We are experiencing exceptionally high volumes in our emergency rooms.
Every patient is important to us, and we are doing all we can to provide care quickly and efficiently.
Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Preguntas más frecuentes sobre la lactancia materna: regurgitación, arcadas y mordidas

Amamantar a un bebé es lo más natural, pero la lactancia materna requiere práctica. Aquí encontrará lo que necesita saber sobre la regurgitación, las arcadas y otras preocupaciones que pueden surgir durante el amamantamiento.

¿Es normal que mi bebé regurgite después de las tomas?

A veces, los bebés regurgitan cuando comen demasiado o cuando eructan o babean. Muchos bebés regurgitan un poco después de algunas o incluso todas las tomas o cuando los hacen eructar, porque su sistema digestivo está inmaduro. Esto es totalmente normal.

Siempre que su bebé esté creciendo y aumentando de peso y no parezca pasarlo mal al regurgitar, no se preocupe. La leche que regurgitan los bebés suele parecer más cantidad de la que es en realidad. Pero regurgitar no es lo mismo que vomitar toda o gran parte de la toma.

¿Cuál es la diferencia entre regurgitar y vomitar?

Vomitar es expeler con fuerza el contenido del estómago. Regurgitar es un escape más suave y sin esfuerzo de los líquidos. Los bebés no suelen tener ninguna reacción al regurgitar, pero al vomitar se los suele ver molestos o llorando.

Si le preocupa que su bebé esté vomitando, llame a su médico. En casos muy infrecuentes, esto se podría deber a una alergia, un problema digestivo u otro tipo de problema que requiere atención médica. Es muy útil llevar un registro de la frecuencia y la cantidad que su hijo vomita o regurgita.

¿Cómo puedo evitar que mi bebé regurgite?

Si el médico considera que las regurgitaciones de su bebé son normales, aquí encontrará algunas cosas que usted puede hacer para reducirlas:

  • Haga eructar a su bebé después de la toma de cada pecho. A veces es mejor darle tomas más pequeñas en lugar de una única toma de más volumen.
  • Mantenga a su hijo erguido después de cada toma y durante un mínimo de 30 minutos. Lo mejor es que lo lleve en brazos, porque la postura del bebé en una silla infantil puede hacer que sea más probable que regurgite.
  • No menee, meza, haga botar ni juegue activamente con su bebé justo después de las tomas.
  • Cuando alimente al bebé, mantenga la cabeza por encima de los pies. No sujete a su bebé inclinándolo hacia abajo cuando le dé de mamar.
  • Eleve el cabecero del moisés o de la cuna de su hijo. Enrolle una pocas toallas de mano o mantas pequeñas (o compre un accesorio específico para este propósito) y colóquelas debajo (no encima) del colchón. No ponga nunca almohadas debajo de la cabeza de su bebé. Asegúrese de que al colchón no se le haga un pliegue en el centro y que su inclinación sea lo bastante suave como para que el bebé no resbale hacia abajo.

Si su bebé también toma biberones de leche materna o suplementos de fórmula:

  • Hágalo eructar después de que tome entre 1 y 2 onzas de un biberón.
  • No le dé el biberón mientras esté recostado.
  • Asegúrese de que el orificio de la tetina sea del tamaño adecuado para el flujo de leche que necesita su bebé. Por ejemplo, las tetinas de flujo rápido pueden provocar arcadas o hacer que salga más leche que la que el bebé puede tragar cómodamente. Muchos bebés se alimentan bien con una tetina de flujo lento hasta que cumplen 3 meses de edad o incluso más.

Muchos bebés dejan de regurgitar cuando comienzan a sentarse.

¿Cómo puedo evitar que mi bebé haga arcadas?

A veces, la fuerza de la leche (en especial cuando "baja") es tan fuerte que puede causarle arcadas a su bebé y este soltará el pecho. Si ocurre esto mientras lo está amamantando:

  • Haga la prueba de amamantar a su bebé en una posición más erguida (la cabeza por encima del pecho). Esto puede aliviar la fuerza de la leche.
  • Amamante recostada sobre un lado, esto podría ayudar a hacer más lento el flujo de leche. 
  • Asegúrese de no tener los pechos congestionados o sobrecargados. Para prevenir la congestión de los pechos, puede ser útil amamantar cada 2 a 3 horas. Si tiene los pechos demasiado cargados o la preocupa que la bajada de la leche sea muy fuerte, extraiga un poco de leche unos minutos antes de amamantar al bebé para evitar una caída fuerte de leche.

Si el bebé suelta el pecho y hace arcadas o tose mientras lo amamanta, siéntelo para hacerlo eructar. Golpee suavemente la espalda del bebé y ayúdelo a calmarse antes de continuar amamantando. Si ya intentó los pasos anteriores y esto continúa ocurriendo, hable con el médico o un asesor en lactancia. 

Si a veces su bebé hace arcadas o se ahoga mientras toma un biberón de leche materna: 

  • Pruebe una tetina diferente con menos flujo.
  • Ponga en práctica la alimentación con biberón "controlada". Esto consiste en reducir el flujo de leche del biberón sujetándolo en un ángulo menos pronunciado y permitiendo que el bebé haga pausas para descansar.

Mi bebé me muerde cuando lo amamanto. ¿Qué puedo hacer?

Con frecuencia, los bebés usan las encías para jugar con los pezones de sus mamás, pero sin intención de lastimarla. Pero en cuanto comienzan a aparecer los dientes, es posible que muerdan sin saber que están lastimando a su mamá.

A veces, es posible darse cuenta cuando el bebé está a punto de morder: suele ser cuando está satisfecho y comienza a alejarse del pecho. Cuando sienta que su bebé terminó de alimentarse y puede estar aburrido o con ganas de jugar, deje de amamantarlo. Elimine la succión colocando un dedo en la comisura de los labios del bebé.

Si el bebé ya está mordiendo, acérquelo más a usted para que le resulte más difícil tironear. Después, elimine la succión. Reaccione con calma, sin levantar la voz. 

Aquí encontrará más formas de hacer que sea menos probable que su bebé la muerda:

  • Antes de amamantarlo, dele algo que pueda morder. Asegúrese de que sea lo bastante grande como para que no se lo pueda tragar ni atragantarse y de que no se pueda romper en fragmentos pequeños. Una toallita húmeda que haya sido colocada en el congelador durante 30 minutos puede ser muy útil como mordillo. Asegúrese de quitarla del freezer antes de que se ponga muy dura para no lastimar las encías que ya están hinchadas. Límpiela después de cada uso.
  • Dígale: "No hay que morder a mamá. Puedes morder esto". Después, ofrézcale al pequeño un mordillo o un juguete que pueda morder.
  • Felicite a su bebé (con un abrazo, un beso o caricias) cada vez que se alimente sin morderla ni intentar morderla.

En general, esto es suficiente para que el bebé deje de morder, pero si continuara haciéndolo, hable con su médico o asesor en lactancia para pedirles consejo.

Reviewed by: Jamila H. Richardson, BSN, RN, IBCLC
Date Reviewed: 10-01-2021

Read this article in English

What next?

Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
There are 10 nurses in the picture.

And we have many more pediatric primary care providers in Northeast Ohio. You can meet some of them here.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The five differences are:
– Phone color
– Coat pocket
– Stethoscope earpiece color
– Stethoscope bell dot
– Clipboard paper color

Need help finding a doctor, choosing a location or getting a general question about Akron Children's answered? Call us or fill out the form and we'll help in any way we can.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The two matching doctors are 9 and 14.

With virtual visits, you can see our pediatric experts from the comfort of home or wherever you are.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The correct path:
The Correct Path
We offer many ways to get pediatric care all over Northeast Ohio. Use this page to find the right kind of care and the most convenient location for you.