Go to homepage

La varicela

¿Qué es la varicela?

La varicela es una infección viral que causa fiebre y una erupción con ronchas en todo el cuerpo, acompañada de comezón.

Solía ser una enfermedad común de la infancia en los Estados Unidos, especialmente en niños menores de 12 años. En la actualidad, gracias a la vacuna de la varicela, es mucho menos frecuente.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la varicela?

La varicela suele comenzar sin la clásica erupción en la piel, con fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta o dolor de estómago. Estos síntomas duran unos pocos días y la fiebre se mantiene entre 101 ° y 102 °F (38.3 ° y 38.8 °C).

La erupción de la piel es roja y con picazón, y suele comenzar en el abdomen o en la espalda y el rostro. Después, se extiende a casi todo el resto del cuerpo, incluido el cuero cabelludo, la boca, los brazos, las piernas y los genitales.

La erupción comienza como pequeñas ronchas rojas que parecen espinillas o picaduras de insectos. Aparecen en oleadas durante 2 a 4 días. Después se transforman en ampollas de paredes delgadas y llenas de líquido. La pared de las ampollas se rompe y deja las ampollas abiertas. Estas finalmente forman una costra que se seca y se pone de color marrón.

null

Todas las etapas de la erupción de la varicela (ronchas rojas, ampollas y costras) aparecen al mismo tiempo en el cuerpo. La erupción puede extenderse más o ser más grave en niños que tienen el sistema inmunitario debilitado o trastornos de la piel, como eczema.

¿Cuáles son las causas de la varicela?

La varicela es provocada por el virus llamado varicella-zoster. Más adelante, este virus también puede causar una erupción cutánea dolorosa llamada herpes zóster. Una vez que una persona ha tenido varicela, el virus permanece inactivo en el sistema nervioso por el resto de la vida. El virus se puede reactivar ("despertar") más adelante y causar herpes zóster.

Los niños que han recibido la vacuna de la varicela tienen muchas menos probabilidades de desarrollar herpes zóster cuando son mayores.

¿Es contagiosa la varicela?

La varicela es muy contagiosa. La mayoría de los niños que tienen un hermano enfermo también se enfermarán (si aún no han tenido la infección o no han recibido la vacuna) y tendrán síntomas aproximadamente dos semanas después de que el primer niño haya presentado los síntomas.

Una persona con varicela puede diseminar el virus:

  • a través de las gotas que exhala en el aire al toser o estornudar
  • a través de las mucosidades, la saliva o el líquido de las ampollas

La varicela es contagiosa desde aproximadamente dos días antes de que aparezca la erupción en la piel y hasta que las ampollas han formado una costra.

Una persona con herpes zóster puede transmitir la varicela (pero no el herpes) a otras personas que no han tenido varicela o no han recibido la vacuna.

Como la varicela es tan contagiosa, los niños enfermos deben quedarse en su casa y descansar hasta que desaparezca la erupción en la piel y se sequen las ampollas. Esto suele llevar aproximadamente 1 semana. Si no está seguro de si su hijo está preparado para regresar a la escuela, consulte al médico.

¿Qué problemas pueden surgir?

Algunas personas tienen más riesgo de sufrir complicaciones por la varicela, incluidas las siguientes:

  • las mujeres embarazadas
  • los recién nacidos de madres que tenían varicela
  • los pacientes con leucemia
  • los niños que están tomando medicamentos inmunodepresores
  • cualquier persona que tenga problemas en el sistema inmunitario

Si estas personas se exponen a la varicela, pueden recibir un medicamento (inmunoglobulina contra la varicela zóster) para que la enfermedad no sea tan grave.

¿Es posible prevenir la varicela?

Sí. La mayoría de las personas que reciben la vacuna de la varicela no tendrán varicela. Los médicos recomiendan que los niños reciban la vacuna de la varicela del siguiente modo:

  1. una primera inyección cuando tienen entre 12 y 15 meses
  2. un refuerzo cuando tienen entre 4 y 6 años

Los mayores de 13 años que nunca han tenido varicela y no están vacunados deben recibir dos dosis de la vacuna con una distancia de al menos 28 días entre ellas.

Los niños que han tenido varicela no necesitan vacunarse; en general, quedan protegidos de por vida contra la enfermedad.

¿Cómo se diagnostica la varicela?

Los médicos suelen diagnosticar la varicela mirando la erupción característica en la piel.

Llame al médico si cree que su hijo tiene varicela. El médico puede orientarlo para que detecte complicaciones y para que escoja un medicamento que le alivie la picazón.

Si lleva a su hijo al médico, hágale saber al personal de manera anticipada que su hijo tal vez tenga varicela. Es importante no exponer a otros niños en el consultorio; a algunos de ellos, una infección con varicela podría causarles complicaciones graves.

¿Cómo se trata la varicela?

La varicela es provocada por un virus; por eso, no se puede tratar con antibióticos. Pero si las ampollas se infectan con una bacteria, es necesario administrar antibióticos. Esto puede ocurrir cuando los niños se rascan las ampollas o se las toquetean.

Es posible que a las personas con varicela que están en riesgo de sufrir complicaciones se les recete un medicamento antiviral. Esto depende de:

  • la edad y la salud del niño
  • el grado de la infección
  • el momento en que se inicia el tratamiento

Su médico puede decirle si su hijo debe tomar un medicamento.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a sentirse mejor?

Para ayudar a aliviar las molestias y la picazón de la varicela:

  • Use compresas húmedas frías o dele baños en agua tibia cada 3 o 4 horas durante los primeros días. Los baños de avena, que se pueden conseguir en un supermercado o una farmacia, pueden ayudar a aliviar la picazón. (Los baños no extienden la erupción cutánea).
  • Seque el cuerpo suavemente (no frote la piel).
  • Coloque una loción de calamina en las zonas con picazón (pero no la use en el rostro, en especial cerca de los ojos).
  • Pregúntele al médico o al farmacéutico por las cremas para aliviar el dolor que se pueden colocar en las ampollas de la zona genital.
  • Pregúntele al médico si es conveniente usar un medicamento sin receta para tomar por boca para aliviar la picazón.

Para evitar que su hijo se rasque:

  • Colóquele mitones o guantes en las manos para evitar que se rasque mientras duerme.
  • Córtele las uñas y manténgalas limpias.

Si su hijo tiene ampollas en la boca:

  • Dele alimentos fríos, blandos y livianos porque la varicela en la boca puede hacer que le resulte difícil comer o beber. Evite los alimentos ácidos o salados, como el jugo de naranja o los pretzels.
  • Dele a su hijo paracetamol para ayudar a aliviar el dolor.

Nunca les dé aspirina a los niños con varicela. Puede provocarles una enfermedad grave llamada síndrome de Reye.

¿Cuándo debería llamar al médico?

La mayoría de las infecciones por varicela no requieren tratamiento médico especial. Pero, en algunos casos, pueden surgir problemas. Llame al médico si su hijo:

  • tiene fiebre que dura más de 4 días
  • tiene tos intensa o dificultades para respirar
  • tiene una zona de la erupción en la piel que supura (secreta un líquido amarillo y espeso) o que se pone roja, con temperatura, inflamada o con dolor
  • tiene un fuerte dolor de cabeza
  • está muy somnoliento y le cuesta despertarse
  • tiene dificultad para mirar luces brillantes
  • tiene problemas para caminar
  • parece confundido
  • tiene vómitos
  • parece estar muy enfermo
  • tiene rigidez en el cuello

Reviewed by: Kate M. Cronan, MD
Date Reviewed: 10-01-2019

Read this article in English

What next?