Go to homepage

Otras enfermedades que son más comunes en personas con diabetes tipo 1

Las personas con diabetes tipo 1 tienen más riesgos de sufrir otros problemas de salud. Al igual que la diabetes tipo 1, estos problemas con frecuencia son trastornos autoinmunitarios.

La mayoría de los adolescentes con diabetes tipo 1 jamás necesitan tratamiento para otro trastorno autoinmunitario. Pero algunos sí lo necesitan. Por lo tanto, puede ser útil obtener más información sobre las enfermedades que pueden padecer las personas con diabetes tipo 1.

¿Qué son los trastornos autoinmunitarios?

En los trastornos autoinmunitarios, el sistema inmunitario de una persona ataca al tejido sano del propio cuerpo como si se tratara de elementos invasivos. Si el ataque es lo suficientemente fuerte, puede afectar el funcionamiento de esa parte del cuerpo. Por ejemplo, la diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmunitaria que afecta al páncreas. En la diabetes tipo 1, el páncreas no puede producir insulina porque el sistema inmunitario lo ataca y destruye las células encargadas de la producción de insulina.

Además, las personas que padecen diabetes tipo 1 son más proclives a desarrollar otros problemas autoinmunitarios. Los médicos no saben a ciencia cierta por qué ocurren las enfermedades autoinmunitarias, pero es probable que los genes de las personas tengan algo que ver.

Si bien existe una asociación entre la diabetes y otras enfermedades autoinmunitarias, estas no son causadas por la diabetes; simplemente es más probable que ocurran. Las siguientes son las enfermedades autoinmunitarias a las que son más proclives las personas con diabetes 1:

  • trastornos de la tiroides
  • enfermedad celíaca
  • enfermedad de Addison

A veces, las personas desarrollan uno o más de estos problemas antes de tener diabetes tipo 1. Y, en algunos casos, los médicos descubren estas enfermedades autoinmunitarias aproximadamente al mismo tiempo que descubren que el paciente tiene diabetes tipo 1. En otras personas, la enfermedad puede desarrollarse meses o años después del diagnóstico de diabetes 1.

¿Qué son los trastornos de la tiroides?

La tiroides es una glándula que produce las hormonas que ayudan a controlar el metabolismo y el crecimiento. Estas hormonas desempeñan un papel en el desarrollo de los huesos, en la pubertad y en muchas otras funciones del organismo.

La enfermedad de la tiroides es bastante común en personas con diabetes tipo 1; aproximadamente entre el 15 % y el 20 % de esta población presenta algunos signos de enfermedad autoinmunitaria de la glándula tiroides.

La enfermedad tiroides puede hacer que la tiroides produzca demasiada hormona tiroidea (hipertiroidismo) o muy poca hormona (hipotiroidismo).

En las personas cuya tiroides tiene un funcionamiento reducido o un funcionamiento exagerado, la glándula también puede ser de un tamaño mayor al habitual. Esto recibe el nombre de bocio. En general, no es posible ver la glándula tiroidea, pero si una persona tiene un bocio, la glándula sobresale y es visible.

El funcionamiento exacerbado de la tiroides puede provocar lo siguiente:

  • nerviosismo
  • irritabilidad
  • mayor sudoración
  • intolerancia al calor
  • cansancio
  • dificultades para dormir
  • ritmo cardíaco rápido
  • períodos menstruales irregulares en las niñas
  • debilidad muscular
  • pérdida de peso, aun cuando la persona esté comiendo más de lo habitual
  • ojos irritados, inflamados o sobresalientes

Si una persona tiene una tiroides con un funcionamiento levemente reducido, tal vez se sienta bien y no tenga síntomas. Pero los síntomas pueden ser más notorios si la tiroides reduce aún más su actividad. A las personas con una tiroides que tiene una actividad inferior a la normal tal vez les ocurra lo siguiente:

  • se sientan deprimidas y lentas
  • suban de peso, aun cuando no estén comiendo más ni estén haciendo menos ejercicio físico de lo habitual

Es posible que además experimenten lo siguiente:

  • crecimiento lento en altura
  • desarrollo sexual lento
  • períodos menstruales irregulares, en el caso de las niñas
  • debilidad muscular
  • piel seca
  • caída del cabello
  • falta de memoria
  • problemas para concentrarse

Para comprobar si existe un trastorno de la tiroides, el médico tal vez te pregunte si has tenido síntomas de un problema con la tiroides. Es posible que te palpe el cuello para detectar si la tiroides está agrandada o te haga análisis de sangre para controlar los niveles de hormonas tiroideas en la sangre.

Para tratar una tiroides con baja actividad, los pacientes toman pastillas que mantienen los niveles de hormonas tiroideas en un nivel normal. Quizás los médicos les receten píldoras u otros tratamientos a las personas con una tiroides con un funcionamiento exagerado para reducir los niveles de hormonas tiroideas y mantenerlos dentro de un rango normal.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca afecta aproximadamente a 1 de cada 20 personas con diabetes tipo 1. La enfermedad celíaca es la intolerancia de los intestinos a una proteína denominada gluten, que está presente en cereales como el trigo, la cebada y el centeno.

Cuando las personas que tienen esta enfermedad comen alimentos con gluten, su sistema inmunitario reacciona a la proteína. Con el transcurso del tiempo, comer gluten daña el intestino delgado e impide que este absorba adecuadamente los nutrientes de los alimentos.

Algunas personas con enfermedad celíaca no tienen síntomas, pero otras tal vez tengan diarrea, dolor abdominal, gases, hinchazón, pérdida de peso, falta de apetito o cansancio. Algunas tienen problemas de crecimiento porque no están recibiendo suficientes nutrientes.

Sin tratamiento, la enfermedad celíaca puede provocar problemas graves de salud durante la infancia o la vida adulta, entre los que se encuentran la hipoglucemia, la osteoporosis (una enfermedad que debilita y hace más frágiles los huesos) y algunos tipos de cáncer.

Si tienes diabetes tipo 1, tu médico te pedirá un análisis de sangre para comprobar si tienes enfermedad celíaca, aun cuando no tengas ningún síntoma. Es posible que el médico también necesite extraer un trozo de tejido del intestino delgado para examinarlo con un microscopio (esto recibe el nombre de "biopsia") para saber a ciencia cierta si tienes la enfermedad celíaca.

Las personas que padecen la enfermedad celíaca deben seguir una dieta especial libre de alimentos que contengan gluten. Para asegurarte de estar comiendo los alimentos libres de gluten adecuados para mantenerte saludable y ayudar a mantener el nivel de azúcar en sangre dentro de valores saludables, puedes consultar a un dietista titulado. Este profesional puede ayudarte a aprender a escoger y preparar alimentos libres de gluten que sean sabrosos.

¿Qué es la enfermedad de Addison?

La enfermedad de Addison es una enfermedad autoinmunitaria que afecta las glándulas suprarrenales, que están ubicadas justo encima de los riñones. Las glándulas suprarrenales producen hormonas, como el cortisol y la aldosterona.

Estas hormonas controlan muchas funciones del organismo, como la presión sanguínea, el equilibrio hídrico, la función cardíaca, el uso de la insulina y la sensación de alerta y bienestar de una persona. Las glándulas suprarrenales de quienes padecen la enfermedad de Addison no generan suficiente cortisol o aldosterona, o incluso generan cantidades insuficientes de ambas hormonas.

Los signos y síntomas de la enfermedad de Addison comienzan a aparecer lentamente. Algunas personas tal vez presenten los siguientes síntomas:

  • cansancio
  • debilidad muscular
  • falta de apetito
  • pérdida de peso
  • náuseas, vómitos y diarrea
  • mareos y presión arterial baja
  • cambios en el color de la piel (como oscurecimiento en los pliegues de la piel)
  • irritabilidad
  • depresión
  • períodos irregulares en las niñas

En aproximadamente 1 de cada 4 personas con enfermedad de Addison, los síntomas no aparecen hasta que son desencadenados por un acontecimiento estresante, como una enfermedad o un accidente. Estos síntomas pueden ser más graves y aparecer de forma repentina; en estos casos, es importante obtener ayuda médica inmediatamente.

Cuando un médico cree que una persona tiene la enfermedad de Addison, puede solicitar análisis de sangre y de orina para diagnosticarla. La enfermedad de Addison se trata con píldoras que restablecen los niveles normales de las hormonas suprarrenales.

¿Qué más debería saber?

Es imposible prevenir los problemas de salud relacionados con la diabetes tipo 1. Pero la buena noticia es que los trastornos de la tiroides, la enfermedad celíaca y la enfermedad de Addison casi siempre se pueden tratar con éxito.

Si tienes diabetes tipo 1, tu médico comprobará si tienes alguno de estos problemas durante tus controles regulares. Este es uno de los motivos por los que es importante acudir a las citas con tus médicos e informar al equipo médico que lleva tu diabetes si tienes algún síntoma de estas afecciones.

Reviewed by: Steven Dowshen, MD
Date Reviewed: 22-02-2018

Read this article in English

What next?