Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Vitaminas

Si eres como la mayoría de los niños, lo más probable es que hayas escuchado por lo menos a uno de tus padres decir: "¡No te olvides de tomar tus vitaminas!" o "Cómete la ensalada: ¡contiene muchas vitaminas!". Pero ¿qué son exactamente las vitaminas?

Las vitaminas y los minerales son sustancias que se encuentran en los alimentos que comemos. Tu cuerpo las necesita para funcionar correctamente y para crecer y mantenerse sano. En lo que respecta a las vitaminas, cada una desempeña su propio papel. Por ejemplo:

  • La vitamina D de la leche ayuda a tus huesos a crecer. 
  • La vitamina A de las zanahorias te ayuda a ver por la noche.
  • La vitamina C de las naranjas ayuda a que tu cuerpo cicatrice cuando te haces un corte. 
  • Las vitaminas B de los cereales integrales ayudan a que tu cuerpo fabrique energía a partir de los alimentos. 

Las vitaminas se unen al agua o a la grasa

Hay dos tipos de vitaminas: las solubles en grasas (o liposolubles) y las solubles en agua (o hidrosolubles).

Cuando comemos alimentos que contienen vitaminas solubles en grasas, estas se almacenan en los tejidos grasos de nuestro cuerpo y en el hígado. Y esperan, dentro de nuestra grasa corporal, hasta que nuestro cuerpo las necesite. 

Las vitaminas solubles en grasas se pueden almacenar sin problemas en nuestro organismo durante largos períodos de tiempo. Luego, cuando llega el momento de utilizarlas, unos portadores especiales del cuerpo se las llevan hasta donde sean necesarias. Las vitaminas A, D, E y K son solubles en grasas. 

Las vitaminas solubles en agua son diferentes, ya que se disuelven en agua, en vez de hacerlo en grasas. Cuando comes alimentos que contienen vitaminas solubles en agua, estas no se pueden almacenar en tu cuerpo. En lugar de ello, viajan por el torrente sanguíneo (sangre). Y todas las vitaminas de este tipo que tu cuerpo no utilice las eliminas a través de la orina (o pipí). 

Por lo tanto, es necesario ir reponiendo regularmente este tipo de vitaminas, puesto que no se pueden almacenar en el cuerpo. En este grupo de vitaminas, se incluyen la vitamina C y el gran grupo de las vitaminas B: B1 (tiamina), B2 (riboflavina), niacina, B6 (piridoxina), ácido fólico, B12 (cobalamina), biotina y ácido pantoténico. 

Las vitaminas colman tus necesidades

Tu cuerpo es una potente máquina capaz de hacer todo tipo de cosas por sí solo. Pero en lo que respecta a las vitaminas, tu cuerpo necesita ayuda para funcionar bien. Es aquí donde intervienen los alimentos. Tu cuerpo es capaz de obtener las vitaminas que necesita de los alimentos que ingieres porque diferentes alimentos contienen diferentes vitaminas. La clave está en comer una amplia variedad de alimentos para obtener un amplio surtido de vitaminas. Aunque algunos niños toman vitaminas en pastillas cada día, la mayoría no las necesitan si están comiendo una amplia variedad de alimentos saludables. 

Ahora analizaremos más detenidamente las vitaminas, desde la A hasta la K:

Vitamina A

Esta vitamina desempeña un papel realmente importante en la vista. Es excelente para la visión nocturna, como cuando sales a pedir golosinas la noche de Halloween. La vitamina A también te ayuda a ver en color, desde el amarillo más claro hasta el morado más oscuro. Además, ayuda al cuerpo a combatir las infecciones, al reforzar el sistema inmunitario. 

¿Qué alimentos son ricos en vitamina A?

  • la leche enriquecida con vitamina A
  • el hígado
  • las frutas y las verduras de color anaranjado (como el melón cantalupo, las zanahorias y los boniatos)
  • las verduras de hoja verde oscuro (como la col rizada, las berzas y las espinacas)

Las vitaminas B

Hay más de una vitamina B. Aquí tienes el listado: B1, B2, B6, B12, niacina, ácido fólico, biotina y ácido pantoténico. ¡Uf! ¡Vaya grupo tan amplio!

Las vitaminas B son importantes para la actividad metabólica; esto significa que ayudan a generar energía a partir de los alimentos que ingieres y a liberarla cuando tu cuerpo la necesita. Por lo tanto, la próxima vez que corras hasta la tercera base, agradéceselo a las vitaminas B. 

Este grupo de vitaminas también participa en la fabricación de glóbulos rojos, que son los encargados de transportar oxígeno por todo el cuerpo. Todas las partes del cuerpo necesitan oxígeno para funcionar correctamente; por lo tanto, las vitaminas B desempeñan una tarea realmente importante. 

¿Qué alimentos son ricos en vitaminas B?

  • los cereales integrales, como el trigo y la avena
  • el pescado y el marisco
  • la carne de aves de corral y otras carnes
  • los huevos
  • los productos lácteos, como la leche y el yogur
  • las verduras de hoja verde
  • las alubias y los guisantes
  • los cereales enriquecidos con vitamina B

Vitamina C

Esta vitamina es importante para mantener en buen estado tejidos corporales como las encías, los huesos y los vasos sanguíneos. La vitamina C también es fundamental cuando te cortas o te haces una herida porque favorece la cicatrización. Esta vitamina también ayuda a absorber el hierro de los alimentos. Los niños necesitan hierro para prevenir la anemia. 

Esta vitamina también ayuda a tu cuerpo a combatir las infecciones. Por ejemplo, si contraes un catarro, la vitamina C ayuda a reducir la duración de esta enfermedad. 

¿Qué alimentos son ricos en vitamina C?

  • los cítricos, como las naranjas
  • el melón cantalupo
  • las fresas
  • los tomates
  • el brócoli
  • la col
  • el kiwi
  • los pimientos rojos

Vitamina D

¡Imprescindible para los huesos! La vitamina D es la que necesitas para tener unos huesos fuertes. También es excelente para la formación de una dentadura resistente. La vitamina D también echa una mano a un mineral muy importante, al ayudar al cuerpo a absorber la cantidad de calcio que necesita. La vitamina D la fabricas en la piel cuando te expones a la luz solar, pero también la puedes obtener a partir de los alimentos que comes. 

¿Qué alimentos son ricos en vitamina D?

  • la leche enriquecida con vitamina D
  • el pescado
  • la yema de huevo
  • el hígado
  • los cereales enriquecidos con vitamina D

Vitamina E

Todos necesitamos la vitamina E. Esta vitamina tan trabajadora protege a nuestras células y tejidos de posibles daños. También es importante para la salud de los glóbulos rojos.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina E? 

  • los cereales integrales, como el trigo y la avena
  • el germen de trigo
  • las verduras de hoja verde
  • los aceites vegetales, como el de girasol, el de canola y el de oliva
  • la yema de huevo
  • los frutos secos y las semillas 

Vitamina K

¡La vitamina K es la reina de la coagulación! ¿Recuerdas la última vez en que te hiciste un corte? Tu sangre hizo algo especial, que recibe el nombre de coagulación. Unas células sanguíneas especiales actuaron como pegamento y se unieron entre sí en la superficie del corte para detener el sangrado.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina K?

  • las verduras de hoja verde
  • los productos lácteos, como la leche y el yogur
  • el brócoli
  • los aceites de soja, canola y oliva

¡Si tu cuerpo recibe esta vitamina y todas las demás que también necesitas, te sentirás de maravilla!

Reviewed by: Mary L. Gavin, MD
Date Reviewed: 01-01-2021

Read this article in English

What next?