Go to homepage

5 formas de afrontar los nervios anticipatorios

A muchas personas las estresa tener que hablar frente a una clase o que se rían de ellas si cometen un error frente al público. Sentirse nervioso antes de una presentación es natural y forma parte de la manera en la que tu cuerpo te ayuda a dar lo mejor de ti. Las "hormonas del estrés" (como la adrenalina) que el cuerpo produce en momentos como estos pueden, en realidad, ayudarte a concentrarte.

Pero cuando la preocupación y el estrés por una presentación son demasiado elevados, estas hormonas les dan a las personas una sensación de "alerta roja", que las hace sentir frío o sudar, les da una sensación de mariposas en el estómago o las hace sentir que no pueden pensar lógicamente.

Los siguientes consejos pueden ayudarte a controlar estas sensaciones:

  1. Prepárate bien. Es menos probable que te bloquees si estás bien preparado. Ensaya todo lo posible y practica cada vez que puedas hacerlo (ya sea solo o frente a otras personas). Practica hasta que te sientas relajado y preparado. Nada calma los nervios como la confianza de saber que estás preparado.
  2. Prepárate mentalmente. En lugar de pensar en lo que podría salir mal, busca energía positiva. Mira lo que hace un equipo de fútbol americano antes de salir a la cancha. Se reúnen y rezan o cantan una canción del equipo para alentarse con energía positiva y espíritu de equipo. Puedes hacer lo mismo sin importar si debes presentarte solo o en grupo. Pídele a un amigo que te dé una charla motivadora. Prepárate una para ti mismo. Dite a ti mismo "¡Puedo hacerlo!", "Estoy preparado para lograrlo, ¡vamos!" o "Esto va a ser muy entretenido".
  3. Aprende maneras de relajarte. Los jóvenes destacados que deben hacer presentaciones, como los gimnastas olímpicos y los músicos solistas, hablan acerca de cuán importante es prepararse tanto para los nervios previos a la presentación como para la presentación en sí misma. En algunos tipos de competencias, hay una larga espera antes de que llegue el turno de la presentación. Algunas personas llevan fotos que las inspiran, preparan una lista de canciones que las ayudan a relajarse o aprenden yoga y técnicas de respiración que las ayudan a sentirse tranquilas. Algunas personas necesitan estar activas para relajarse mientras que otras necesitan estar quietas y tranquilas. Descubre qué técnica es la mejor para ti, después haz un plan para usar esa técnica mientras esperas el momento de una gran presentación.
  4. No tengas miedo de la sensación de nerviosismo. Cuando sientas nervios, no desesperes. No permitas que ese sentimiento te detenga o te intimide. Simplemente déjalo pasar. Recuérdate a ti mismo que es natural, se trata simplemente del sistema nervioso haciendo lo necesario para que estés preparado. Debes saber que depende de ti usar esto a tu favor. Usa tu charla positiva y las estrategias para tranquilizarte para lograrlo. Después, ¡sal a brillar!
  5. Cuídate a ti mismo. Antes de las grandes presentaciones es fácil que te olvides de cuidarte porque pasas mucho tiempo ensayando y practicando. Te verás y te sentirás mejor si duermes lo suficiente y comes comidas saludables antes de la presentación. El ejercicio físico también puede ayudarte a sentirte bien y, junto con el sueño y la alimentación, es una excelente manera de evitar que las hormonas del estrés se salgan de control.

Reviewed by: D'Arcy Lyness, PhD
Date Reviewed: 24-04-2016

Read this article in English

What next?