Go to homepage

¿En qué se diferencian un nebulizador y un inhalador?

Los medicamentos para tratar el asma te tienen que entrar en los pulmones para que te hagan efecto, pero ¿cómo llegan hasta allí? ¡Gracias a los inhaladores y a los nebulizadores! Tu médico te indicará cuál de estos dos tipos de aparatos es mejor para ti.

¿Qué es un nebulizador?

Los nebulizadores son aparatos eléctricos o que funcionan con pilas, y se encargan de transformar un medicamento líquido para el asma en vapor fino. El vapor procede de un tubito que está acoplado a una boquilla o mascarilla facial. (Una mascarilla facial es una pieza de plástico en forma de embudo que se coloca sobre la boca y la nariz.)

Los nebulizadores son fáciles de usar porque no requieren que la persona haga gran cosa, basta con que se coloque la boquilla en la boca o que se ponga la mascarilla sobre la nariz y la boca y respire el medicamento. Pero, con los nebulizadores, el medicamento tarda por lo menos de cinco o 10 minutos en llegar a los pulmones y a veces incluso más tiempo. Algunos nebulizadores son grandes y ruidosos y no siempre son fáciles de transportar.

¿Qué es un inhalador?

Los inhaladores son aparatos de tamaño reducido que te caben en la mano, y son lo bastante pequeños como para llevarlos en una mochila, cartera o bolsillo. Los hay de dos tipos.

  1. Inhaladores con dosificador: son los más utilizados. Como pequeños aerosoles metálicos, proyectan el medicamento en forma de espray.
  2. Inhaladores de polvo seco: expulsan el medicamento en forma de polvo, sin que se proyecte en forma de espray. La persona debe esforzarse más, aspirando el medicamento en polvo rápida y profundamente.

Los inhaladores de polvo seco pueden ser un poco más fáciles de usar que los que llevan dosificador, que a veces tienen su truco. Pero, con la práctica, los niños aprender a usarlos muy bien. La mejor forma de usar un inhalador con dosificador es empleando una cámara de inhalación, también conocido como "dispositivo espaciador".

¿Qué es una cámara de inhalación?

La cámara de inhalación facilita el proceso de inspirar el medicamento cuando se usa un inhalador de polvo seco. Se acopla al inhalador y retiene el medicamento pulverizado en el interior de una cámara receptora.

Desde esa cámara, puedes inhalar el medicamento lentamente cuando estés preparado. Cuando se usa una cámara de inhalación, el medicamento suele tardar solo un par de minutos o incluso menos en llegar a los pulmones.

Cuando no se utiliza un cámara de inhalación, existe la posibilidad de que el medicamento se deposite en la parte posterior de la garganta en vez de entrar en las vías respiratorias (bronquios). La cámara de inhalación ayuda a que el medicamento llegue a los pulmones y empiece a aliviar los problemas respiratorios.

En el consultorio, es posible que el médico te pida que utilices el inhalador. Así podrá observar cómo te medicas para asegurarse de que lo haces correctamente.

¿Qué más debería saber?

Aprende a utilizar correctamente el aparato que te recomiende tu médico para que el medicamento del asma te llegue bien a los pulmones. Si te medicas adecuadamente, podrás evitar muchas crisis asmáticas e impedir que las crisis que tengas empeoren.

Reviewed by: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Date Reviewed: 10-06-2017

Read this article in English