Go to homepage

Cuando estás sólo después de la escuela

¿Estás solo en casa después de salir de la escuela hasta que llegan tus padres? Muchos niños lo están. Nadie sabe cuántos exactamente, pero se trata de una cifra millonaria.

Es frecuente que ambos papás trabajen fuera de casa o que los hijos solo vivan con su papá o con su mamá, por lo que muchos niños han de pasar algún tiempo a solas después de la escuela. Ahora, muchas escuelas tienen actividades extraescolares, pero hay muchas que no disponen de ellas y, en algunos casos, las familias no puedan hacer frente a esos gastos adicionales.

Estar solo puede hacerte sentir de muchas maneras diferentes. Algunas veces, es posible que te alegre tener toda la casa para ti solo. Otras veces, te puedes sentir solo, asustado o simplemente aburrido.

Establecer unas reglas básicas

Así que tú y tu mamá o tu papá han decidido que ya eres lo bastante maduro como para cuidar de ti mismo después de la escuela. Entre semana, llegas a casa todos los días, entras ¿y luego qué? ¡Buena pregunta! Por eso necesitan fijar algunas reglas, antes de que te quedes solo en casa.

Algunas familias cuelgan una lista de reglas donde todos las puedan ver, por ejemplo, en la puerta de la nevera. Otras redactan un contrato y hacen que todos sus miembros lo firmen, acordando que aceptan las reglas. O es posible que a una familia le baste con repasarlas diciéndolas en voz alta.

Pero, sea cual sea el método que utilicen, hay muchas cuestiones sobre las que deben hablar, como:

  • ¿Debes llamar a tu mamá o papá en cuanto llegas a casa?
  • ¿Te dejan ver la tele, películas y vídeos, o jugar a videojuegos? En caso afirmativo, ¿cuáles y durante cuánto tiempo?
  • ¿Debes hacer primero los deberes, antes incluso que las tareas domésticas?
  • ¿Puedes invitar a amigos? En caso afirmativo, ¿a cuántos?
  • ¿Qué puedes comer para merendar o como tentempié?
  • ¿Te dejan salir de casa? En caso afirmativo, ¿a dónde te dejan salir?
  • ¿Qué aparatos puedes utilizar? (microondas, computadora, etc.)
  • ¿Qué tareas domésticas tienes que hacer y cuándo?
  • ¿Debe tu mamá o tu papá llamarte todos los días justo antes de salir del trabajo? Por ejemplo, si te avisaran, ¿eso te ayudaría a terminar las tareas domésticas que hayas dejado para el último momento antes de que tus papás lleguen a casa?

Cuando hayan decidido las reglas, puede hacer un horario. Así, sabrás qué tienes que hacer cada día. Un horario puede tener este aspecto:

  • 3:30-3:40 – Llamar a papá o mamá.
  • 3:40-4:00 – Cambiarme de ropa y merendar o picar algo.
  • 4:00-4:45 – Hacer los deberes.
  • 4:45-5:30 – ¡TIEMPO LIBRE!
  • 5:30 – Poner la mesa para la cena.
  • 5:45 – Papá o mamá llega a casa.

Saber garantizar tu seguridad

Saber garantizar tu seguridad en casa es tan importante que conocer las reglas de la familia. De nuevo, se trata de algo que debes hablar con tu mamá, tu papá o ambos. Repasa las normas de seguridad de la cocina si vas a cocinar mientras estás solo. Es una buena idea practicar qué harías en una emergencia de verdad, por si alguna vez te llegara a pasar algo.

A los niños que se quedan solos en casa, les puede preocupar que alguien entre a la fuerza en su casa y les haga daño. Lo bueno es que esto es muy improbable. Pero tener las puertas y las ventanas cerradas con llave te ayudará a mantenerte seguro.

Decide con tu mamá o tu papá qué debes hacer si suena el teléfono o llaman a la puerta. Nunca es una buena idea decir a los demás que vas a quedarte solo en casa. Y, si llegas a casa y la puerta está abierta o hay una ventana rota, ni tan siquiera te asomes a mirar dentro. En lugar de eso, ve a pedir ayuda a un vecino de confianza.

También pueden surgir otros tipos de emergencias, como un váter embozado que inunda el baño o un incendio, o es posible que tú o un hermano tuyo se enfermen o se lastimen. Solo por si acaso, debes saber:

  • marcar el teléfono de emergencias (911 en Estados Unidos).
  • tu dirección y tu número de teléfono
  • el nombre, la dirección y el número de teléfono del lugar de trabajo de tu mamá o de tu papá
  • el nombre, el número de teléfono y la dirección de un vecino de confianza
  • el nombre, el número de teléfono y la dirección de otra persona de contacto en caso de emergencia, como un abuelo o un amigo de tu familia

Si te sientes un poco solo

Habla con tu mamá o tu papá sobre cómo te sientes cuando estás solo en casa, sobre todo si te sientes solo o asustado. Es posible que te puedan dar ideas o soluciones para que estés más tranquilo y relajado. Tal vez podrías invitar a un amigo una vez a la semana, o bien un vecino podría pasarse a echarte un vistazo. A veces, los niños sencillamente no están preparados para quedarse solos en casa y hay que organizar las cosas de otra manera.

Ocuparte en hacer los deberes, las tareas domésticas y en jugar puede hacer que el tiempo que estés solo se te pase más deprisa. Pero es posible que te encuentres sin saber qué hacer. El truco está en pensar en posibles opciones con tiempo de antelación. Hasta es posible que te interese tener una lista de cosas que te gusta hacer. ¿Necesitas ideas para empezar?

  • Leer un libro o una revista.
  • Ocuparte en un hobby o probar uno nuevo.
  • Escuchar música, cantar o tocar un instrumento.
  • Escribir una carta o un correo electrónico o llamar a un amigo.
  • Escribir un relato lleno de aventuras inventadas de lo que te ha pasado mientras estabas solo en casa, ¡y no te olvides de que tenga un final feliz!

Reviewed by: Steven Dowshen, MD
Date Reviewed: 10-05-2018

Read this article in English