Go to homepage

¿Qué debo hacer si mi familia discute?

"¡Estás equivocado!"
"¡Tranquilízate!"
"¡Basta!"
"¡Te odio!"

Cuando las personas de tu familia se pelean, es difícil saber cómo actuar. Tal vez te sientas triste, avergonzado o hasta enojado cuando esto ocurre. Sin importar cuáles sean tus sentimientos, probablemente lo que más quieras es que la pelea se termine.

Cuando tus padres pelean

Puede ser muy duro presenciar una pelea entre tus padres o padrastros. Recuerda que, incluso la gente que se ama, suele pelear algunas veces. Y que peleen no significa que van a seguir enojados por mucho tiempo o que se van a divorciar.

Es común que la gente que convive y pasa mucho tiempo junta, a veces esté en desacuerdo y pierda los estribos. Trata recordar cuándo fue la última vez que tú y tu hermano pelearon. Seguramente no quisiste decir todas esas cosas que dijiste. Al final, probablemente hicieron las paces. Lo mismo ocurre entre los padres.

Si te pones muy mal cuando tus padres pelean, podrías intentar hablar con ellos acerca de tus sentimientos. A veces, los padres no se dan cuenta de que sus peleas afectan a sus hijos. Si les cuentas cómo te sientes, ellos probablemente intentarán dejar de pelear o, al menos, te explicarán por qué están en desacuerdo.

Cuando peleas con tus padres

Es difícil de creer, pero tus padres también fueron niños alguna vez. Puede parecerte que no te comprenden, pero no te rindas. Recuerda que no quieren hacerte las cosas difíciles. Tus padres se preocupan por ti, pero a veces es difícil para ellos ver tu punto de vista.

El trabajo de tus padres es cuidarte y protegerte hasta que seas lo suficientemente mayor como para cuidar de ti mismo (y, aun así, a algunos padres les cuesta dejar de cuidar a sus hijos cuando son mayores).

En general, los niños que pelean con sus padres aprenden, con el tiempo, a llevarse bien con ellos. Esto es especialmente cierto si los niños son capaces de hablar con sus padres acerca de cómo se sienten y qué es lo importante para ellos.

De todos modos, ten en cuenta que esto lleva tiempo y mucha paciencia. No siempre es fácil. Hablar con tus papás sobre tu parecer, en lugar de gritarles, también hará que ellos te escuchen con mayor interés. Además, te ganarás su respeto y aprenderás a llegar a un acuerdo con ellos.

Cuando peleas con un hermano

¿Tu hermana menor siempre te saca tus cosas? ¿Tu hermano mayor siempre te molesta? Si estás peleando mucho con alguno de tus hermanos y compitiendo por la atención de tus padres, eso se llama rivalidad fraternal. Es completamente natural pelear con los hermanos.

Si tus hermanos realmente te molestan, podrías intentar hablar con ellos sobre lo que está ocurriendo. La mayoría de las veces, tus hermanos te escucharán porque en el fondo (aunque no quieran admitirlo) ellos te quieren y tampoco quieren pelear.

Consejos sobre las peleas familiares

Si estás disgustado o enojado, intenta mantener la calma. A veces, cuanto más muestres tu enfado o frustración, la persona con la que estás peleando más va a querer molestarte. Trata de pensar en algo que pueda solucionar el conflicto o problema de manera que no vuelva a ocurrir. Por ejemplo, si estás peleando por quién juega en la computadora, haz un cuadro con un cronograma de cuándo puede usarla cada uno.

Si sientes que estás tan enojado que podrías estallar, ve a tu habitación y golpea una almohada, sal a correr o sal a batear una pelota de béisbol. O simplemente busca un lugar tranquilo y relájate. Cuenta hasta 10 y respira profunda y lentamente. Cuando estés tranquilo, trata de conversar con la persona con quien discutiste. Probablemente, te sentirás mucho mejor y más controlado que antes.

Incluso si estás enojado con alguien de tu familia, nunca deberías empujar, golpear, o patear. Puedes lastimar o herir seriamente a la otra persona, además de provocarla y hacer que la discusión se torne aún peor. Si alguien te lastima físicamente, es importante que les cuentes a tus padres. También es importante que le cuentes a un adulto de tu confianza si alguna vez tu padre o madre te lastiman.

Si crees que tu familia necesita trabajar en esto, puedes convocar a una reunión familiar para hablar del tema. En la reunión, todos deberían tener la oportunidad de hablar y sugerir soluciones. Es una buena forma de lograr que todos trabajen los problemas juntos.

A veces, uno de tus padres puede pedirles a todos que visiten a un consejero familiar o terapeuta para hablar de los problemas y recibir consejos de un profesional sobre cómo manejar y acabar con las peleas en tu familia. No siempre es fácil lograr que las familias dejen de pelear, pero trabajando juntos, se puede lograr.

Reviewed by: W. Douglas Tynan, PhD, ABPP
Date Reviewed: 10-01-2015

Read this article in English