Skip to main content
Go to homepage

Tabaco sin humo

¿Qué es el tabaco sin humo?

El tabaco sin humo es más conocido como tabaco para mascar. En lugar de fumar un cigarrillo, los consumidores se colocan hojas de tabaco en la boca y las chupan.

El tabaco sin humo viene como tabaco para mascar o esnifar:

  • El tabaco para esnifar (o aspirar) es un tabaco de grano más fino que a veces se vende en envases similares a sacos de té.
  • El tabaco para mascar está formado por hojas de tabaco de grano más grande que se pican o enroscan y que se vende suelto en pequeñas latas o empaques de papel.

Quienes usan tabaco sin humo colocan el tabaco para mascar o esnifar entre la mejilla y las encías, en la parte inferior de la mandíbula y tragan los jugos del tabaco. Los consumidores suelen escupir porque mientras tienen el tabaco en la boca, se acumula mucha saliva. Durante este proceso, la nicotina entra en el torrente sanguíneo a través de las encías, sin necesidad de que traguen los jugos del tabaco.

¿Por qué las personas usan tabaco sin humo?

El tabaco sin humo se consume desde hace cientos de años. En los Estados Unidos, se volvió popular cuando los jugadores de béisbol comenzaron a usarlo en la década de 1970 pensando que era una alternativa más segura que fumar.

Pero la nicotina está presente en todas las formas de tabaco. Esta sustancia química es tan adictiva que la adicción a la nicotina suele comenzar después de probarla por primera vez. Las personas adictas a la nicotina necesitan una mayor cantidad de esta sustancia para obtener la misma sensación que la primera vez. Muchas personas aún creen que el tabaco sin humo es una alternativa más segura que fumar, pero esto no es cierto. El tabaco sin humo es tan peligroso como fumar cigarrillos y puede provocar daños graves en el organismo.

¿Por qué es peligroso el tabaco sin humo?

Los riesgos graves del tabaco sin humo para la salud incluyen los siguientes:

  • labios y encías agrietados y sangrantes
  • retracción de las encías que, a la larga, puede hacer que se te caigan los dientes
  • frecuencia cardíaca acelerada, hipertensión arterial (tensión arterial alta) y pulso irregular
  • mayores probabilidades de sufrir un ataque al corazón y accidentes cerebrovasculares
  • cáncer

El cáncer oral (cáncer en la boca) es el cáncer que se asocia con más frecuencia al uso de tabaco sin humo. Pero los usuarios pueden sufrir cáncer de estómago, garganta y vejiga porque las sustancias químicas del tabaco entran en el aparato digestivo a través de la saliva.

En los casos más graves, los problemas provocados por el tabaco sin humo pueden llevar a una desfiguración permanente debido a la caída de los dientes y la destrucción de los huesos del rostro.

En la mayoría de los consumidores, el tabaco sin humo también provoca mal aliento, manchas amarillentas o marrones en los dientes y llagas en la boca.

¿Cómo puedo dejar de consumir tabaco sin humo?

Si consumes tabaco sin humo, los siguientes consejos pueden ayudarte a dejar de hacerlo:

  • Usa un parche o una goma de mascar de nicotina, pero solo después de haber conversado con tu médico sobre lo que es mejor para ti.
  • Distráete con actividades más saludables. Intenta levantar pesas, practicar baloncesto, nadar, andar en bicicleta y practicar otros deportes.
  • Habla con tu familia y tus amigos para que te ayuden.

Prueba los siguientes reemplazos mientras intentas dejar de usar tabaco sin humo:

  • hojas de menta sin tabaco para esnifar
  • goma de mascar sin azúcar
  • caramelos duros
  • carne seca o cecina
  • semillas de girasol
  • coco rallado
  • uvas pasas
  • fruta seca

Dejar de consumir tabaco es difícil y es muy común usar tabaco sin humo durante el proceso. ¡No te des por vencido! ¡Con cada intento, tendrás más probabilidades de abandonar el hábito!

Reviewed by: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Date Reviewed: 19-09-2019

Read this article in English

What next?