Skip to main content
Go to homepage

Síndrome de Guillain-Barré

¿Qué es el síndrome de Guillain-Barré?

En el síndrome de Guillain-Barré, el sistema inmunitario del cuerpo ataca a los nervios que hay fuera del cerebro y de la médula espinal (los nervios periféricos). Esto causa una debilidad temporal e incluso una parálisis (incapacidad de movimiento) en algunas partes del cuerpo.

Este síndrome es muy poco frecuente pero puede ser grave. Si afecta a los músculos torácicos (los del pecho), por ejemplo, la persona puede tener problemas para respirar y tener que llevar un respirador durante un tiempo. Lo bueno es que la parálisis suele ser de carácter temporal.

¿Qué ocurre en el síndrome de Guillain-Barré?

Los nervios periféricos envían señales desde el cerebro hasta los músculos y les indican que se muevan. También envían señales sensoriales (como el tacto, la presión, la temperatura y el dolor) al cerebro.

El síndrome de Guillain-Barré daña temporalmente estos nervios, lo ue interrumpe el traspaso de información. Por lo tanto, las personas afectadas por este síndrome pueden tener debilidad o problemas para moverse, así como dolor, insensibilidad, hormigueo o cosquilleo en brazos y piernas.

Causas del síndrome de Guillain-Barré

En el síndrome de Guillain-Barré, los ataques del sistema inmunitario suelen involucrar a unas proteínas llamadas "anticuerpos". Normalmente, estas proteínas ayudan a destruir bacterias o virus invasores. Pero en el síndrome de Guillain-Barré, estos anticuerpos lesionan partes de los nervios periféricos por error.

Los médicos no suelen conocer la causa exacta de este síndrome. Se podría tratar de una enfermedad auto-inmunitaria (cuando el sistema inmunitario daña tejidos normales y sanos del mismo cuerpo, como los nervios periféricos).

Muchas personas con esta afección han tenido una infección viral o bacteriana unas dos semanas antes del inicio de los síntomas. Se trata de infecciones que suelen afectar al sistema respiratorio o al tubo digestivo. A veces, los síntomas de este síndrome se pueden desencadenar ante una operación menor o alguna otra cosa.

¿Cuáles son los signos y los síntomas del síndrome de Guillain-Barré?

Entre los síntomas del síndrome de Guillain-Barré, y en el orden en que suelen ocurrir, se incluyen los siguientes:

  • hormigueo-cosquilleo o dolor en las puntas de los dedos de manos y pies
  • debilidad o dolor en las piernas que genera problemas para andar
  • pérdida de reflejos (por ejemplo, el movimiento hacia delante de la rodilla propio del reflejo rotular)
  • debilidad facial
  • dificultades para respirar

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Guillain-Barré?

Los médicos hacen preguntas sobre los síntomas y exploran a sus pacientes. Si el síndrome de Guillain-Barré parece ser un diagnóstico posible, el médico preguntará si los síntomas:

  • aparecen en ambos lados del cuerpo
  • empezaron de repente
  • están empeorando

También es posible que pidan pruebas para confirmar el diagnóstico:

  • una punción lumbar para evaluar la células contenidas en el líquido cefalorraquídeo
  • un electromiograma (EMG) para medir la actividad eléctrica de músculos y nervios
  • una prueba de velocidad de conducción nerviosa (NCV, por sus siglas en inglés) para saber con qué velocidad avanzan las señales a lo largo de los nervios
  • una resonancia magnética (RM) para observar el interior del cerebro y de la médula espinal

¿Cómo se trata el síndrome de Guillain-Barré?

El tratamiento, que puede acelerar el proceso de recuperación, incluye lo siguiente:

  • Terapia de inmunoglobulina intravenosa (IGVI): esta inyección de anticuerpos sanos ayuda a reducir el ataque del sistema inmunitario sobre el cuerpo.
  • Plasmaféresis o intercambio de plasma: una máquina bombea sangre hacia el exterior del cuerpo, elimina las células que atacan al sistema nervioso y devuelve la sangre al cuerpo.

Las personas con este síndrome suelen tomar medicamentos que les alivian el dolor y que impiden que se les formen coágulos de sangre si no se pueden mover con facilidad.

La mayoría de las personas con síndrome de Guillain-Barré se tratan en hospitales, de modo que médicos y enfermeros son quienes supervisan su evolución. A veces, reciben tratamiento en una unidad de cuidados intensivos (UCI). Esto permite que el personal médico les tome los signos vitales, como la tensión arterial y el ritmo cardíaco, y preste una atención especial a cómo les está funcionando el cuerpo.

El tiempo que permanezca ingresado en un hospital un paciente dependerá de lo graves que sean sus síntomas. Algunos pacientes solo están internados en un hospital durante unos pocos días, mientras que otros lo están durante varias semanas.

Incluso después de recibir el alta hospitalaria, una persona puede necesitar un tiempo para recuperarse en su casa antes de encontrarse mejor. Algunas personas con el síndrome de Guillain-Barré pueden tener que utilizar una silla de ruedas o un andador hasta que recuperen toda su fuerza. Muchas de ellas necesitan hacer fisioterapia para que sus cuerpos vuelvan a poder moverse bien.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo tiene el síndrome de Guillain-Barré, debe saber que la recuperación requiere paciencia. Es posible que su hijo tenga cierta debilidad durante un tiempo, y su vuelta al deporte y a otras actividades físicas le puede llevar tiempo.

Hablar con un psicólogo o terapeuta lo puede ayudar, así como unirse a un grupo de apoyo. También puede encontrar información y apoyo en línea:

Lo bueno es que la mayoría de la gente se recupera hasta de los casos más graves. Los profesionales de la salud pueden hacer muchas cosas para ayudar a que el proceso de recuperación sea más llevadero y más rápido.

Si su hijo tiene el síndrome de Guillain-Barré y usted percibe que sus síntomas están volviendo, llame a su médico.

Reviewed by: Stephen J. Falchek, MD
Date Reviewed: 10-11-2019

Read this article in English

What next?