Go to homepage

Adenovirus

¿Qué son los adenovirus?

Los adenovirus son un grupo de virus que pueden infectar las membranas (tejidos de revestimiento) de: 

¿Qué son las infecciones por adenovirus? 

Los adenovirus son una causa frecuente de fiebre y de enfermedades como: 

Las infecciones por adenovirus suelen ser leves, pero puede haber infecciones graves por adenovirus. Los bebés y las personas con sistemas inmunitarios débiles son más proclives a tener problemas graves.  Algunos tipos de virus se asocian a enfermedades de mayor gravedad. 

¿Quién puede desarrollar una infección por adenovirus?

Las infecciones por adenovirus pueden afectar a niños de cualquier edad. Pero son más frecuentes en los bebés y los niños pequeños. La mayoría de los niños ha contraído por lo menos una infección por adenovirus antes de cumplir 10 años. Hay muchos tipos distintos de adenovirus, por lo que la gente puede tener más de una infección provocada por este tipo de virus. 

Las infecciones por adenovirus pueden ocurrir en cualquier época del año. 

¿Cuáles son los síntomas de las infecciones por adenovirus?

Los signos y los síntomas de las infecciones por adenovirus varían en función de cuál sea el tipo de adenovirus y la parte del cuerpo afectada.  Los síntomas respiratorios son los más frecuentes. 

Los síntomas de las infecciones respiratorias de las vías superiores oscilan desde los síntomas catarrales leves a  los síntomas gripales.  Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • dolor de garganta (faringitis) 
  • moqueo o congestión nasales (rinitis)
  • tos 
  • infección de oído 
  • conjuntivitis
  • fiebre

Los adenovirus también pueden causar infecciones respiratorias de las vías inferiores, como bronquiolitis, crup, o pulmonía.  Los adenovirus pueden provocar una tos que suena como la tos ferina (pertussis).

La gastroenteritis es una infección del estómago y de los intestinos. Sus síntomas incluyen diarrea, vómitos, dolor abdominal y fiebre. 

Las infecciones de vejiga pueden causar micción frecuente, escozor, quemazón o dolor al orinar, y sangre en la orina

Infecciones oculares: 

  • La conjuntivitis es una leve inflamación de la conjuntiva (las membranas que recubren el ojo y la superficie interna de los párpados). Entre sus síntomas, se incluyen los siguientes: ojos rojos, legañas, lagrimeo y sensación de tener algo dentro del ojo. 
  • La fiebre faringoconjuntival causa un intenso enrojecimiento ocular, fuerte dolor de garganta, fiebre, moqueo nasal y ganglios linfáticos inflamados.
  • La queratoconjuntivitis es una infección de mayor gravedad que afecta tanto a la conjuntiva como a la córnea (la parte anterior y transparente del ojo). Causa enrojecimiento ocular, fotofobia (sensibilidad a la luz), visión borrosa, lagrimeo y dolor. 

Infecciones del sistema nervioso: 

  • La meningitis y la encefalitis a veces se desarrollan a partir de infecciones por adenovirus. Sus síntomas abarcan los siguientes: fiebre, dolor de cabeza, náuseas y vómitos, rigidez de cuello y confusión.  

¿Son contagiosos los adenovirus? 

Los adenovirus son muy contagiosos. Sus infecciones son frecuentes en aquellos lugares donde hay contacto directo entre las personas, como las guarderías, los centros de preescolar, las escuelas, los hospitales y los campamentos de verano. 

Los adenovirus se contagian entre humanos a través de gotitas que se expelen cuando una persona infectada tose o estornuda. La materia fecal (heces o caca) se puede propagar a través de agua contaminada, los pañales sucios o al no lavarse las manos. Los brotes de fiebre faringoconjuntival en los campamentos de verano se asocian al agua contaminada de piscinas o lagos. 

Un niño también puede contraer una infección por adenovirus al tocar a una persona infectada. Los adenovirus pueden sobrevivir sobre superficies durante largos períodos de tiempo. Por lo tanto, se pueden contraer al exponerse a juguetes, toallas y otros objetos contaminados. 

Los síntomas suelen aparecer de dos días a dos semanas después de exponerse al adenovirus.  

¿Cómo se diagnostican las infecciones por adenovirus?

Los síntomas de las infecciones por adenovirus son parecidos a los de otras muchas infecciones. Si una persona tiene una infección grave, los médicos pueden hacer pruebas utilizando sus secreciones respiratorias o conjuntivales, o bien una muestra de sangre, de heces o de orina para confirmar el diagnóstico. 

Los médicos también hacen pruebas para detectar adenovirus cuando sospechan que se ha declarado un brote de este tipo de infecciones.  (Un brote es cuando mucha gente presenta el mismo tipo de síntomas.)

¿Cómo se tratan las infecciones por adenovirus? 

La mayoría de las infecciones por adenovirus mejoran por sí solas. El tratamiento en casa incluye descansar mucho, beber suficientes líquidos y usar paracetamol (acetaminofeno) para tratar la fiebre. Los bebés y los niños pequeños que tengan vómitos y diarrea y no puedan beber suficiente líquido pueden necesitar tratamiento para la deshidratación

Los bebés (sobre todo los recién nacidos y los prematuros), las personas con sistemas inmunitarios débiles, así como los niños y adultos con infecciones graves por adenovirus pueden necesitar medicamentos antivirales y tratamiento hospitalario. Otros tipos de tratamiento, que se aplicarán en función de los síntomas que presente el paciente, pueden incluir la administración de líquidos por vía intravenosa, oxígeno y otros tratamientos respiratorios. 

¿Cuánto duran las infecciones por adenovirus? 

La mayoría de las infecciones por adenovirus duran de unos pocos días a una o dos semanas. Las infecciones graves se pueden alargar más y provocar síntomas persistentes, como la tos. 

¿Se pueden prevenir las infecciones por adenovirus? 

Para ayudar a reducir el contagio de las infecciones por adenovirus, los padres y otros cuidadores deberían: 

  • asegurarse de que ellos mismos y los niños se lavan las manos bien y con frecuencia
  • mantener limpias las superficies compartidas (como las mesas, las encimeras y los juguetes) 
  • impedir que los niños infectados entren en contacto con el resto del grupo hasta que remitan sus síntomas. 
  • enseñar a los niños a toser y estornudar en la manga de la camisa o en pañuelos de papel; nunca en las manos 

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si su hijo está enfermo y:

  • tiene fiebre alta o una fiebre que dura más de unos pocos días  
  • tiene problemas para respirar 
  • todavía no ha cumplido los 3 meses o tiene el sistema inmunitario débil 
  • tiene los ojos rojos, dolor ocular o cambios en la vista  
  • tiene vómitos, diarrea o signos de deshidratación, como orinar menos o mojar menos pañales que de costumbre, la boca seca, los ojos hundidos y parece estar cansado o apático 

Recuerde que usted es quien mejor conoce a su hijo. Si le parece que está muy enfermo, no dude en llamar al médico de inmediato.

Reviewed by: Mary L. Gavin, MD
Date Reviewed: 16-10-2018

Read this article in English