Go to homepage

Cuando un amigo tiene cáncer

Todos saben que los médicos son realmente importantes cuando un niño tiene cáncer. ¿Pero sabías que los amigos también son importantes?

Si tienes un amigo con cáncer, son muchas las cosas que puedes hacer para ayudar. La enfermedad puede hacer que una persona se sienta sola, especialmente si está en el hospital o no puede ir mucho a la escuela. Tu amigo te necesita. Lo más importante que puedes hacer es visitarlo y mantenerte en contacto con él.

Estas son algunas otras cosas que puedes hacer para ayudar a tu amigo:

Sé tú mismo. Es normal estar asustado cuando una persona por la que te preocupas tiene cáncer: tal vez no sepas qué hacer o cómo actuar. Quizás te preguntes si tu amigo quiere verte. Si estará diferente.

Puede ser que te sientas culpable de estar sano o que estés enojado por el cáncer de tu amigo. Es posible que quieras hacer de cuenta que no está ocurriendo. Eso también es normal. Probablemente, tu amigo sienta lo mismo.

Cuanto más tiempo pases con tu amigo, más te relajarás. Tal vez se vea diferente o se canse más, pero sigue siendo la misma persona que conoces y por la que te preocupas. Intenta divertirte y actuar como lo haces habitualmente cuando están juntos.

Aprende los aspectos básicos. Te puede ayudar comprender un poco acerca del cáncer y de lo que tu amigo está atravesando. En términos médicos, el cáncer es el crecimiento anormal de células que provoca una enfermedad en el cuerpo. No es contagioso y nadie le provocó el cáncer a tu amigo.

Está bien hablar del tema. Probablemente, tengas muchas preguntas sobre lo que está ocurriendo. Está bien sentir curiosidad y querer aprender más: puedes preguntarles a tus padres, a los médicos del hospital, a los padres de tu amigo o a otros adultos en quienes confíes. Quizás, tu amigo y la familia de tu amigo quieran hablar acerca de la enfermedad y del tratamiento.

...pero escucha a tu amigo. Algunas veces, tu amigo no querrá hablar sobre el cáncer. Quizás solo quiera jugar o pasar un rato contigo como solían hacerlo. ¡A veces, una broma o una historia divertida de la escuela es lo único que necesitajustamente lo que el médico le indicó! Intenta escucharlo y detectar lo que tu amigo necesita.

Ofrécele ayuda. No esperes a que tu amigo te pida ayuda. Ofrécele algo específico para ayudarlo. Por ejemplo, "Te traeré algunas tareas de la escuela". O haremos planes para pasar un tiempo juntos y hacer juntos la tarea.

Más consejos

Cuida de ti mismo. El cáncer de tu amigo también puede ser algo doloroso para ti. Si tienes miedo y tristeza, habla con tus padres o con una persona en quien confíes. Si escribes un diario, puede resultarte útil escribir lo que sientes.

Usa la creatividad para mantenerte en contacto. Busca maneras creativas de ayudar a tu amigo a sentirse conectado y en contacto. Por ejemplo, comienza un grupo de compañeros de clase o amigos en línea. Es una manera entretenida de tener una conversación, aunque no todos puedan estar juntos en persona.

Las soluciones sin tecnología también son divertidas. Pregúntale a tu maestro o al maestro de arte si la clase puede hacer tarjetas o notas para tu amigo. Recibir una buena pila de cartas tal vez sea el aliento que tu amigo necesita, especialmente si las personas le hacen dibujos o le escriben tonterías en las tarjetas.

Tal vez tu amigo tenga un pasatiempo especial; por ejemplo, coleccionar tarjetas deportivas, monedas, autoadhesivos, pines o libros de caballos. Sin importar de qué se trate, ¿por qué no le sumas algo a su colección? Si es algo pequeño (como tarjetas de béisbol), todos los amigos pueden sumarse a este obsequio grupal.

Esta es una idea de decoración para la habitación de un hospital de una madre de un niño de 10 años con cáncer. Es fácil crear una guarda para la habitación con un gran rollo de papel, marcadores y un poco de cinta de enmascarar (la del tipo que se puede quitar fácilmente). Cuelga el papel en las paredes de la habitación del hospital.

Cada vez que llegue una visita, pídele que firme en la pared. Es como firmar la escayola de un amigo. Puedes ser la primera persona en firmar. Asegúrate de que tu amigo también firme. Ojalá, pronto pueda 

Reviewed by: Steven Dowshen, MD
Date Reviewed: 15-06-2018

Read this article in English