Go to homepage

Cifosis

¿Qué es la cifosis?

La cifosis es una afección de la espalda. Hace que la espalda se encorve, pareciéndose a una joroba.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la cifosis?

Los principales signos de la cifosis son los siguientes:

  • Una espalda encorvada o jorobada. A veces el encorvamiento resulta difícil de ver. Otras veces es más claramente perceptible. Algunos adolescentes no pueden enderezar la curvatura de la espalda enderezándose, pero hay otros que sí la pueden enderezar.
  • Dolor de espalda. Algunos adolescentes con cifosis tienen dolor de espalda.

Los signos de la cifosis se suelen poner claramente de manifiesto durante el estirón que acompaña a la pubertad.

Cifosis

¿Cuáles son los tipos de cifosis?

Hay tres tipos principales de cifosis:

  • La cifosis congénita: significa que se nace con ella. A pesar de que ha estado presente desde el nacimiento, a veces no se percibe hasta que el adolescente ha crecido mucho.
  • La cifosis postural: los adolescentes que se encorvan mucho, van con los hombros caídos y adoptan "malas posturas" pueden desarrollar espaldas encorvadas. Los músculos y los huesos se habitúan a estar encorvados. Los adolescentes con este tipo de cifosis pueden enderezar la curvatura de su espalda enderezándose.
  • La enfermedad de Scheuermann: vistas de lado, las vértebras normales parecen rectángulos apilados. Pero en la enfermedad de Scheuermann (también conocida como cifosis de Scheuermann), las vértebras tienen forma de cuña. Esto hace que la columna vertebral se encorve. Los adolescentes con este tipo de cifosis no pueden enderezar la curvatura de su espalda enderezándose.

¿Cuáles son las causas de la cifosis?

Las causas de la cifosis dependen del tipo de cifosis de que se trate:

  • Cifosis congénita: los médicos no saben exactamente por qué algunos niños nacen con esta afección.
  • Cifosis postural: afecta a mucha gente, sobre todo, a las personas que miran hacia abajo durante mucho tiempo seguido, como a las tareas escolares o al teléfono.
  • Enfermedad de Scheuermann: los médicos no conocen su causa exacta, pero es una afección que se da por familias.

¿Cómo se diagnostica la cifosis?

Para diagnosticar una cifosis, un médico o un enfermero:

  • te explorará la columna vertebral: mientras estés de pie, te dobles hacia delante por la cintura y estés acostado
  • te mandará radiografías: para ver la curvatura de tu espalda

¿Cómo se trata la cifosis?

Las personas con cifosis verán a un traumatólogo (un médico especializado en las afecciones relacionadas con los huesos). El traumatólogo les explorará la columna vertebral, verá sus radiografías y les recomendará un tratamiento.

La cifosis postural se trata con fisioterapia para mejorar la postura. Los ejercicios pueden ayudar a reforzar los músculos de la espalda para que puedan sostener mejor la columna vertebral.

En la cifosis congénita y en la enfermedad de Scheuermann, las opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

Observación. Esto significa ir acudiendo a las revisiones ordinarias para asegurarse de que la curvatura de la espalda no está empezando a causar problemas. La cifosis puede no requerir ningún tipo de tratamiento. En la mayoría de los casos, la cifosis deja de avanzar cuando el adolescente deja de crecer.

Corsé ortopédico para la espalda. A veces, los especialistas recomiendan a sus pacientes llevar un corsé ortopédico para la espalda. El corsé es como una chaqueta o chaleco que se puede llevar debajo de la ropa. El corsé no resolverá la curvatura de la espalda, pero en algunos niños y adolescentes impedirá que empeore. Algunos solo llevan el corsé por la noche, mientras que otros lo llevan de 18 a 20 horas al día. El corsé se suele llevar hasta que la persona deja de crecer.

Fisioterapia. A veces, ayudan los ejercicios que refuerzan la musculatura de la espalda y del abdomen para sostener mejor la columna vertebral.

Cirugía. La cirugía no suele ser necesaria. Pero los médicos pueden recomendar un procedimiento llamado de fusión vertebral en los casos graves que causan dolor, o bien para prevenir problemas en el futuro.

De cara al futuro

Su te duele la espala o te das cuenta de que la tienes más encorvada de lo normal, habla con uno de tus padres para que te vea un médico o un enfermero.

Reviewed by: Suken A. Shah, MD;Alicia McCarthy, APRN
Date Reviewed: 10-01-2019

Read this article in English

What next?