Go to homepage

Recursos para la detección del VIH

Si nunca te has hecho la prueba del VIH, es una buena idea que te la hagas por lo menos una vez. Y necesitas hacértela con regularidad si:

  • mantienes relaciones sexuales sin protección
  • eres un chico que mantiene relaciones con otros chicos
  • usas agujas para inyectarte drogas

¿Por qué me tengo que hacer la prueba del VIH?

Si alguien está infectado por el VIH, es importante saberlo porque:

  • Iniciar la medicación de inmediato puede hacer que la persona siga sana durante mucho tiempo.
  • Hay formas de frenar el contagio del VIH a otras personas, como usar condones (o preservativos) y tomar medicamentos.
  • Una mujer embarazada que esté infectada por este virus puede recibir tratamiento para tratar de impedir que se contagie su bebé.

Otro motivo para hacerse la prueba es la paz mental: obtener un resultado negativo en la prueba puede ser un gran alivio para quien está preocupado por estar infectado.

¿Cómo puedo hacerme la prueba?

Para que te hagan la prueba del VIH, puedes:

  • Pedir a tu médico que te haga la prueba.
  • Dirigirte a una clínica de tu localidad o a un centro público de salud.
  • Consultar el National HIV and STD Testing Resources(Recursos nacionales para las pruebas del VIH y de las ETS) para encontrar un centro cercano donde hacerte la prueba.
  • Llamar al 800-CDC-INFO (800-232-4636) para encontrar centros que hagan este tipo de pruebas cerca de tu domicilio.
  • Comprar una prueba en una farmacia (sin receta médica) y hacerte a prueba en casa.

Muchos centros hacen la prueba del VIH de forma gratuita. Pregunta si hay que pagar antes de hacerte la prueba. En la mayoría de los estados (en los Estados Unidos) no necesitas el permiso de tus padres para que te hagan la prueba del VIH. Y puedes comprar la prueba en una farmacia sin necesidad de que te acompañe uno de tus padres.

¿En qué consiste la prueba?

La mayoría de las pruebas del VIH usan una muestra de sangre, sea procedente de una extracción de sangre o de un simple pinchazo en el dedo. Otras veces se usa saliva, pero estas pruebas son menos precisas que las que se hacen con sangre.

Algunas pruebas del VIH detectan el virus directamente. Pero la mayoría de ellas detectan anticuerpos contra el VIH. Los anticuerpos son una parte del sistema inmunitario y se encargan de luchar contra las infecciones. Cuando alguien está infectado por el VIH, su cuerpo fabrica anticuerpos para luchar contra él.

Los resultados de la prueba pueden estar disponibles el mismo día de la prueba o bien pueden tardar más tiempo en estar listos.

¿El VIH aparece siempre en la prueba?

No, si una persona se ha infectado hace poco, el virus puede no aparecer en la prueba. Lo deprisa que aparezca el VIH en una prueba dependerá del tipo de prueba:

  • Las pruebas que detectan directamente el virus lo pueden encontrar de 7 a 28 días después de que la persona se infecte.
  • Las pruebas que detectan anticuerpos del VIH los pueden encontrar de 3 a 12 semanas después de que haya ocurrido la infección.

¿Quién conocerá el resultado de mi prueba?

Dependerá de dónde te hagas la prueba. Cada centro tiene su propia política de privacidad. Pregunta por las normas de privacidad del centro donde te vayas a hacer la prueba para saber si alguien más va a saber que te haces esta prueba o sus resultados.

Si te la haces en un centro de pruebas de carácter anónimo, sabrás los resultados solamente tú. En esos lugares no se guardan registros escritos de los resultados de las pruebas.

Si vas a un centro de pruebas de carácter confidencial, los resultados se integrarán en tu historia clínica. Los resultados positivos se enviarán al departamento de salud local o estatal. Y tu compañía de seguros podrá acceder a esos resultados. Dependiendo del estado en que vivas, el centro se pondrá en contacto con tus padres o tutores.

¿Y si mi prueba sale positiva?

Si la prueba del VIH sale positiva, es importante que recuerdes que, si te tratas, podrás llevar una vida larga y saludable. De hecho, con un tratamiento precoz, la gente con el VIH puede vivir tanto tiempo como la que no está infectada por este virus.

Un enfoque en equipo te ayudará a recibir los cuidados médicos y el apoyo que necesitas. Empieza halando con tu médico o con el orientador o el trabajador social del centro donde te hayas hecho la prueba. Él o ella te puede ayudar con recomendaciones sobre cómo explicárselo a tus padres o tutores y cómo encontrar un profesional de la salud que sea especialista en infecciones por el VIH. Si empiezas a tratarte lo antes posible, podrás mantenerte sano y aprender a vivir con el VIH.

¿Si mi prueba sale negativa, tendré que hacérmela otra vez?

Habla con tu médico, orientador o trabajador social del centro donde te hayas hecho la prueba para saber si necesitas hacértela otra vez.

Algunos de los motivos para volvértela a hacer son los siguientes:

  • mantienes relaciones sexuales sin usar condón
  • eres un chico que mantiene relaciones sexuales con otros chicos
  • el año pasado mantuviste relaciones sexuales con más de tres personas
  • has contraído una ETS (enfermedad de trasmisión sexual)
  • compartes agujas para inyectarte drogas
  • eres mujer y estás embarazada

¿Si mi prueba sale negativa, significa que la de mi pareja también saldrá negativa?

El hecho de que obtengas resultados negativos en la prueba del VIH no implica necesariamente que tu pareja también obtenga unos resultados negativos. La única forma de estar seguro de que tu pareja no está infectada por el VIH es que se haga la prueba y obtenga unos resultados negativos.

Mi prueba del VIH es negativa; ¿cómo puedo mantenerme libre de la infección por el VIH?

Puedes reducir el riesgo de contraer el VIH:

  • absteniéndote de mantener relaciones sexuales
  • usando un condón (o preservativo) cada vez que mantengas relaciones sexuales (vaginales, orales o anales)
  • reduciendo la cantidad de personas con quienes mantienes relaciones sexuales
  • asegurándote de que todas tus parejas sexuales se hacen la prueba del VIH
  • haciéndote las pruebas de las ETS (enfermedades de transmisión sexual); ya que tener una ETS aumenta las probabilidades de contraer una infección por el VIH.
  • no compartiendo agujas para inyectarte drogas

Reviewed by: Krishna Wood White, MD, MPH
Date Reviewed: 10-10-2018

Read this article in English