Asma inducida por el ejercicio

Asma inducida por el ejercicio

Read this in English

(Exercise-Induced Asthma)

Hasta el 80% de los niños con asma presentan síntomas asmáticos cuando hacen ejercicio físico. Tiene sentido que el humo del tabaco y el polen puedan desencadenar síntomas asmáticos, pero ¿por qué el ejercicio?

El aire frío y seco que se inhala cuando se hace ejercicio se cree que es la causa principal de estos síntomas. Cuando los niños hacen ejercicio o juegan enérgicamente, tienden a respirar deprisa, superficialmente y a través de la boca. De modo que el aire que llega a sus pulmones carece de los efectos de calor y humedad propios de cuando se respira más lentamente y a través de la nariz.

El aire frío y seco hace que las vías respiratorias se estrechen, lo que obstruye parcialmente el paso del aire y dificulta la respiración. Este estrechamiento, denominado broncoconstricción, ocurre en el 20% de la gente que no padece asma, motivo por el cual este trastorno a veces se conoce como "broncoconstricción inducida por el ejercicio" (BIE), más que como "asma inducida por el ejercicio" (AIE).

Síntomas

Cómo el asma afecta la respiración

Los síntomas del asma inducida por el ejercicio incluyen resuello, respiración sibilante (hacer "pitos" a respirar), opresión o dolor en el pecho, tos y, en algunos casos, falta de aliento prolongada. Algunos síntomas son más fáciles de detectar que otros, lo que implica que algunos casos de asma inducida por el ejercicio no se lleguen a diagnosticar.

Una persona puede tener asma inducida por el ejercicio si:

Los niños con asma inducida por el ejercicio a menudo empiezan a presentar síntomas al cabo de 5 a 10 minutos de estar haciendo ejercicio. Los síntomas suelen alcanzar su máxima intensidad entre 5 y 10 minutos después de interrumpir la actividad y pueden tardar una hora o más en desaparecer. A pesar de que los síntomas suelen aparecer cuando los niños están activos, a veces pueden aparecer solo después de concluir la actividad.

Por descontado, hay una gran diferencia entre una persona que padece asma inducida por el ejercicio y otra que no están en forma y, sencillamente, le falta el aliento cuando hace ejercicio. Una persona a quien le falta el aliento al hacer ejercicio porque no está en forma, volverá a respirar con normalidad al cabo de pocos minutos, mientras que a una persona con AIE le costará mucho más recuperar el aliento. Y las temperaturas extremas, especialmente las frías, todavía pueden empeorar más las cosas.

Diagnóstico del asma inducida por el ejercicio

Si el pediatra sospecha que su hijo puede padecer asma inducida por el ejercicio, les formulará preguntas sobre los antecedentes familiares referidos al asma y las alergias, sobre sus síntomas y sobre los factores que suelen desencadenarlo.

Tras elaborar una historia detallada y hacer un exámen físico a su hijo, es posible que el pediatra le pida que se someta a una prueba de función respiratoria después de hacer ejercicio. Esta prueba puede realizarse en la consulta del pediatra, después de que el niño corra durante 6 a 8 minutos en una cinta de gimnasio o bien al aire libre, o después de practicar la actividad que le había desencadenado episodios asmáticos en el pasado.

Tratamiento del asma inducida por el ejercicio

A veces los médicos recomiendan hacer un pre-tratamiento, es decir, medicarse antes de hacer ejercicio o de practicar una actividad física enérgica. Esta medicación a menudo es la misma que la medicación de alivio inmediato, que se administra para que actúe durante las crisis asmáticas y se conoce como medicación de rescate, con la salvedad de en este caso actúa de forma preventiva.

Si no basta con el tratamiento preventivo para controlar los síntomas, es posible que el médico recomiende utilizar también una medicación de control, que se suele tomar de forma regular a lo largo del tiempo para reducir la inflamación de las vías respiratorias.

Si, a pesar de medicarse, su hijo sigue teniendo problemas respiratorios al hacer ejercicio, informe al pediatra. Es posible que se deban reajustar las dosis para controlar mejor el asma. Contacte también al pediatra si se produce algún cambio en los síntomas respiratorios de su hijo.

Actividades recomendadas para niños con asma inducida por el ejercicio

El ejercicio físico es bueno para todo el mundo, incluyendo los niños que padecen asma inducida por el ejercicio. Intente animar a su hijo a estar activo al tiempo que mantiene los síntomas asmáticos bajo control siguiendo las indicaciones de su pediatra.

Aparte de ayudar a los niños a mantenerse en forma, el ejercicio puede mejorar su función pulmonar, al fortalecer los músculos pectorales que participan en la respiración. Pida información al pediatra de su hijo sobre el ejercicio y sobre qué tipo de precauciones debería adoptar su hijo al practicarlo.

Por supuesto, hay algunos deportes que es menos probable que provoquen problemas a los niños que padecen asma inducida por el ejercicio, como los siguientes:

Los deportes de resistencia (como el ciclismo y las carreras de largo recorrido) y aquellos que requieren hacer un intenso gasto energético durante un período de tiempo prolongado (como el fútbol y el baloncesto) pueden plantear mayores retos a un niño con asma inducida por el ejercicio, así como los deportes de resistencia que se practican a temperaturas frías (como el esquí de travesía o el hockey sobre hielo).

Pero eso no significa que su hijo deba renunciar a estos deportes si disfruta mucho practicándolos. De hecho, muchos atletas que padecen asma han comprobado que, con el entrenamiento adecuado y la medicación adecuada, pueden practicar cualquier deporte que elijan.

Consejos para los niños con asma inducida por el ejercicio

La mayoría de niños con asma inducida por el ejercicio pueden hacer todo cuanto pueden hacer sus compañeros. Pero asegúrese de que su hijo sigue las indicaciones de su pediatra.

He aquí algunos de los consejos más recomendados:

Asimismo, si un niño con asma inducida por el ejercicio presenta síntomas, no debería empezar a hacer ejercicio hasta que estos desparezcan por completo.

También es sensato que los niños con AIE eviten hacer ejercicio al aire libre cuando haga mucho frío. Si su hijo ha de jugar en el exterior en condiciones de mucho frío, el hecho de llevar una bufanda o pasamontañas sobre la boca y la nariz debería ayudarle.

Si la contaminación atmosférica o el polen también desencadenan síntomas asmáticos en su hijo, este debería hacer ejercicio en un recinto cerrado los días en que la calidad del aire sea mala o los niveles de polen estén altos.

Puede ayudar a su hijo asegurándose de que toma todos los medicamentos recetados por su pediatra, incluso los días en que se encuentre perfectamente. Si su hijo se salta tomas del medicamento de control, sus síntoma podrían empeorar y, si se olvida de tomar la medicación de rescate antes de hacer ejercicio, podría tener una fuerte crisis asmática e incluso tener que acudir al servicio de urgencias.

Los niños deben tener siempre a mano la medicación de rescate. Disponga de varios recambios y asegúrese de comprobar con regularidad las existencias de medicamentos, así como el medicamento de rescate que utiliza su hijo para que no pueda llevar encima un inhalador vacío.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: octubre de 2010





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Asma Una persona con asma suele experimentar dificultad para respirar debido a problemas en sus vías aéreas, los conductos que transportan el aire hacia los pulmones.
Asma inducida por el ejercicio Algunas personas presentan síntomas de asma (como tos, sibilancia o dificultad para respirar) sólo cuando practican deportes o realizan actividad física.
Asma El asma es una afección crónica de los pulmones que provoca la inflamación de las vías aéreas (los conductos que transportan el aire hacia el interior y el exterior de los pulmones).
Asma causada por alergias El asma causada por alergias es un tipo de asma común en los niños. En estos niños, los síntomas de asma son causados por reacciones alérgicas a, por ejemplo, ácaros, polen o polvillo proveniente de los animales.
Ataque de asma El momento en el que los síntomas del asma, como el resuello, la tos o la falta de aire, se agravan, se vuelven más frecuentes, o ambas cosas, se conoce como ataque de asma (también, "brote o episodio").
Plan de acción contra el asma Un plan de acción contra el asma es un conjunto de instrucciones escritas, desarrolladas con un médico, que describen en detalle de qué manera un paciente debe controlar el asma en su hogar.
Creando un hogar libre de asma Si su hijo(a) sufre de asma, usted querrá crear el ambiente más seguro posible dentro de su hogar. Para lograrlo, usted necesita saber cuáles son los elementos que pueden desencadenar el asma en su hijo(a) y tomar las medidas necesarias para eliminarlos de su hogar de la mejor manera posible.
¿Y si mi hijo no se toma la medicación para el asma? Una de las mejores maneras de controlar el asma, aparte de evitar los desencadenantes, es asegurarse de que su hijo se tome la medicación según prescripción médica. Las consecuencias de saltarse la medicación variarán dependiendo de cuál se trate.
Asma inducida por ejercicio (AIE) La mayoría de personas asmáticas (hasta el 90%) tienen síntomas cuando hacen ejercicio físico. Y algunas personas tienen síntomas asmáticos sólo cuando hacen ejercicio físico. Este trastorno se denomina asma inducida por ejercicio (AIE).
Asma Algunas personas parecen tener una predisposición innata para hacer determinadas cosas. Tal vez conozcas a una chica que tiene un don especial para el deporte — si le calzas unas bambas, saldrá disparada como una flecha.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter