Skip to main content
Go to homepage

Hemangiomas

¿Qué es un hemangioma?

Un hemangioma es un tipo de mancha de nacimiento que aparece cuando hay un crecimiento de vasos sanguíneos enmarañados en la piel o debajo de ella.

  • Los hemangiomas que los bebés tienen al nacer reciben el nombre de hemangioma congénito.
  • Los hemangiomas que aparecen más tarde reciben el nombre de hemangioma infantil. Los hemangiomas infantiles son mucho más comunes que los congénitos.

Como los hemangiomas crecen y cambian, se los llama tumores, pero no son un tipo de cáncer. Los hemangiomas no se contagian a otras partes del cuerpo ni a otras personas.

¿Cuáles son los signos y síntomas de un hemangioma?

Algunos hemangiomas parecen manchas de piel del color de una fresa, mientras que otros pueden aparecer como un bulto en la piel con un tono azulado.

La mayoría de los hemangiomas se agrandan durante el primer año de vida. El crecimiento suele ser más rápido durante los primeros seis meses. Después se encogen lentamente durante los siguientes años. Un hemangioma puede causar problemas si afecta las funciones del cuerpo (como la vista o la respiración), si sangra con frecuencia o si traspasa la piel (esto recibe el nombre de ulceración).

Los bebés pueden tener más de un hemangioma.

¿Cuáles son las causas de los hemangiomas?

Los médicos desconocen las causas de los hemangiomas. A veces, los hemangiomas son hereditarios, pero no se ha encontrado una causa genética.

¿Quiénes tienen hemangiomas?

Los hemangiomas son más comunes en bebés con alguna de las siguientes características:

  • prematuros (nacen antes de tiempo)
  • con bajo peso al nacer
  • nacen en partos múltiples (mellizos, trillizos, etc.).

Los bebés con un hemangioma no tienen más riesgos de tener problemas de salud. Pero los hemangiomas pueden acompañar a algunos síndromes (un síndrome es una combinación de signos y síntomas que conforman una afección en particular).

¿Cómo se diagnostican los hemangiomas?

En general, los médicos reconocen los hemangiomas por su aspecto. Según la ubicación y el tipo de hemangioma (congénito o infantil), es posible que hagan más pruebas para obtener más información sobre este.

En casos excepcionales, los hemangiomas pueden crecer en un órgano interno, como los riñones, los pulmones, el hígado o el cerebro, donde no es posible verlos.

¿Cómo se tratan los hemangiomas?

Con frecuencia, los hemangiomas se achican sin necesidad de tratamiento hasta que la agrupación de vasos sanguíneos desaparece o es muy pequeña. Esto suele ocurrir antes de los 10 años de edad. Por lo tanto, la mayoría de los hemangiomas no reciben tratamiento.

Sin embargo, se recomienda el tratamiento si un hemangioma:

  • bloquea la vista o los movimientos oculares
  • reduce el paso del aire a través de la nariz y la boca
  • sangra con frecuencia o sangra con intensidad
  • atraviesa la piel que lo cubre
  • tiene un flujo de sangre suficiente como para exigir por demás al corazón del bebé 

El tratamiento depende del tipo de hemangioma y de otros detalles. Las opciones de tratamiento, que se pueden usar de a una o combinadas, incluyen las siguientes:

  • un medicamento llamado propranolol, en su versión de administración oral o tópica. Este es el tratamiento más frecuente. En algunos pocos casos, se colocan otros medicamentos directamente en el hemangioma, en una vena (con una vía intravenosa), o se dan medicamentos por boca (orales).
  • una cirugía para extirpar todo el hemangioma
  • un bloqueo de los principales vasos sanguíneos que llegan al hemangioma a través de una embolización, un procedimiento quirúrgico en el que se bloquean los vasos desde su interior por medio de un tubo largo y delgado (catéter)
  • tratamientos con láser

Los hemangiomas sobre el rostro o la cabeza del bebé pueden causar problemas estéticos (aspecto). Los médicos comprenden lo importante que puede ser el aspecto y trabajarán con los padres para decidir si es mejor tratar el hemangioma del bebé o dejar que desaparezca por sí solo.

¿Qué más debería saber?

Otros niños y adultos pueden tener curiosidad por el hemangioma de su hijo. Si les dice que los hemangiomas son manchas de nacimiento que desaparecen con el tiempo resolverá la mayor parte de las preguntas.

Una vez que un hemangioma desaparezca por sí solo, es posible que quede la piel estirada. Tal vez sea necesaria una cirugía estética (plástica) para quitar la piel sobrante. La decoloración de la piel se puede tratar con láser.

Reviewed by: Eric S. Sandler, MD
Date Reviewed: 07-01-2021

Read this article in English

What next?