Go to homepage

Verrugas genitales

¿Qué son las verrugas genitales?

Las verrugas genitales son verrugas que se encuentran en o cerca de la vagina o el pene (los genitales).

Causas de las verrugas genitales

Las verrugas genitales suelen ser una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Están causadas por el VPH (virus del papiloma humano). El virus del papiloma humano también puede causar algunos tipos de cáncer. Pero los tipos de virus del papiloma humano que causan las verrugas genitales no suelen causar el cáncer.

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual (o ETS, también llamadas "infecciones de transmisión sexual") son infecciones que se transmiten a través de las relaciones sexuales (vaginales, orales o anales) o del contacto íntimo.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las verrugas genitales?

Hay mucha gente infectada por el virus del papiloma humano que nunca desarrolla verrugas genitales. Si acaba desarrollando verrugas, estas suelen aparecer al cabo de varios meses de haberse infectado con el virus del papiloma humano. Pero a veces las verrugas aparecen años después.

Las verrugas pueden aparecer en o cerca:

  • de la vulva, la vagina, él cérvix (o cuello del útero) o el ano en las mujeres
  • del pene, el escroto o el ano en los hombres

Las verrugas genitales pueden sobresalir o ser planas, y ser pequeñas o grandes. A veces, se presentan formando agrupaciones de una forma similar a la de las coliflores. Algunas verrugas son tan pequeñas y planas que la persona no las nota cuando aparecen.

La mayoría de las veces las verrugas genitales no provocan dolor. Pero algunas personas con verrugas tienen comezón, sangrado, ardor o dolor.

¿Cómo se desarrollan?

El virus del papiloma humano que causa las verrugas genitales se suele contagiar a través de las relaciones sexuales (vaginales, orales o anales) o del contacto íntimo. Incluso aunque la persona no tenga ninguna verruga, el virus del papiloma humano puede seguir estando activo en la zona genital y lo puede contagiar a otras personas.

No siempre es posible que la gente sepa cuando contrajo una infección por el virus del papiloma humano. Esto se debe a que:

  • el virus puede permanecer en el cuerpo de la persona de varios meses a varios años antes de que desarrolle verrugas genitales.
  • es posible que ya tuviera verrugas desde hace tiempo sin que las notara

¿Cómo se diagnostican?

Los profesionales de la salud suelen poder diagnosticar las verrugas genitales solo con observarlas. A veces, los médicos toman una pequeña muestra de la verruga y la envían a un laboratorio para que la analicen. La extracción de la muestra no suele ser dolorosa.

¿Cómo se tratan las verrugas genitales?

Entre los tratamientos para eliminar las verrugas genitales, se incluyen los siguientes:

  • medicamentos que se aplican sobre o dentro de las verrugas
  • láser, frío o calor que se aplica sobre las verrugas
  • cirugía

A veces, las verrugas reaparecen después del tratamiento. Esto se debe a que los tratamientos no pueden eliminar todos los virus del papiloma humano dispersos por el cuerpo de la persona.

¿Cuánto duran las verrugas genitales?

La duración de las verrugas genitales es algo que varía de una persona a otra. A veces, el sistema inmunitario elimina las verrugas en unos pocos meses. Pero incluso en ausencia de verrugas, el virus del papiloma humano puede seguir estando activo en el cuerpo de la persona. Por lo tanto, las verrugas, pueden volver a aparecer. Por lo general, en un plazo máximo de 2 años, tanto las verrugas como el virus del papiloma humano han desaparecido por completo del cuerpo de un paciente.

¿Cuándo deja de ser contagiosa una persona que ha tenido verrugas genitales?

La gente con verrugas genitales puede contagiar el virus del papiloma humano. E, incluso aunque las verrugas ya hayan desaparecido, el virus del papiloma humano puede seguir estando activo en su cuerpo. Esto significa que lo puede contagiar a otra persona a través de las relaciones sexuales o del contacto íntimo, y que este virus puede provocar verrugas genitales en la persona contagiada. Es difícil saber cuándo una persona deja de ser contagiosa, porque no hay ningún análisis de sangre que permita detectar el virus del papiloma humano.

La mayoría de las veces, el virus del papiloma humano ha desaparecido del cuerpo de una persona cuando han trascurrido 2 años desde el momento en que se infectó.

¿Se pueden prevenir las verrugas genitales?

Las verrugas genitales y otras enfermedades trasmitidas por el virus del papiloma humano se pueden prevenir con una vacuna. La serie de vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH) es recomendable para todos los niños de 11–12 años de edad. Los adolescentes y los adultos también se pueden vacunar (hasta los 45 años de edad). Aun en el caso de que una persona ya haya tenido un tipo de infección por el virus del papiloma humano, la vacuna la podrá proteger de otros tipos de virus del papiloma humano.

El virus del papiloma humano casi siempre se contagia a través de las relaciones sexuales. Por eso, la mejor forma de prevenir este tipo de infecciones consiste en no mantener relaciones sexuales (vaginales, orales ni anales). Si una persona decide mantener relaciones sexuales, el hecho de usar un condón (o preservativo) todas las veces que las mantenga (sean vaginales, orales o anales) lo ayudará a prevenir el virus del papiloma humano y otras enfermedades de transmisión sexual. Pero los condones no siempre permiten prevenir el contagio por el virus del papiloma humano, ya que el condón no cubre todas las áreas donde puede vivir este virus.

¿Se debe informar a los compañeros sexuales sobre las verrugas genitales?

Si a una persona le diagnostican unas verrugas genitales, siempre deberá tener una conversación sincera con las personas con quienes mantenga relaciones sexuales. Los compañeros sexuales necesitarán visitar a un profesional de la salud para saber si tienen verrugas genitales y para someterse a pruebas de cribado de otras enfermedades de transmisión sexual.

Si la pareja quiere seguir manteniendo relaciones sexuales, ambos miembros deben saber y entender que el condón reducirá las probabilidades de contagiar las verrugas genitales y el virus del papiloma humano, pero no podrá prevenir el contagio por completo.

De cara al futuro

Cuando a una persona le diagnostican unas verrugas genitales, debería:

  • Saber que el virus del papiloma humano se puede contagiar a las personas con quienes mantenga relaciones sexuales, incluso aunque ya haya dejado de tener verrugas.
  • Informar a todos sus compañeros sexuales sobre las verrugas genitales antes de mantener relaciones sexuales con ellos.
  • Saber usar un condón (o preservativo) todas las veces que mantenga relaciones sexuales (vaginales, orales o anales).
  • Someterse a pruebas para saber si padece alguna enfermedad de transmisión sexual según las recomendaciones del profesional de la salud que lo lleva.
  • Ponerse todas las dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) si no se las ha puesto antes.

Reviewed by: Robyn R. Miller, MD
Date Reviewed: 10-12-2018

Read this article in English

What next?