The driveway to the Kay Jewelers Pavilion on our Akron Campus will be closed for 2-4 weeks beginning Oct. 10. Click HERE for details.
Go to homepage

Ir a un terapeuta

¿Qué es la terapia?

Muchos niños tienen problemas que afectan cómo se sienten y cómo actúan. La terapia es una forma de recibir ayuda en este tipo de problemas. Si vas a terapia, conocerás a un terapeuta con quien hablarás y aprenderás. La terapia ayuda a los niños a aprender a afrontar las cosas mejor, a sentirse mejor y a hacer las cosas mejor.

Si ahora tienes un problema, uno de tus papás o un médico te puede sugerir que vayas a terapia. O tal vez sea tu propia idea. Es posible que seas tú quien pida a uno de tus papás que te lleven a terapia.

¿En qué tipo de problemas ayudan los terapeutas?

Los terapeutas se han formado para ayudar a niños con todo tipo de problemas. Ayudan a los niños a superar momentos difíciles, como cuando tienen:

Ayudan a niños con sentimientos como:

Ayudan en afecciones como:

  • el TDAH
  • la depresión
  • el TOC y la ansiedad
  • trastornos relacionados con el mal comportamiento
  • trastornos relacionados con un trauma

¿Por qué los niños necesitan terapia?

Los niños necesitan ir a terapia cuando tienen problemas que no pueden afrontar por sí solos. La terapia los ayuda a hablar de sus sentimientos. Los ayuda a elaborar sus problemas. Y, cuando ocurre esto, los niños empiezan a encontrarse y a sentirse mejor y a hacer las cosas mejor.

¿Cómo funciona la terapia?

En terapia, los niños aprenden hablando y haciendo cosas. Los terapeutas hacen actividades con los niños que les enseñan habilidades. Los niños aprenden a usar sus habilidades para resolver problemas. Los terapeutas elogian y apoyan a los niños mientras aprenden. Esto ayuda a los niños a dar lo máximo de sí mismos y a sentirse orgullosos de lo que están haciendo.

¿Qué ocurre en terapia?

Al principio, el terapeuta hablará contigo y con tus papás. Los terapeutas hacen preguntas y escuchan. Esto los ayuda a aprender más cosas sobre ti. El terapeuta te indicará cómo te puede ayudar.

Cuando te conozca mejor, ambos podrán:

  • Hablar. Hablar es una forma sana de expresar los sentimientos. Los niños están más preparados para aprender cuando alguien escucha cómo se sienten.
  • Jugar y dibujar. Los terapeutas usan juegos que enseñan cosas como tomarte tu tiempo para hacer los deberes u otras tareas. Algunos juegos enseñan a los niños a probarlo otra vez en vez de dar las cosas por perdidas. Los dibujos pueden trasmitir información sobre los sentimientos.
  • Hacer actividades. Los terapeutas pueden enseñar sobre sentimientos, habilidades de afrontamiento o cómo hacer frente a los miedos. Las actividades ayudan a que estos aprendizajes sean más divertidos.
  • Practicar nuevas habilidades. Un terapeuta te puede enseñar habilidades como la conciencia plena (mindfulness) y la respiración profunda. Todo esto requiere práctica. El terapeuta te ayudará a poner en práctica lo que estés aprendiendo.
  • Resolver problemas. El terapeuta te preguntará cómo los problemas que tienes te afectan en casa y en la escuela. Y hablará contigo sobre cómo resolver esos problemas.

¿Durante cuánto tiempo van a terapia los niños?

Lo que dure tu terapia dependerá de tu problema y de qué sea lo que necesites. La mayoría de las veces, el terapeuta te querrá ver una vez a la semana durante varios meses.

¿Cómo me puedo ayudar a mí mismo?

Si estás yendo a terapia, hay formas de sacarle el máximo partido ayudándote a ti mismo:

  • Prepárate para crecer. Dite a ti mismo "Puedo", en vez de "No puedo." Eso te ayudará a dar lo máximo de ti mismo.
  • Pide ayuda a tu mamá o a tu papá cuando la necesites. Comparte con ellos cómo te sientes. Así te sentirás más cerca de ellos.
  • Haz cosas en las que seas bueno y con las que disfrutes. Eso te dará confianza en ti mismo.
  • Conoce tus aptitudes. Tal vez seas gracioso, creativo, generoso o amable. Usa por lo menos una de estas cualidades cada día. Eso de ayudará a dar lo mejor de ti mismo.
  • Encuentra tiempo para jugar y para divertirte. Si estás activo cada día, eso te ayudará a estar más contento y preparado para aprender.

Reviewed by: Colleen C. Cullinan, PhD
Date Reviewed: 20-02-2018

Read this article in English