We are experiencing exceptionally high volumes in our emergency rooms.
Every patient is important to us, and we are doing all we can to provide care quickly and efficiently.
Skip to main content
Go to homepage

Print Page

¿Qué puedo hacer si no consigo dormir?

A veces, acostarse y dormir puede parecer muy aburrido. Hay tantas cosas por hacer. Pero, si alguna vez has dormido poco, ya sabrás que uno no se encuentra muy bien cuando no ha descansado lo suficiente por la noche. 

Algunos niños tienen problemas para conciliar el sueño (a veces se llama insomnio). Hablemos sobre qué hacer si te pasa a ti. 

Miedos nocturnos 

Estar preocupado o asustado a la hora de dormir es una de las principales razones que puede hacer que un niño tenga dificultades para conciliar el sueño. A un niño le puede asustar la oscuridad o le puede disgustar estar solo. Un niño con mucha imaginación puede oír ruidos por la noche y temerse lo peor, aunque los ruidos proceden del gato familiar paseándose por el pasillo. 

Cuando los niños crecen, estos miedos suelen desaparecer. Hasta que seas mayor, organiza tu habitación hasta que te sientas bien cómodo, relajado y seguro. Observa tu habitación desde la cama. ¿Hay cosas que puedes ver desde la cama que te ayuden a sentirte a gusto? En caso negativo, añade alguna. Cuelga fotos de familiares u otras imágenes que te trasmitan alegría. 

Pesadillas

¿Has estado teniendo pesadillas últimamente? A veces cuesta conciliar el sueño por el miedo de tener pesadillas. Si el miedo a tener pesadillas te impide dormir, trata de hablar con tu mamá, tu papá u otro adulto de confianza. A veces, el mero hecho de hablar sobre las pesadillas (o de hacer dibujos sobre ellas) puede ayudar a dejar de tenerlas.  

Ver películas o series de televisión de miedo o violentas o leer libros de miedo antes de acostarse facilita las pesadillas. En vez de hacer este tipo de cosas, trata de pensar en cosas positivas antes de acostarte. Imagínate tu lugar favorito o tu actividad favorita o piensa en todas las personas que te quieren y que cuidan de ti. Leer un libro agradable y positivo antes de acostarte (te lo puede leer tu mamá o tu papá o lo puedes leer tú solo) o ponerte una música relajante que sea de tu agrado te puede ayudar a tener dulces sueños. 

Preocupaciones y estrés

Te puede costar dormir cuando está preocupado por algo. Es fácil que estés estresado por los exámenes, las actividades extraescolares y/o deportivas y las tareas domésticas que te corresponda hacer.

Si te estás empezando a notar sobrecargado porque se te suma todo, exprésalo. Tu mamá o tu papá te pueden ayudar a organizarte y a poner en orden tus obligaciones. Tal vez eso suponga tener que dejar de hacer algunas actividades para que puedas tener más tiempo libre. 

Cambios importantes 

Un cambio importante en tu vida o en tu rutina cotidiana te puede causar problemas de sueño con facilidad. Cambios como el divorcio, la muerte o la enfermedad de un ser querido, estar enfermo o trasladarse a otro domicilio pueden dificultar el sueño. Cuando las cosas van mal, ayuda sentirse seguro. Trata de acostarte llevando contigo un objeto de consuelo, como tu mantita o tu animal de peluche favorito. 

Puedes tardar un tiempo en volver a sentirte mejor, o sea que habla con tu mamá, tu papá u otro adulto de confianza sobre lo que te preocupa. Aunque el problema no se pueda resolver, el mero hecho de hablar sobre ello te puede ayudar a dormir mejor. 

Sentirse molesto o incómodo 

Si tienes demasiado calor, demasiado frío o te sientes demasiado apretado, no dormirás como deberías dormir. Previene esto creando un lugar para dormir que sea cómodo: 

  • Asegúrate de que tu cama está bien preparada para dormir y relajarse, en vez de estar tan atiborrada de juguetes y animales de peluche que apenas quepas en ella. 
  • Conecta un ventilador si tienes calor o ponte los calcetines si tienes frío. 
  • Ten una rutina regular y tranquilizadora antes de acostarte, como darte un baño de agua tibia o leer algo agradable. 

Pide ayuda si no consigues dormir

La mayoría de las veces hablar con uno de tus papás o con otro cuidador es todo lo que necesitarás hacer para superar tu problema para conciliar el sueño. Ellos te pueden ayudar a tener una rutina relajante para la hora de acostarte. 

Pero si lo estás pasando mal porque no logras dormir lo suficiente, tal vez necesites ayuda adicional. Eso podría significar hablar con un psicólogo o terapeuta sobre el estrés y la tristeza que estás sintiendo. 

Algunos niños pueden tener que ver a un médico especializado en los problemas relacionados con el sueño. Algunos hospitales tienen laboratorios de sueño, donde los pacientes pasan la noche para que los estudien mientras estén durmiendo, a fin de que los profesionales de la salud puedan saber qué es lo que les ocurre. 

Consejos para dormir

Aproximadamente una hora antes de acostarte, desconecta de los deberes y otras tareas del estudio y apaga el televisor, la computadora y otros dispositivos, incluyendo tu teléfono inteligente (o smartphone). Ten una rutina relajante para la hora de acostarte por la noche, como una ducha o baño de agua tibia, leer o escuchar música suave. 

Los siguientes consejos te pueden ayudar a tener un sueño reparador:

  • Escribe en tu diario antes de meterte en la cama. Esto tal vez te ayude a aclarar la mente a fin de que no tengas todas esas ideas abarrotándote el cerebro mientras intentes dormir. 
  • Duerme en una habitación oscura y cómoda. La luz le indica al cerebro que es el momento de acostarse; por eso, te interesa estar a oscuras por la noche. Pero si te da mucho miedo la oscuridad, está bien que enciendas una tenue luz. La gente duerme mejor cuando la habitación está fresca, sin estar demasiado fría. 
  • No duermas con tu mascota. Puede ser un hábito difícil de romper, pero tu precioso gato o tu adorable perro te podría estar impidiendo dormir. Si tu mascota se acurruca a tu lado o hace ruido, te podría despertar de tu sueño. Trata de dormir un par de noches sin tu mascota para ver si logras dormir mejor. 
  • Evita la cafeína presente en el café, los refrescos, las bebidas energizantes y el té helado. La cafeína es un estimulante y te mantendrá despierto si la tomas por la tarde o por la noche. 
  • Haz ejercicio físico cada día. El ejercicio físico regular ayuda a dormir, pero hacer ejercicio físico cerca de la hora de acostarte no es recomendable porque te mantendrá despierto. Busca un momento para hacer ejercicio antes en el día. .Una vez estés acostado en la cama, prueba a hacer un ejercicio para calmar la mente. Por ejemplo, puedes contar hacia atrás desde el número 100 con los ojos cerrados. Cuando llegues al número 10, esperamos que ya estés cansado y bostezando. Y cuando llegues al 5, ojalá ya te estés quedando frito... 3, 2, 1, ZZZZZZZZZZZZZZZZ.

Reviewed by: Mary L. Gavin, MD
Date Reviewed: Jun 20, 2020

Read this article in English

What next?

Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
There are 10 nurses in the picture.

And we have many more pediatric primary care providers in Northeast Ohio. You can meet some of them here.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The five differences are:
– Phone color
– Coat pocket
– Stethoscope earpiece color
– Stethoscope bell dot
– Clipboard paper color

Need help finding a doctor, choosing a location or getting a general question about Akron Children's answered? Call us or fill out the form and we'll help in any way we can.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The two matching doctors are 9 and 14.

With virtual visits, you can see our pediatric experts from the comfort of home or wherever you are.
Summit Mall Play Area
Answer Key:
Click to expand
The correct path:
The Correct Path
We offer many ways to get pediatric care all over Northeast Ohio. Use this page to find the right kind of care and the most convenient location for you.