Skip to main content
Go to homepage

Print Page

Enfermedad inflamatoria intestinal

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal? 

Es normal que a todos los niños les duela el estómago de vez en cuando. Pero a los niños con enfermedad inflamatoria intestinal les duele mucho el estómago y tienen diarrea todo el tiempo.

La enfermedad inflamatoria intestinal hace que partes del intestino se inflamen (estén hinchadas y se pongan rojas). Es una enfermedad crónica, lo que significa que dura mucho tiempo o que va y viene constantemente.

¿Cuáles son los diferentes tipos de enfermedad inflamatoria intestinal?

Hay dos tipos de enfermedad inflamatoria intestinal: 

  • En la enfermedad de Crohn, todas las capas del intestino se hinchan y se inflaman. Puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo, incluyendo la boca, el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso y el ano (de donde salen las heces). 
  • La colitis ulcerosa afecta solo al intestino grueso. Provoca llagas, que reciben el nombre de "úlceras", en el revestimiento interno del colon.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad inflamatoria intestinal?

Los síntomas más frecuentes de la enfermedad inflamatoria intestinal son el dolor abdominal y la diarrea. Entre otros síntomas, se incluyen los siguientes:

  • sangre en el inodoro, en el papel higiénico o en las heces
  • fiebre
  • falta de energía 
  • pérdida de peso

A los niños con enfermedad inflamatoria intestinal les cuesta obtener todas las calorías y la nutrición que necesitan. Algunos quizá crezcan más lento o empiecen la pubertad más tarde. La enfermedad inflamatoria intestinal puede causar otros problemas, como erupciones, afecciones oculares, dolor articular, artritis y problemas hepáticos.

¿Qué hacen los médicos?

Si tienes síntomas de enfermedad inflamatoria intestinal, debes ver a tu médico. El médico te revisará y te preguntará sobre tus síntomas, tus antecedentes médicos, la salud de tu familia y si tomas alguna medicación.

Es posible que el médico indique hacer análisis de sangre, de heces, radiografías y otras pruebas. El médico verificará la presencia de sangre en las heces.

El médico quizá necesite ver el estómago y los intestinos con un instrumento llamado "endoscopio", que es un tubo largo y delgado con una cámara en el extremo. En una colonoscopía, el médico introduce ese tubo a través del ano para verificar si hay inflamación, sangrado o úlceras en el colon. En una endoscopía superior, el médico pasa el tubo a través de la garganta para ver el estómago y el intestino delgado. Durante el procedimiento, el médico podría tomar pequeñas muestras de tejido. Estas muestras se envían a un laboratorio para que las analicen.

¿Cómo se trata la enfermedad inflamatoria intestinal?

Los médicos tratan la enfermedad inflamatoria intestinal con medicamentos para reducir la inflamación y ayudar a prevenir infecciones. En ocasiones, cuando los síntomas no mejoran con la medicación, los niños con enfermedad inflamatoria intestinal necesitan cirugía. Otros motivos para realizar una cirugía incluyen los siguientes:

  • una perforación en el intestino
  • una obstrucción intestinal
  • una hemorragia que no se detiene

Es importante que las personas que tienen enfermedad inflamatoria intestinal coman alimentos saludables y beban abundante líquido. Un dietista puede ayudar a armar una dieta adecuada para estas personas. Si te han diagnosticado enfermedad inflamatoria intestinal, puedes llevar un diario de alimentación para descubrir cuáles son los alimentos que empeoran tus síntomas.

Si alguien con enfermedad inflamatoria intestinal pierde peso o no puede subir los kilos que necesita, el médico podría recomendar que tome suplementos de vitaminas y minerales o bebidas o batidos especiales con la combinación adecuada de nutrición y calorías.

¿Cómo es la vida para un niño con enfermedad inflamatoria intestinal?

La enfermedad inflamatoria intestinal no es una enfermedad que los niños superen con la edad. Pero mucha gente tiene largos períodos de tiempo sin ningún síntoma.

Algunos niños con enfermedad inflamatoria intestinal pierden muchos días de clase. Los retortijones dolorosos, las diarreas frecuentes y el cansancio pueden hacer que sea difícil quedarse sentado durante toda una clase o tomar un ómnibus para ir y volver de la escuela. Habla con tu médico sobre lo que puedes hacer para sentirte mejor cuando tienes síntomas. Si te sientes triste o estás preocupado, habla con tus padres, tu médico u otro adulto de confianza. También puede ser de ayuda hablar con un terapeuta o con otro especialista en salud mental.

Los amigos y compañeros de clase deben tratar a los niños con enfermedad inflamatoria intestinal como a los demás amigos. Es de gran ayuda estar dispuesto a escuchar si un amigo con enfermedad inflamatoria intestinal necesita hablar. El solo hecho de hablar sobre su enfermedad puede ayudar, en ocasiones, a que los niños con enfermedad inflamatoria intestinal se sientan mejor en general.

Reviewed by: J. Fernando del Rosario, MD
Date Reviewed: 10-09-2021

Read this article in English

What next?