Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Qué hacer cuando te sientes triste

Cuando estás triste, puedes tener la sensación de que esa emoción te va a durar para siempre. Pero en la mayoría de los casos, los sentimientos de tristeza no son tan duraderos. Pueden durar solo un rato o bien durar un poco más.

Está bien estar triste a veces. Y es bueno saber cómo ayudarte a ti mismo a sentirte mejor cuando estés preparado. Aquí tienes unas cuantas cosas que todos los niños deben saber:

  • Puedes afrontar las cosas tristes que ocurran.
  • Una actitud positiva puede ayudarte a superar la tristeza.
  • Cuando estás triste, es bueno decirle a alguien cómo te sientes.
  • Puedes hacer cosas que te ayuden a sentirte mejor.
  • Si estás deprimido, debes hablar con un adulto para que pueda ayudarte.

¿Cómo puedo afrontar las cosas tristes que me ocurren?

Son muchas las cosas que pueden hacer que los niños se sientan tristes. Pueden ser cosas pequeñas o muy importantes.

En la mayoría de los casos, hacer lo siguiente puede ser de ayuda:

Ponle un nombre al sentimiento. Basta con que te digas a ti mismo (o a otra persona) que estás triste. “Estoy triste”. Es sencillo, ¿no es cierto? Pero no pienses mucho en eso ni hagas de eso un drama. Después, trata de averiguar por qué te sientes así. Ponle un nombre al motivo. “Estoy triste porque perdió mi equipo”.

Recuerda que no estás solo. Cuando estés triste, trata de no enojarte contigo mismo. Hay un motivo para que te sientas así. “Perdimos y realmente quería ganar. Ahora no podemos ir a las semifinales". Es normal estar triste cuando algo no sale como lo esperabas. “Seguramente otros niños se ponen tristes cuando pierden un partido importante”. Sé amable y paciente contigo mismo. La tristeza desaparecerá y te sentirás mejor.

Ten calma y respira unas pocas veces con el abdomen (el vientre). Sentarte con tu sensación de tristeza durante unos minutos puede ser de ayuda. Mientras lo estás haciendo, respira lentamente unas pocas veces. Si quieres, puedes cerrar los ojos. Permite que se expanda tu abdomen al inhalar. Deja que el abdomen se aplane al soltar el aire. Presta atención a cómo te sientes después de tres o cuatro respiraciones relajadas como estas. Tal vez, parte de la tristeza haya desaparecido.

Mantén una actitud positiva. Cuando las cosas no salgan como lo habías planeado, no te rindas. Dite a ti mismo: "Bueno. Esta vez no resultó. Pero siempre habrá una próxima vez”. Nunca te culpes a ti mismo. Felicítate por haberlo intentado. Después, concéntrate en lo que necesitas trabajar. Prepárate para volver a intentarlo.

¿Qué más puedo hacer para sentirme mejor?

Si intentaste todas estas cosas, tal vez ya te sientas mejor. Pero aquí encontrarás más cosas que pueden ayudarte cuando estás triste:

Busca apoyo. Cuéntale a alguien cómo te sientes. Podrías contarles a tus padres, a un maestro o un amigo. Ellos pueden escuchar cómo te sientes. Después de escuchar, es posible que te digan “No me extraña que te sientas así, comprendo por qué estás triste". Saber que te comprenden te ayudará.

A veces, es lo único que necesitas para comenzar a sentirte mejor. Otras veces, deseas hablar más acerca de por qué estás triste. Hablar sobre cómo te sientes te ayuda a prepararte para sentirte mejor.

Piensa en cosas positivas. Cuando estés preparado para sentirte mejor, piensa en unas pocas cosas buenas. ¿Hubo algo bueno en tu día? ¿Alguien fue amable contigo? ¿Algo salió bien? Puedes pensar en otras cosas positivas. Como tus libros, juegos o programas favoritos. Piensa en las personas, los lugares o las mascotas que amas. Todas estas son cosas buenas y positivas.

Escribe algunas cosas positivas, dilas en voz alta o dibújalas. Aunque no tengas ganas de hacerlo, inténtalo de todos modos. Es difícil estar triste cuando uno piensa en cosas positivas.

Ponte de buen humor. Deshazte del mal humor haciendo cosas que te alegren. Juega un juego o un deporte, monta en bicicleta, baila o corre. Sal a caminar, pinta o escucha música. Lee o pasa el tiempo con alguien que te agrade. Relájate o mantente activo. Diviértete y siéntete mejor.

Aprender a controlar la tristeza requiere práctica. Pero darle lugar a los sentimientos más positivos es de gran ayuda.

¿Qué puedo hacer si estoy deprimido?

Algunos sentimientos de tristeza duran mucho tiempo, te lastiman profundamente y hacen que te resulte difícil disfrutar de las cosas. Esta tristeza profunda recibe el nombre de "depresión". Todas las personas pueden sentirse deprimidas, sin importar su edad.

Es posible que los niños se depriman si han estado tristes o solos durante mucho tiempo o si han tenido demasiado estrés o adversidades. Tal vez, los niños se sientan deprimidos si están lejos de las personas a las que aman. O si su familia está atravesando tiempos difíciles. O si se muere un ser querido. 

Los niños que están deprimidos tal vez necesiten un poco más de ayuda para sentirse mejor. Si estás deprimido o tienes sentimientos de tristeza que no desaparecen, habla con un adulto en quien confíes. Podrías contárselo a tus padres, a algún pariente, al médico, maestro, consejero o entrenador. Ellos se asegurarán de que recibas la ayuda que necesitas para sentirte mejor. Algunos niños hablan con un terapeuta cuando tienen sentimientos de tristeza que les cuesta afrontar. Esto ayuda mucho.

Siempre hay alguien con quien hablar cuando estás triste o deprimido. Te encontrarás mejor cuando otra persona sepa por lo que estás pasando. Esa persona también puede hacer algo para mejorar la situación.

Hablar sobre lo que va mal ayuda, pero asegúrate de conversar también sobre las cosas buenas. Prestar atención a las cosas positivas (en especial en los momentos tristes) puede hacerte sentir más esperanzado. Y eso es muy importante cuando estás triste o deprimido.

Reviewed by: D'Arcy Lyness, PhD
Date Reviewed: 15-09-2021

Read this article in English

What next?