Skip to main content
Go to homepage

Cuando un niño quiere dejar de practicar un deporte

¿Por qué los niños abandonan los deportes?

Los niños tienen muchos motivos para dejar de practicar deportes que practicaban. Puede ocurrir que la ilusión de empezar a practicar un deporte desparezca cuando empiece la parte dura de esforzarse. También puede haber otras razones, como las siguientes:

  • estar demasiado cansados al tener un horario lleno de actividades
  • tener problemas con un compañero de equipo o con el entrenador
  • que les haya dejado de gustar ese deporte

¿Cómo lo debería afrontar?

Hable con su hijo con tranquilidad para saber por qué quiere dejar de practicar ese deporte. En primer lugar, trate de encontrar una solución:

  • Si su hijo está demasiado cansado, tal vez puedan reducir el tiempo que dedica a ese deporte o bien eliminar otra actividad de su horario.
  • Si su hijo tiene un problema con un compañero de equipo o con su entrenador, es un buen momento para enseñar a su hijo a abordar y resolver problemas. Hable con su hijo sobre formas en que podría mejorar las cosas. Tal vez hablar con su compañero de equipo o con su entrenador le podría ayudar. Si su hijo es pequeño, tal vez deban ser los dos juntos quienes hablen con su entrenador. De todos modos, haga que su hijo se implique en la conducta de tratar de resolver las cosas. Esto ayuda a los niños a aprender a abordar los problemas y a seguir los pasos necesarios para mejorar las cosas.
  • Si a su hijo le está haciendo bullying, ya sea un compañero de equipo o su propio entrenador, trabaje con su hijo para asegurarse de que el acoso no prosigue. Si su hijo es pequeño, hable con los padres del niño que lo está acosando o con su entrenador. Si su hijo ya es mayor, hable con él sobre formas de afrontar el acoso (o bullying).
  • Si a su hijo le ha dejado de gustar el deporte, puede ser duro. Si usted lo ha apuntado a una temporada deportiva completa, anímelo a seguir practicando ese deporte hasta que concluya la temporada.

Si su hijo sigue queriendo abandonar ese deporte

Recuerde que usted es quien mejor conoce a su hijo; por lo tanto, tenga en cuenta el motivo por el que quiere dejar de practicar ese deporte. Reflexione sobre si fue usted quien presionó a su hijo a practicar un deporte que usted quería que practicara. Luego, decidan cómo proceder conjuntamente, como familia. Aprender a tomar buenas decisiones es una importante lección vital.

Si su hijo deja de practicar un deporte, busquen otro deporte o actividad que su hijo pueda probar. Todos los niños necesitan por lo menos 60 minutos de actividad física al día para mantenerse sanos y estar en forma.

Reviewed by: Amy W. Anzilotti, MD
Date Reviewed: 10-03-2019

Read this article in English

What next?