Go to homepage

Lo que necesitas saber sobre las drogas: Depresores del sistema nervioso

Qué son:

Los tranquilizantes y otros depresores del sistema nervioso calman los nervios y relajan los músculos. Son cápsulas de colores llamativos o comprimidos que se pueden adquirir de forma legal en una farmacia cuando te las receta un médico, pero también se pueden consumir de forma ilegal.

También se pueden llamar:

Calmantes, tranquilizantes, sedantes, relajantes musculares, azulitos, barbitúricos.

Qué efectos pueden tener sobre ti:

Cuando se utilizan porque los ha recetado un médico, los depresores del sistema nervioso calman los nervios y relajan los músculos.

Pero las dosis excesivas o inadecuadas de estos medicamentos pueden provocar confusión, falta de coordinación, tensión arterial baja y descenso de la velocidad de los latidos del corazón (frecuencia cardíaca) y de la respiración. La gente que los toma puede arrastrar la voz, tener problemas para concentrarse y quedarse dormida en el trabajo o en la escuela.

Los depresores del sistema nervioso son adictivos y, cuando se dejan de tomar, pueden provocar síntomas de abstinencia, que incluyen la ansiedad, el insomnio y las convulsiones.

Los depresores del sistema nervioso son fármacos muy peligrosos si se toman con alcohol o con ciertas drogas o fármacos. Una dosis muy alta de un depresor del sistema nervioso te puede parar la respiración e, incluso, llegarte a matar.

Reviewed by: Mary L. Gavin, MD
Date Reviewed: 14-01-2014

Read this article in English