Skip to main content
Go to homepage

Coronavirus (COVID-19): Cuidar de niños con necesidades de salud especiales

Durante la pandemia del coronavirus (COVID-19), los niños con necesidades de salud especiales siguen necesitando recibir sus cuidados ordinarios. Pero la forma en que reciban esos cuidados puede cambiar. Algunas de las visitas médicas se están haciendo por teléfono o por telesalud. Aquí encontrará más información sobre qué esperar durante este difícil período.

¿Los niños con necesidades de salud especiales se exponen más a contraer el COVID-19?

Hay pocos niños que hayan contraído esta enfermedad. Por eso, es difícil para los expertos saber cómo puede afectar el COVID-19 a niños que padecen otros problemas de salud. Para mantenerse seguro y evitar infecciones, siga los consejos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)  y otros expertos en salud. Asegúrese de hacer lo siguiente:

¿Debo llevar a mi hijo a las visitas que tenga programadas?

Hable con el profesional de la salud que lo atiende. Muchos consultorios ya están ofreciendo visitas en persona. Algunos turnos se harán mediante "telesalud" (consultas por video). Si su hijo tiene una visita en persona, llame al consultorio del médico para preguntar qué medidas están tomando para mantener la seguridad de los pacientes y sus familias. Lo más probable es que el personal médico lleve puestas mascarillas. Usted y su hijo deben llevar mascarillas. Dígale a su hijo que las mascarillas son seguras y que no tiene por qué asustarse.

¿Debo seguir medicando a mi hijo como de costumbre? 

Sí. Siga medicando a su hijo como de costumbre a menos que el equipo médico que lo lleva le indique lo contrario. La mejor forma de velar por la salud de su hijo es tratar la afección que padece. Estar lo más sano posible facilitará a cualquier niño hacer frente a una infección por coronavirus en el caso de que la contrajera.

Tenga siempre disponibles los medicamentos y otros suministros que necesite su hijo para 2–3 semanas. Contacte con su seguro médico y con las compañías que les llevan los suministros a casa para no quedarse sin medicamentos antes de que se le agoten.

¿Debe seguir mi hijo recibiendo quimioterapia u otros medicamentos que afectan al sistema inmunitario?

Sí. Prosigan con la quimioterapia o cualquier otra medicación que puede debilitar la respuesta del sistema inmunitario hasta que hable con el equipo médico que lleva a su hijo. Detenga solo la medicación de su hijo si se lo indica su equipo médico.

Siga las siguientes recomendaciones para evitar infecciones: 

  • Manténgase a una distancia mínima de 6 pies de las personas que no viven con usted. Esto se llama "distanciamiento social" o "distanciamiento físico".
  • Cuando salga y no pueda mantener esta distancia, póngase una mascarilla o una cubierta de tela para la cara.
  • Lávese las manos a fondo y con frecuencia.

¿Deben seguir viniendo a casa los profesionales de la salud que atienden a mi hijo? ¿Cómo puedo conseguir que todo el mundo esté seguro?

Los profesionales de la salud que atienden al paciente en su domicilio desempeñan un papel importante en el cuidado de algunos niños con necesidades de salud especiales. Hable con el equipo médico que atiende a su hijo sobre estos servicios domiciliarios. Pregunte si es realmente necesario que los reciba ahora. Todo profesional de la salud que esté enfermo no debería ayudar a cuidar de su hijo.

Pídales a los profesionales del cuidado de la salud que se pongan una mascarilla o una cubierta de tela para la cara mientras estén en su hogar y cuando cuiden a su hijo. Los profesionales de la salud que vayan a su casa a cuidar de su hijo deben lavarse bien las manos durante un mínimo de 20 segundos cuando lleguen a su casa y frecuentemente mientras le suministran cuidados. Deje abundante jabón y toallitas de papel para que se laven las manos. Tenga también disponible un gel desinfectante para las manos. Cuelgue avisos sobre lavarse las manos a modo de recordatorios.

¿Y si mi hijo se pone enfermo? ¿Podría tratarse del COVID-19?

Antes que nada, llame al equipo médico que trata a su hijo. Ellos conocen los antecedentes médicos de su hijo y sabrán si su hijo corre algún riesgo especial. El médico le preguntará cómo se encuentra y sobre si han estado cerca de alguien que se sabe o se sospecha que había contraído el coronavirus. Desde el consultorio del médico, le indicarán qué deben hacer a continuación y si necesitan una visita en persona. 

Si su hijo lleva una vía central, o se está sometiendo a quimioterapia, o tiene el sistema inmunitario debilitado, siga las instrucciones ordinarias sobre qué hacer si tiene fiebre. Por lo general, que un niño con necesidades especiales tenga fiebre suele significar tener que llamar al equipo médico de inmediato.

¿Cómo podemos abordar el estrés mientras cuidamos de nuestro hijo con necesidades de salud especiales?

Controle cuanto pueda. Estructure su día con rutinas.

  • Trate de focalizarse en estar en el aquí y ahora, practicando la conciencia plena o mindfulness, la visualización guiada (busque vídeos en internet) o el yoga.
  • Salga a caminar. Lleve puesta una mascarilla y mantenga una distancia segura con respecto a los demás. O haga cosas activas o ejercicio físico dentro de casa.
  • Mantenga el contacto con el equipo médico que atiende a su hijo para no sentirse solo.
  • Sea comprensivo consigo mismo. Dé lo máximo de sí mismo para gestionar cuanto pueda. Las cosas mejorarán.
  • Si está estresado, pida apoyo a su familia. Una llamada de teléfono o una vídeo-visita pueden ir muy lejos. Si se siente agobiado y superado por la situación, llame al 911. También puede llamar a la línea de ayuda para afectados por catástrofes "Disaster Distress Helpline" al 1-800-985-5990 (Para español, llame al 1-800-985-5990 y presione "2") o consultar su sitio web.

Reviewed by: Melanie L. Pitone, MD
Date Reviewed: 24-07-2020

Read this article in English

What next?