Skip to main content
Go to homepage

Ascitis quilosa

¿Qué es la ascitis quilosa?

La ascitis quilosa ocurre cuando se acumula líquido dentro del abdomen. El quilo es un líquido lechoso que se fabrica en los intestinos durante la digestión.

Dependiendo de cuál sea la causa, los médicos pueden tratar esta afección y a menudo la pueden curar.

¿Qué ocurre en la ascitis quilosa?

El quilo está formado por linfa y diminutas gotas de grasa. La linfa, un líquido transparente que transporta grasas y proteínas, ayuda a combatir los gérmenes y mantiene los líquidos corporales en concentraciones normales.

Los vasos linfáticos son los que se encargan de llevar el quilo hacia el torrente sanguíneo. En el torrente sanguíneo, la sangre transporta linfa y grasas a los lugares donde sean necesarias.

Cuando el sistema linfático está dañado o no está funcionando bien, no puede tener lugar esta circulación normal de la linfa. El quilo no puede llegar a la sangre y, por lo tanto, se filtra a otros lugares. En la ascitis quilosa, se filtra al abdomen.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la ascitis quilosa?

Mientras solo se haya acumulado un poco de líquido en el abdomen, la ascitis quilosa puede no causar ningún síntoma. Pero, a medida que el líquido se acumula, puede causar:

  • un abdomen grande y redondeado
  • una inflamación o bultito en el ombligo (hernia umbilical)
  • pérdida del apetito
  • uno o más bultos en la ingle (debido a una hernia inguinal o a ganglios linfáticos inflamados)
  • hinchazón de genitales o piernas
  • problemas para respirar
  • vómitos

Los niños con ascitis quilosa también pueden tener problemas para combatir las infecciones y pueden desarrollar coágulos de sangre.

Causas de la ascitis quilosa

Los niños con esta afección la suelen tener debido a:

  • un problema en el sistema linfático con el que el niño nace
  • un traumatismo que daña los vasos linfáticos

Con menor frecuencia, un niño la puede desarrollar después de someterse a una operación que afecta al abdomen, debido a un cáncer o a otros problemas médicos.

¿Cómo se diagnostica la ascitis quilosa?

Antes de que nazca un bebé, los médicos pueden sospechar que tiene ascitis quilosa cuando se detecta la presencia de líquido dentro del abdomen del bebé en una ecografía prenatal ordinaria. Los médicos harán más pruebas para estar seguros. 

Tanto en los bebés como en los niños, los médicos evalúan el líquido que contiene el abdomen. Usan una aguja para extraer una muestra que envían a un laboratorio para que la analicen. Si comprueban que el líquido contiene quilo, harán otras pruebas para saber cómo está llegando al vientre, como una radiografía, una ecografía o una resonancia magnética (RM).

Si necesitan más información, los médicos pueden hacer una cirugía mínimamente invasiva (laparoscopia). Harán pequeños cortes en el vientre y usarán una cámara diminuta y otros instrumentos para detectar problemas.

¿Cómo se trata la ascitis quilosa?

Si un feto tiene ascitis quilosa, los médicos observarán el embarazo de la madre atentamente. Cuando la mujer dé a luz, los médicos tratarán al recién nacido en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

El tratamiento de esta afección dependerá de cuál sea su causa. La ascitis quilosa causadas por escapes en el sistema linfático se pueden curar por sí solas.

El tratamiento, de ser necesario, puede incluir:

  • extraer líquido del vientre usando una aguja
  • colocar un drenaje en el vientre para que pueda salir el líquido
  • ayudar al cuerpo a fabricar menos quilo con medicamentos, una dieta baja en grasas o nutrición por vía intravenosa (VI) (nutrición parenteral total, o NPT)
  • radiología intervencionista para corregir los problemas que se detecten en los vasos linfáticos

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Si su hijo tiene ascitis quilosa, asegúrese de:

  • Asistir con él a todas las visitas que tenga programadas.
  • Que tome todos los medicamentos que le hayan recetado.
  • Ayudar a su hijo con cualquier cambio dietético que le receten.

Reviewed by: Deborah A. Rabinowitz, MD
Date Reviewed: 01-10-2020

Read this article in English

What next?