Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Vías centrales tunelizadas

¿Qué son las vías centrales tunelizadas?

Una vía central tunelizada (o catéter central tunelizado) es un tipo de vía central. Una vía central (o catéter venoso central) es como una vía intravenosa (VI). Pero es mucho más larga que una vía intravenosa ordinaria y llega hasta una vena ubicada cerca del corazón o hasta dentro del corazón.

Un paciente puede recibir medicamentos, líquidos, sangre o nutrición a través de una vía central. Las vías centrales también se pueden usar para extraer sangre. 

¿Cómo funcionan las vías centrales tunelizadas?

Las vías centrales tunelizadas (también conocidas como catéteres centrales tunelizados) se introducen a través de la piel cerca de la clavícula. 

  1. La vía pasa abajo de la piel hasta insertarse en una vena. 
  2. Luego se abre paso a lo largo de esa vena. 
  3. Y acaba llegando hasta una vena grande ubicada cerca del corazón o directamente hasta dentro del corazón. 

El otro extremo de la vía permanece fuera del cuerpo, generalmente sobre el pecho. Se puede dividir en más de una vía. Los extremos de cada vía se cubren con una tapa. Los profesionales de la salud unen jeringas (tubos huecos provistos de émbolos) a los extremos exteriores de la vía para administrar medicamentos o extraer sangre. No se usan agujas, por lo que no hay ningún tipo de dolor. 

Los dos tipos principales de vías centrales tunelizadas se llaman Broviacs y Hickmans.

¿Cuándo se usan vías centrales tunelizadas en vez de vías intravenosas ordinarias? 

Las vías centrales son más gruesas y más duraderas que las VI ordinarias. También son mucho más largas y llegan más lejos cuando se insertan en la vena. Los médicos pueden usar vías centrales en vez de vías intravenosas ordinarias porque:

  • Se pueden dejar puestas durante más tiempo (hasta un año entero o incluso más).
  • Reducen la cantidad de pinchazos que tiene que recibir el niño para sacarle sangre.
  • Los pacientes pueden recibir grandes cantidades de líquidos y de medicamentos (como la quimioterapia), que no se podrían administrar través de una vía intravenosa ordinaria.

Una vía central puede ayudar a personas que: 

  • tienen una grave infección y deben recibir antibióticos por vía intravenosa durante varias semanas seguidas
  • padecen un cáncer y deben recibir quimioterapia y extraerse sangre a través de una vía intravenosa
  • necesitan recibir nutrición por vía intravenosa
  • van a necesitar recibir muchas transfusiones de sangre

¿Cómo se colocan las vías centrales tunelizadas?

Los profesionales del cuidado de la salud colocan este tipo de catéteres en quirófanos, unidades de cuidados intensivos (UCI) o salas de radiología interventiva. El paciente recibe sedación (le dan unos medicamentos para que se relaje) o se somete a anestesia general (para que se quede dormido), de modo que no siente ningún tipo de dolor. 

Para colocar una vía, el profesional del cuidado de la salud:

  1. Limpiará y anestesiará la piel donde la vaya a colocar.
  2. Insertará el catéter en una vena del pecho usando las ecografías para a modo de guía. 
  3. Conducirá el catéter hasta una vena grande ubicada cerca del corazón o directamente dentro del corazón. 
  4. Comprobará si ha colocado bien la vía mediante rayos X.
  5. Colocará un apósito o vendaje sobre la vía central tunelizada.

¿Las vías centrales tunelizadas implican asumir riesgos?

La mayoría de las veces, las vías centrales no causan ningún problema. Si surgen problemas, estos se suelen deber a que la vía central se infecta y/o deja de funcionar. En contadas ocasiones, las vías centrales pueden causar coágulos de sangre. Los profesionales del cuidado de la salud revisan los riesgos con las familias antes de colocar una vía central. 

¿Cuándo debería llamar al profesional de la salud?

Revise la vía central cada día y llame al profesional del profesional del cuidado de la salud de inmediato si:

  • Detecta signos de infección como:
    • fiebre
    • enrojecimiento o inflamación cerca del lugar donde se ha colocado la vía 
    • dolor o sensibilidad donde se ha colocado la vía 
  • La vía se sale de su sitio o está obstruida (no se puede limpiar).

Se muestra la infección de la vía central que puede ocurrir en el lugar donde la vía entra en el cuerpo a través de la piel causando enrojecimiento y pus, y/o en la sangre, causando bacterias (gérmenes) dentro del vaso sanguíneo.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

En casa, una vía central tunelizada necesita un mantenimiento especial para prevenir posibles infecciones y asegurarse de que sigue funcionado bien. Es normal ponerse un poco nervioso al principio por tener que mantener una vía, pero en poco tiempo usted se sentirá más cómodo haciéndolo. Le administrarán los suministros necesarios para que los pueda usar en casa, y un enfermero los visitará para ayudarlos a usarlos cuando lleguen a casa.

Antes de que su hijo vuelva a casa después de que le hayan puesto una vía central tunelizada, pregunte al equipo médico que lo atiende:

  • con qué frecuencia le debe cambiar el vendaje
  • cuándo y cómo limpiar la vía
  • qué hacer si el catéter se obstruyera o se saliera de su sitio
  • cómo administrarle medicamentos a través de la vía (si va a tener que medicar a su hijo en casa)
  • si la vía tiene tapas, con qué frecuencia se las debe cambiar
  • qué actividades físicas debe evitar su hijo (la mayoría de los niños deben evitar jugar de forma activa o movida y los deportes de contacto)
  • si es necesario proteger la vía central tunelizada cuando su hijo se bañe
  • en qué signos de infección se debería fijar

Informe sobre la vía central tunelizada a los profesores, la enfermería del colegio, el orientador escolar y el profesor de educación física de su hijo. Ellos se podrán asegurar de que su hijo evita aquellas actividades que podrían estropear la vía y apoyar a su hijo a lo largo del tratamiento. 

Reviewed by: Amy W. Anzilotti, MD
Date Reviewed: 01-01-2020

Read this article in English

What next?