Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Ronquera crónica

¿Qué significa tener la voz ronca?

Tener la voz ronca consiste en que la voz suena áspera, rasposa, apagada o como jadeante al hablar. La voz ronca ocurre cuando las cuerdas vocales están forzadas, irritadas o muy cansadas. En los niños, esto puede ocurrir debido a actividades que hacen cada día, como chillar fuerte al animar a su equipo en un partido, cantar a todo pulmón su canción favorita mientras se duchan o llamar a voz en grito a sus amigos en el patio. 

Tener la voz ronca durante unas horas el día siguiente a un partido importante no es nada que deba preocupar. Generalmente, la voz vuelve a la normalidad por sí sola. 

Pero la ronquera crónica puede durar días, semanas o incluso meses. Si ocurre en un niño, este debería ir al médico. Puede ser necesario hacer sesiones de logopedia para que las cuerdas vocales se recuperen y vuelvan a entonar a la perfección. 

¿Qué son las cuerdas vocales?

Las cuerdas vocales son unas delicadas bandas de tejido que hay dentro de la laringe, el órgano de fonación. Cuando hablamos, el aire nos sale de los pulmones. En la laringe, las cuerdas vocales, unas bandas de fibras musculares en forma de V, se preparan para emitir sonidos, enderezándose y juntándose las distintas bandas entre sí. Cuando el aire pasa a su través, las bandas vibran. Esta vibración, combinada con el movimiento de la lengua, los labios y los dientes, es lo que genera el sonido de la voz.

¿Cuál es la causa de la ronquera crónica?

Un uso inadecuado crónico (duradero o persistente) de las cuerdas vocales, debido a conductas como gritar mucho o usar la voz de una manera no natural, deteriora o desgasta las cuerdas vocales. Estas se pueden estirar demasiado o rozarse entre sí, causando pequeñas irritaciones. Si no se permite que las cuerdas vocales se recuperen y se curen, esas irritaciones se pueden convertir en pequeñas callosidades: nódulos de las cuerdas vocales. Los nódulos en las cuerdas son la principal causa de la ronquera crónica en los niños. 

Los nódulos se pueden desarrollar cuando los niños hacen conductas como las siguientes durante largos períodos de tiempo: 

  • gritar, chillar, animar con vítores o llorar 
  • subir y bajar de manera excesiva el tono (o la frecuencia) de la voz 
  • hablar con voces extrañas, como cuando se imitan animales o personajes de los dibujos animados
  • toser o aclararse la garganta de manera repetitiva 
  • cantar o hablar sin coger suficiente aire antes al inspirar 
  • hablar extremadamente alto extremadamente deprisa
  • empezar las palabras con demasiado énfasis 

Otras causas de la ronquera crónica son las siguientes:

¿Cómo se diagnostica la ronquera crónica?

Los médicos derivarán a los niños con ronquera crónica para que los evalué un otorrinolaringólogo (médico especializado en el oído, la nariz y la garganta). Los otorrinolaringólogos:

  • preguntarán por los antecedentes médicos del niño 
  • escucharán su voz forzada o jadeante
  • le harán una prueba diagnóstica para acceder al aspecto interno de la laringe (órgano de fonación) y le revisarán las funciones de las cuerdas vocales 

Entre las pruebas de diagnóstico, se incluyen las siguientes:

Laringoscopia flexible. Durante esta prueba, un diminuto tubo flexible de fibra óptica provisto de una cámara en un extremo (llamada telescopio) se introduce por un orificio nasal hasta llegar a la garganta del niño. Proporciona una imagen aumentada del interior de la laringe. Se le pide al niño que hable, cante, tosa, aspire por la nariz y emita sonidos que hagan vibrar a las cuerdas vocales. Los movimientos de las cuerdas vocales se graban en una computadora para que el especialista los pueda analizar más adelante. 

Laringoscopia rígida. Esta prueba se puede practicar en la consulta con niños mayores, pero los niños muy pequeños y otros que no toleren la laringoscopia flexible se someterán a esta prueba en un quirófano y bajo anestesia general. El telescopio rígido se introduce por la boca y ofrece la mejor visión de las cuerdas vocales. También se graban las imágenes de las cuerdas vocales cuando están en reposo. 

Estroboscopia laríngea. Para obtener una imagen precisa de las cuerdas vocales en plena acción, los médicos hacen pasar un telescopio, rígido o flexible, unido a una luz estroboscópica por el interior de la garganta. La luz estroboscópica parpadea en sincronía con la vibración de las cuerdas vocales mientras va hablando la persona. Esto facilita a los médicos la determinación de la frecuencia del movimiento. Puesto que las vibraciones individuales ocurren demasiado deprisa para captarlas a simple vista, la tecnología estroboscópica proyecta las vibraciones a cámara lenta. 

¿Cómo se trata la ronquera crónica?

El tratamiento de la ronquera causada debido a la presencia de nódulos en las cuerdas vocales supone hacer cambios conductuales para que las cuerdas vocales se recuperen hasta curarse por completo. Los logopedas trabajan uno a uno con los niños y sus familias para favorecer unos buenos hábitos vocales, lo que ellos llaman una buena "higiene vocal". 

Un programa típico de higiene vocal incluye:

  • tratar cualquier afección médica (como el RGE) que agrave los problemas vocales 
  • modificar aquellas conductas que fuercen las cuerdas vocales, como chillar
  • aprender a hacer respiraciones profundas y a relajar los músculos de la garganta 
  • tomarse tiempo para hablar con lentitud y claridad
  • mantenerse bien hidratado a lo largo del día
  • evitar las bebidas con cafeína, como muchos refrescos, que resecan las cuerdas vocales 

Puede ser complicado que los niños con unos malos hábitos bien establecidos, como hablar gritando cuando están emocionados o enfadados o aclararse la garganta cuando están nerviosos, hagan esos cambios. El primer paso consiste en hacer que los niños sean conscientes de su comportamiento y sepan con qué frecuencia lo hacen. 

Los niños mayores pueden aprender a hacer un seguimiento de la frecuencia con que hacen el comportamiento problemático (tal vez llevando un registro en un diario), porque pueden estar haciéndolo sin ni siquiera ser conscientes de ello. Luego podrán poner en práctica las habilidades que vayan aprendiendo en la terapia cuando estén en su casa, en la escuela y con sus amigos. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Los padres pueden fomentar unos buenos hábitos vocales dando un buen ejemplo con su comportamiento. Por ejemplo, en vez de llamar a su hijo a gritos desde otra habitación, vaya a su habitación y dígaselo en voz baja. Establezca un rato de tranquilidad (tal vez media hora al día) donde todos hablen en voz muy baja cuando estén en interiores. 

Los sistemas de refuerzo para establecer estas conductas pueden ayudar a los niños de enseñanza primaria. Ofrézcales adhesivos, vales, más tiempo de TV, acostarse un poco más tarde o premios similares para que los niños vayan adquiriendo estos nuevos y saludables hábitos.

Reviewed by: Patrick C. Barth, MD
Date Reviewed: 10-06-2019

Read this article in English

What next?

Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
There are 10 nurses in the picture.

And we have many more pediatric primary care providers in Northeast Ohio. You can meet some of them here.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The five differences are:
– Phone color
– Coat pocket
– Stethoscope earpiece color
– Stethoscope bell dot
– Clipboard paper color

Need help finding a doctor, choosing a location or getting a general question about Akron Children's answered? Call us or fill out the form and we'll help in any way we can.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The two matching doctors are 9 and 14.

With virtual visits, you can see our pediatric experts from the comfort of home or wherever you are.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The correct path:
The Correct Path
We offer many ways to get pediatric care all over Northeast Ohio. Use this page to find the right kind of care and the most convenient location for you.