Skip to main content
Go to homepage

Print Page

El control del azúcar en sangre cuando tienes una diabetes tipo 1

Controlar el azúcar en sangre significa mantener tus concentraciones de azúcar en sangre dentro de unos márgenes saludables: ni demasiado altas mi demasiado bajas. El equipo médico que atiende tu diabetes, lo llamará "controlar tu diabetes". 

El azúcar en sangre es la cantidad de glucosa que contiene la sangre. La glucosa es un azúcar que procede de los alimentos que comemos, y también se forma y se almacena dentro del cuerpo. Es la principal fuente de energía de las células corporales y llega a todas ellas a través del torrente sanguíneo. 

¿Por qué el azúcar en sangre debe estar dentro de unos márgenes saludables?

Mantener el azúcar en sangre dentro de unos márgenes saludables te ayudará a tener más energía y a crecer bien. También te ayudará a prevenir posibles problemas de salud en el futuro.  

¿Qué puede ocurrir si el azúcar en sangre está demasiado alto o demasiado bajo?

Incluso aunque sigas a la perfección tu plan de control de la diabetes, midiéndote el azúcar en sangre con cuidado, podrás seguir teniendo concentraciones altas o bajas de azúcar en sangre de vez en cuando. Por ejemplo, comer más de la cuenta un día de fiesta o hacer más o menos deporte que de costumbre puede cambiar tu concentración de azúcar en sangre. 

Cuando el azúcar en sangre baja demasiado, esto se conoce como hipoglucemia. Necesita tratamiento inmediato. Cuando el azúcar en sangre sube demasiado, recibe el nombre de hiperglucemia. Una hiperglucemia no tratada se puede convertir en una cetoacidosis diabética, que también requiere tratamiento inmediato. Pregunta al equipo médico que lleva tu diabetes sobre en qué consisten estos problemas y sobre en qué signos o síntomas te deberías fijar para detectarlos. 

Mantener el azúcar en sangre dentro de unos márgenes saludables te ayuda ahora y en el futuro. Acude a tu equipo médico en busca de apoyo. Ellos te ayudarán a mejorar tus habilidades, por lo que irás adquiriendo una mayor seguridad a la hora de controlar tu diabetes. 

Qué pasa en la diabetes?

¿Qué puede afectar a la concentración de azúcar en sangre? 

Hay muchas cosas que pueden influir en la concentración de azúcar en sangre. Algunas de ellas son difíciles de controlar, como la enfermedad, el estrés y las hormonas. Hay otras que puedes aprender a controlar, como lo que comes, tus medicamentos y el ejercicio físico que haces. El equipo médico que lleva tu diabetes hablará contigo a menudo sobre esto. 

  • Los alimentos. Los hidratos de carbono de los alimentos que comemos elevan de manera natural el azúcar en sangre. Por lo tanto, el tipo de alimentos y las cantidades de los alimentos que comas pueden marcar la diferencia. El equipo médico que lleva tu diabetes te dará recomendaciones sobre comidas y tentempiés para ayudarte a conseguirlo. 
  • La insulina. Los medicamentos para la diabetes, como la insulina, que hacen bajar la cantidad de azúcar en sangre, también influyen en la concentración de azúcar en sangre. Aprenderás a equilibrar sus efectos con los de los alimentos que comas. Tu equipo médico te ayudará a usar la insulina, y te indicará cómo y cuándo reajustar sus dosis. 
  • El ejercicio físico. Mantenerse activo es importante. El ejercicio físico baja el azúcar en sangre y te mantiene en forma. Averigua, preguntando a tu equipo médico, la mejor manera de mantenerte activo y conseguir que tus concentraciones de azúcar en sangre se mantengan los más estables posible. 

Encontrar el equilibrio adecuado entre lo que comes, tus medicamentos y el ejercicio físico que haces puede parecer un complicado malabarismo al principio. Pero seguro que encontrarás la manera de lograrlo. 

¿Cómo se mide la concentración de azúcar en sangre?

Tus concentraciones de azúcar en sangre te indicarán lo bien que está funcionado tu plan de control de la diabetes. Hay dos maneras de medir el azúcar en sangre: 

  • Azúcar en sangre diario. Son las mediciones que te tomas a lo largo del día, generalmente usando un medidor de glucosa en sangre o glucómetro. Si llevas puesto un monitor continuo de glucosa, puedes ver tus concentraciones diarias de azúcar en sangre en la pantalla en cualquier momento. 
  • Azúcar en sangre a lo largo de los últimos meses. Cada pocos meses, visitarás al equipo médico que lleva tu diabetes, y ellos solicitarán una prueba. Sus resultados indicarán con qué frecuencia tus valores de glucosa estuvieron fuera y dentro de los márgenes saludables durante los 2–3 meses inmediatamente previos a la prueba. 

En las revisiones regulares que te haga tu equipo médico, comentarán los resultados que hayas obtenido y ellos se encargarán de ir actualizando tu plan de control de la diabetes de ser necesario. 

¿Cómo puedo ayudar a controlar mi concentración de azúcar en sangre?

Mantener la concentración de azúcar en sangre cerca de los valores normales puede ser un verdadero reto algunas veces. Pero puedes mantener tu azúcar en sangre dentro de unos márgenes saludables siguiendo estos pasos: 

  • Toma tus pastillas y/o inyéctate insulina siguiendo las indicaciones de tu médico.
  • Sigue tu plan de alimentación para la diabetes. 
  • Haz ejercicio físico con regularidad.
  • Mídete la concentración de azúcar en sangre con frecuencia e introduce cambios en tu plan de control de la diabetes con la ayuda de tu equipo médico. 
  • Visita a tu médico y al equipo médico que lleva tu diabetes con regularidad. 
  • Aprende cuanto puedas sobre la diabetes. 

Reviewed by: Cheryl Patterson, RD, CDE
Date Reviewed: 30-09-2021

Read this article in English

What next?