Go to homepage

Cinco formas de prepararse para una urgencia alérgica

Actuar con rapidez ayudará a su hijo en una reacción alérgica grave. Merece la pena ir revisando de tanto en tanto las instrucciones que les facilitó el médico de su hijo y repasar los pasos a seguir en caso de emergencia.

He aquí una lista de comprobación para cualquier padre de un hijo afectado por una alergia grave: 

  1. Si el médico ha recetado a su hijo un inyectable de epinefrina (adrenalina) a usar en caso de emergencia, asegúrese de que su hijo o el adulto que está a cargo de él lo lleve siempre encima; sea en casa, en la escuela, en las fiestas de cumpleaños o cuando esté de vacaciones: en cualquier lugar. Colabore con el centro escolar de su hijo para decidir dónde se guardará el inyectable y cómo su hijo podrá acceder a él con la máxima rapidez posible en el caso de que lo necesite.
  2. Conozca los signos de una reacción alérgica grave, como: dificultades para respirar, sarpullido, hinchazón, vómitos, dolor abdominal, diarrea, resuello y respiración sibilante, y esté preparado para actuar con rapidez. Siga las instrucciones que le haya dado el médico de su hijo. Y enseñe a su hijo y a quienes cuidan de él a hacer lo mismo. 
  3. Practique el uso del inyectable de epinefrina con frecuencia. ¿Hay que extraer algún capuchón? ¿Qué extremo debe entrar en contacto con la piel? ¿En qué parte del cuerpo se debe inyectar? ¿Cómo se debe sostener la jeringuilla e inyectar el medicamento? Pida al médico de su hijo que le haga una demostración del proceso en su consulta. Visite el sitio web del fabricante para obtener instrucciones más detalladas. Hay fabricantes que también suministran jeringuillas de práctica vacías (que no contienen epinefrina [adrenalina]) para que se puedan practicar todos los pasos con seguridad. Si es su hijo quien se encarga de llevar encima el inyectable, asegúrese de que él también practica este proceso. 
  4. Si su hijo presenta una reacción alérgica grave y necesita el inyectable de epinefrina, póngaselo de inmediato. Pida a otra persona que llame al teléfono de emergencias (911) mientras usted le está poniendo la inyección. Si está a solas con su hijo, llame al teléfono de emergencias después de ponerle la inyección o diríjanse al servicio de urgencias médicas más cercano lo antes posible. Existe la posibilidad de que su hijo presente una segunda ráfaga u oleada de síntomas. Lleve al hospital la jeringuilla del inyectable que haya utilizado. Recuerde que los antihistamínicos no sirven para tratar síntomas de riesgo vital y que no son unos buenos sustitutos de la epinefrina. 
  5. Conserve el inyectable de epinefrina siguiendo las instrucciones del fabricante. Fíjese en su fecha de caducidad y adquiera uno nuevo cuando el que tenga vaya a caducar pronto. 

Reviewed by: Magee Defelice, MD;Ornella Papadias, MD
Date Reviewed: 16-08-2018

Read this article in English