Go to homepage

Lavarse las manos

t"¡Lávate las manos!" ¿Cuántas veces has escuchado esta frase de tus padres? Tal vez creas que están molestándote pero, en realidad, una de las cosas más importantes que puedes hacer para evitar enfermarte, es lavarte las manos.

Si no te lavas bien las manos y con frecuencia, puedes contagiarte algún germen. Siempre corres riesgo al tocarte los ojos, la nariz o la boca. De hecho, una de las formas más comunes de contraer un resfriado es por frotarse la nariz o los ojos después de haber estado en contacto con el virus de la gripe en las manos.

Si la gente no se lava las manos con frecuencia, especialmente cuando está enferma, pueden contagiar los gérmenes a otras personas de manera directa o a través de las superficies que otros tocan. Y antes de que te des cuenta, todos a tu alrededor estarán contagiándose de algo.

La primera línea de defensa contra los gérmenes

Piensa en todas las cosas que tocaste en el día de hoy, desde el teléfono hasta el inodoro. Tal vez te hayas sonado la nariz o hayas jugado con tu perro. Sin importar qué hayas hecho, estuviste en contacto con gérmenes. Es fácil que los gérmenes que tienes en las manos terminen en la boca.

Al lavarte bien las manos con frecuencia, eliminas los gérmenes, como las bacterias y los virus, que has contraído de otras personas, a través de agua o comida contaminada, de superficies como los teclados o de animales y desechos de animales.

Lavado de manos defensivo

En 2010 la Sociedad Americana de Microbiología y el Instituto Americano de Limpieza realizaron una encuesta sobre el lavado de manos. Les preguntaron a las personas acerca de sus hábitos de lavado de manos y también observaron a las personas en baños públicos. Los resultados fueron impactantes. Por ejemplo:

  • La gente no siempre se lava las manos después de ir al baño; el 96 % de los adultos dice que siempre se lava las manos luego de usar un baño público, pero solo se vio al 85 % hacerlo.
  • La gente se lava menos las manos cuando está en su hogar; el 89 % dice que se lava las manos luego de usar el baño de su casa. Los gérmenes son gérmenes y el baño es el baño.
  • Solo el 27 % se lava las manos luego de tocar dinero (que suele contener gran cantidad de gérmenes).
  • Solo el 42 % de la gente encuestada se lavó las manos después de acariciar a un perro o un gato. Has visto a tu perro rodar en ese objeto extraño del parque o a tu gato frotarse contra ti luego de jugar con un cesto de basura. Fido y Fluffy están más sucios de lo que te imaginas.

Incluso si te lavas las manos con frecuencia, tus amigos pueden esconder algunos pequeños secretos sucios: Los estudiantes no se lavan bien las manos, ni con frecuencia. En un estudio, solo el 58 % de las mujeres y el 48 % de los varones estudiantes de primaria y secundaria se lavaron las manos después de usar el baño.

Cómo lavarse bien las manos

Hay una forma de lavarse bien las manos. Sigue estos simples pasos para mantener tus manos limpias:

  • Usa agua tibia (ni fría ni caliente).
  • Utiliza cualquier jabón que te guste. Los jabones antibacteriales están de moda, pero los jabones comunes están bien.
  • Frota bien las manos entre sí y friega todas las superficies. Enjabona ambas caras de las manos, las muñecas, entre los dedos y alrededor de las uñas. Lávate las manos durante 20 segundos.
  • Enjuágalas bien bajo el agua tibia y sécalas con una toalla limpia.
  • En los baños públicos, considera usar el papel higiénico para presionar el botón del inodoro y abrir la puerta porque éstos suelen albergar gérmenes. Descarta la toalla después de salir.

Para prevenir paspaduras o piel seca, usa un jabón suave con agua tibia, y sécate las manos con suavidad en lugar de frotarlas. Después del lavado, aplica una loción humectante.

Si no hay agua y jabón disponibles, los desinfectantes o las toallitas de manos sin agua son una buena alternativa. Normalmente están disponibles en forma líquida, paños, aerosol o toallitas y, a menudo, se presentan en tamaños pequeños de viaje, que resultan perfectos para guardarlos en una mochila, en el auto, el casillero, la cartera o el bolso de deportes.

El buen lavado de manos es clave para prevenir el contagio de muchas infecciones comunes. ¡Protégete enjabonándote!

Reviewed by: Rupal Christine Gupta, MD
Date Reviewed: 10-08-2014

Read this article in English