencia neonatal?

Si está embarazada o está pesando en quedarse embarazada, la única forma de prevenir el síndrome de abstinencia neonatal en su bebé consiste en no consumir opioides.

Si usted consume drogas y quiere quedarse embarazada, use métodos anticonceptivos cuando mantenga relaciones sexuales hasta que deje las drogas por completo. Así podrá estar segura de que han desaparecido por completo los efectos de cualquier tipo de droga que podría dañar a su bebé.

Si consume drogas y está embarazada, hable con el profesional de la salud que la atiende sobre la mejor forma de dejarlas de consumir. Dejar de consumir drogas de golpe puede causar problemas graves, tanto a usted como a su bebé. Su médico le puede recomendar un plan de tratamiento asistido por medicamentos u otro método, para superar su drogradicción.

Reviewed by: Tricia L. Romesberg, ARNP
Date Reviewed: 14-11-2017

Read this article in English

What next?