Go to homepage

Tu vivienda: Cómo constuirla a prueba de asma

Las personas con asma tienen dificultades para respirar. Esto se debe a un problema en las vías respiratorias (los conductos respiratorios de los pulmones). Las vías respiratorias se pueden inflamar y llenar de moco.

¿Qué es un desencadenante?

Los desencadenantes inician o empeoran los síntomas del asma. Los desencadenantes son cosas como las siguientes:

  • el polen (ese fino polvo de las plantas)
  • los ácaros del polvo (pequeños insectos que viven en el polvo)
  • el moho (un pequeño organismo que vive y crece en lugares húmedos)
  • partículas en el aire (como el humo)

Los desencadenantes no son nocivos para la mayoría de la gente, pero pueden hacer que una persona con asma tenga tos, un silbido al respirar o dificultades para respirar. Los desencadenantes no provocan el asma (nadie sabe exactamente qué lo causa), pero pueden provocar ataques de asma.

Si tienes asma, tu médico te ayudará a averiguar cuáles son tus desencadenantes. Es importante que aprendas cómo controlar estos desencadenantes dentro de tu casa. Esto es especialmente importante en habitaciones donde pasas mucho tiempo, como tu dormitorio.

¿Qué son los desencadenantes transportados por el aire?

Es importante mantener el aire limpio en el hogar. Puede contener irritantes, como los siguientes:

  • humo del tabaco o humo de la quema de madera
  • perfumes
  • aerosol (algunos productos para el cabello y limpiadores vienen en aerosoles)
  • limpiadores
  • el olor proveniente de la pintura o algunos gases

La contaminación atmosférica y el polen son desencadenantes que pueden ingresar a nuestro hogar desde el exterior si dejamos nuestras ventanas y puertas abiertas en un clima cálido.

¿Cómo puede asegurarse tu familia de que el aire en el interior es puro?

  • No permitas que nadie fume dentro de la casa.
  • Evita quemar leña en la chimenea o en un horno de leña.
  • Enciende el aire acondicionado porque filtra el aire.
  • Mantén las ventanas cerradas cuando haya mucho polen o contaminación atmosférica afuera.

¿Qué son los ácaros del polvo?

Los ácaros del polvo son unos insectos diminutos que viven en el polvo. Encontrarás muchos de ellos donde haya comida, en algunos tipos de ropa de cama y en alfombras. La mayor cantidad de los ácaros del polvo se encuentran usualmente en los dormitorios de una casa.

Tú y tu familia no podrán eliminar todos los ácaros del polvo del hogar, pero pueden seguir estos pasos si ellos son un desencadenante de tu asma:

  • Pasa la aspiradora y limpia el polvo (sobre todo en tu habitación), por lo menos una vez a la semana.
  • Mantente alejado de cobertores, colchas o almohadas con plumas.
  • Lava toda la ropa de cama en agua caliente y sécala a alta temperatura cada unas pocas semanas.
  • Coloca cobertores especiales para tus colchones, almohadas y somieres.
  • Deshazte de las alfombras, sobre todo de las moquetas que van de pared a pared en tu habitación.
  • Limpia y ordena tu habitación. Deshazte de los objetos pequeños, los marcos y animales de peluche que atraen el polvo. Si no puedes desprenderte de ellos, guárdalos en algún lugar que no sea tu habitación.

¿Qué es el moho?

El moho es un organismo diminuto que es una especie de planta. Crece muy bien en lugares húmedos, como los baños o los sótanos. El moho produce más moho liberando lo que se denomina "esporas" en el aire. El moho puede ser uno de los desencadenantes del asma.

La clave para controlar el moho en tu casa consiste en mantener las cosas lo más secas posible. Tus padres pueden:

  • Encender un deshumidificador (una máquina que seca el ambiente) en el sótano y otras áreas húmedas.
  • Quitar el papel y/o las alfombras de pared a pared en los baños y los sótanos.
  • Encender el aire acondicionado.
  • Deshacerse de las plantas de interior, que pueden tener moho en la tierra.
  • Limpiar el moho visible con una solución clorada.
  • Cambiar o lavar las cortinas de la ducha que contengan moho.

¿Qué son los alérgenos de origen animal?

Los animales pueden ser un gran disparador del asma. Las partes de los animales que pueden provocar síntomas de asma son la caspa (escamas de piel muerta), la saliva, la orina y las plumas.

Si tu mascota es un desencadenante del asma para ti, estos consejos podrían ayudar:

  • Mantén a las mascotas fuera. Al menos, mantenlas fuera de tu habitación.
  • Haz que otra persona lave y cepille a tu mascota una vez a la semana.
  • Juega con tu mascota, pero intenta no besarla ni abrazarla.
  • Pide a las personas que conviven contigo que se laven las manos cada vez que toquen a tu mascota.
  • Si tienes una mascota que vive dentro de una jaula, mantenla en una habitación donde no pases mucho tiempo. Otra persona de la familia debería limpiar la jaula todos los días.
  • Considera tener mascotas de sangre fría, como peces, que son recomendables para los niños con asma.

Si pruebas todas estas cosas y continúas teniendo muchos ataques de asma, tal vez necesites buscar otro hogar para tu mascota.

¿Qué pasa si las cucarachas son un desencadenante?

Y las mascotas no son los únicos desencadenantes en el hogar; las cucarachas pueden ser uno de los mayores desencadenantes del asma y son difíciles de evitar en los departamentos. Si las cucarachas son un problema:

  • No guardes cajas, bolsas de papel ni periódicos.
  • No dejes recipientes de comida abiertos ni platos sucios por la cocina. Mantén las mesadas limpias sin restos de comida, migajas o líquidos derramados.
  • Mantén los contenedores de basura bien cerrados y lava los artículos reciclables antes de colocarlos en el contenedor correspondiente.

Quieres estar cómodo en tu hogar (donde pasas mucho tiempo), entonces intenta eliminar todos los desencadenantes del asma que puedas. Cuando tu casa no provoca ataques de asma, es realmente un hogar, dulce hogar.

Reviewed by: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Date Reviewed: 10-05-2017

Read this article in English