Go to homepage

Hepatitis C

¿Qué es la hepatitis C?

La hepatitis C es una infección del hígado causada por el virus de la hepatitis C (VHC). El VHC puede llevar a insuficiencia hepática, cáncer de hígado o enfermedad hepática crónica (cirrosis), y es la causa principal de trasplante de hígado en EE.UU.

Algunas personas que contraen el VHC solo padecen una enfermedad de corta duración porque sus cuerpos son capaces de eliminar el virus. Pero la mayoría de la gente infectada (entre el 70 y el 85%) desarrolla una infección crónica por el VHC.

¿Cómo se contagia la gente de hepatitis C?

El VHC se contagia a través del contacto directo con la sangre u otros fluidos corporales de una persona infectada. Puede ocurrir al:

  • compartir agujas para inyectarse droga o dispositivos para esnifarla
  • hacerse un tatuaje o un piercing con utensilios no esterilizados
  • mantener relaciones sexuales (aunque se trata de la vía menos habitual)
  • trasmitir el virus una madre infectada a su hijo durante el embarazo

Los niños con el VHC ya lo suelen haber contraído antes de nacer, por habérselo trasmitido sus madres.

Gracias a los análisis de sangre que se hacen como pruebas de cribado y a otras precauciones sanitarias adoptadas a principios de los años noventa del siglo XX, el contagio de la hepatitis C a partir de hemodiálisis, transfusiones de sangre o trasplantes de órganos es muy raro en la actualidad.

También es muy raro, pero posible, que una persona contraiga el VHC al compartir artículos domésticos que puedan contener la sangre infectada de otra persona, como maquinillas de afeitar, cepillos de dientes o tijeras.

¿Quién se expone a contraerla la hepatitis C?

La hepatitis C es más frecuente en adultos que en niños. Los índices de infección por el VHC en EE.UU. casi se triplicaron entre los años 2010 y 2015, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). La mayoría de estas infecciones nuevas afectan a personas jóvenes (de entre 20 y 29 años) que se inyectan drogas, muchas de las cuales pasaron de abusar de analgésicos de venta con receta médica (opioides) a inyectarse heroína, que suele ser más barata y resulta más fácil de conseguir.

Debido a que las mujeres en edad reproductora forman parte de este grupo, a los expertos les preocupa que haya más recién nacidos en riesgo de contraer el VHC.

¿Qué es una hepatitis C crónica?

Los médicos se refieren a las infecciones de hepatitis C como agudas o como crónicas:

  • Una infección aguda por el VHC es una enfermedad breve que padece una persona cuando se expone al virus, y que desparece antes de que hayan trascurrido 6 meses.
  • Una persona que sigue presentando el VHC 6 meses después de iniciar la enfermedad se dice que tiene una infección de hepatitis C crónica. Se trata de una enfermedad de larga duración, lo que significa que el virus permanece en el cuerpo y puede causar síntomas de por vida. Se calcula que hay unos 3,2 millones de personas en EE.UU. que padecen una hepatitis C crónica.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de una infección por el VHC?

La hepatitis C puede ser una infección "silenciosa pero mortal". Las mayoría de las personas afectadas por una hepatitis C no presentan síntomas. Pero, aunque no presenten síntomas, pueden desarrollar problemas de salud décadas después y pueden seguir trasmitiendo la enfermedad a otras personas.

Cuando aparecen los síntomas (lo que suele ocurrir cuando la enfermedad ya está muy avanzada), pueden ser muy parecidos a los de la hepatitis A y la hepatitis B, incluyendo los siguientes:

  • ictericia (cuando la piel y el blanco de los ojos adquieren una tonalidad amarillenta)
  • fiebre
  • nauseas, vómitos y falta de apetito
  • dolor de vientre (en el lado derecho superior del abdomen)
  • dolores en las articulaciones
  • orina más oscura de lo normal o heces de color grisáceo

¿Qué problemas puede causar la hepatitis C?

La hepatitis C es el tipo más grave de hepatitis. En la actualidad, es una de las causas más frecuentes de trasplante de hígado en adultos. Cada año, muere más gente en los EE.UU. debido a una infección por el VHC que a otras 60 infecciones, como el VIH, la neumonía neumocócica y la tuberculosis.

Afortunadamente, ahora disponemos de medicamentos para tratar la hepatitis C y para curarla en la mayoría de los casos.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis C?

Los médicos hacen un análisis de sangre (la prueba de los anticuerpos de la hepatitis C) para detectar los anticuerpos asociados a esta enfermedad. Si una persona presenta esos anticuerpos, solo significa que ha contraído una infección por el VHC en algún momento de su vida. Para saber si la enfermedad está aún activa, los médicos hacen otra prueba (la prueba del ARN) para medir la concentración de VHC (o carga viral) en sangre.

Los CDC recomiendan hacer el análisis de sangre diagnóstico a:

  • todos los estadounidenses nacidos entre los años 1945 y 1965
  • cualquier persona que se haya inyectado drogas
  • pacientes que hayan recibido órganos o sangre donados antes del año 1992
  • gente que se haya sometido a hemodiálisis
  • gente con afecciones como una infección por el VIH o una enfermedad hepática crónica
  • recién nacidos de madres infectadas por el VHC
  • gente que se haya expuesto a la sangre de una persona con hepatitis C

¿Cómo se trata la hepatitis C?

Se han hecho avances importantes en el tratamiento e, incluso, en la curación de la hepatitis C. Antes, los tratamientos de la hepatitis C solían requerir inyecciones semanales, se asociaban a graves efectos secundarios y no solían ser eficaces.

Ahora existen nuevos medicamentos que se administran por vía oral y que pueden curar la hepatitis C en mucha gente en un plazo de unos 3 meses. Estos medicamentos eran muy caros al principio, pero sus precios están bajando, una tendencia que los expertos en salud esperan que continúe mientras la incidencia de la hepatitis C siga aumentando y las pruebas de cribado sigan detectando más casos.

Estos medicamentos curan en torno al 90% de los pacientes. Existe un nuevo medicamento oral que parece prometedor para el 10% restante que no responde al tratamiento estándar. Este nuevo comprimido combinado de tipo antiviral está siendo revisado en la actualidad por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de EE.UU.

¿Qué ocurre después de una infección de hepatitis C?

Al igual que con la hepatitis B, cualquier persona que haya dado positivo para la hepatitis C no puede ser donante de sangre.

Los expertos en salud avisan de que la gente que haya desarrollado una hepatitis C debido al consumo de drogas debería recibir tratamiento psicológico complementario para ayudarla a superar la adicción. En caso contrario, podría volverse a infectar con el VHC.

¿Se puede prevenir la hepatitis C?

Lamentablemente, no hay ninguna vacuna para protegerse de la hepatitis C. La prevención supone evitar las conductas de riesgo de contagio del VHC, sobre todo la de inyectarse drogas.

Reviewed by: Jolanda M. Denham, MD
Date Reviewed: 13-08-2017

Read this article in English