Motivar a los niños para que sean activos

Motivar a los niños para que sean activos

Read this article in English(Motivating Kids to Be Active)

Cualquiera que observe a los niños en los juegos se da cuenta que la mayoría de ellos son activos por naturaleza y que disfrutan de moverse. Pero lo que no es evidente es que treparse a la parte superior de un tobogán o colgarse de las barras puede llevar a los niños a mantener una vida futura activa.

Observe los cambios de interes Es posible que a medida que pasa el tiempo, su hijo pierda elA medida que crecen, a los niños le resulta difícil encontrar oportunidades para llevar a cabo actividades físicas diariamente. Esto se debe a que tienen más obligaciones escolares, a la percepción de que no son buenos en los deportes, a falta de modelos y a familias muy ocupadas.

E incluso cuando los niños tienen el deseo y el tiempo para ser activos, los padres no se sienten cómodos dejándolos dar vueltas solos por el vecindario, como solían hacer los niños antes. Por lo tanto, las oportunidades son muy limitadas.

A pesar de estas barreras, los padres pueden inculcarle el amor por la actividad física y ayudarlos a incorporar una actividad en sus rutinas diarias. Al hacer esto, se establecerá un hábito de conducta que durará toda la vida.

Los beneficios de ser activo

Cuando los niños son activos, sus cuerpos responden bien a sus deseos y necesidades. ¿Por qué? Porque el ejercicio que se hace en forma regular proporciona los siguientes beneficios:

Los niños que se mantienen físicamente activos y sanos tienen más posibilidades de estar motivados académicamente, prestar más atención y tener éxito. Y la capacidad física aumenta la autoestima a cualquier edad.

¿Qué motiva a los niños?

Son muchos los beneficios de estar activo físicamente, pero ¿cómo se alienta a los niños a hacerlo? Existen tres claves:

  1. Elegir actividades adecuadas para la edad del niño: Si no lo hace, el niño se puede aburrir y frustrar.
  2. Darles a los niños muchas oportunidades para ser activos: Los niños necesitan que los padres hagan más fácil la tarea de mantenerse activos proporcionando equipos y llevándolos a parques u otros lugares donde puedan realizar actividades físicas.
  3. Hacer que el objetivo principal sea la diversión: Los niños no van a participar de una actividad de la cual no disfrutan.

Cuando los niños disfrutan de una actividad, desean continuarla. La práctica de una actividad — ya sea nadar o andar en bicicleta — mejora la habilidad del niño y lo ayuda a sentir que ha logrado algo, especialmente cuando los demás lo reconocen y lo elogian. Esto hace que los niños deseen continuar con la actividad y hasta intenten probar otras.

Actividades adecuadas para la edad

La mejor manera de que los niños hagan actividades físicas es incorporándolas en su rutina diaria. Los niños pequeños y los de edad preescolar, deben jugar de forma activa varias veces por día. Los niños de entre 6 y 17 años de edad deben hacer por lo menos 60 minutos de ejercicio físico diariamente. Esto incluye el juego normal diario, el tiempo en el que está activo en la escuela, y la participación en clases o deportes organizados.

A continuación encontrará consejos adecuados para la edad

Niños de edad preescolar: Los niños de edad preescolar necesitan jugar y hacer ejercicio para continuar desarrollando aptitudes motoras importantes — patear o lanzar una pelota, jugar a la mancha, saltar en un pie, andar en triciclo o bicicleta, bailar o participar de una carrera de obstáculos.

Si bien algunas ligas aceptan a niños de 4 años de edad, no es recomendable inscribir a los niños en deportes de equipo hasta que sean mayores. Los niños pequeños no son capaces de comprender las reglas complejas del deporte y no pueden mantener la atención por períodos prolongados ni tienen la coordinación necesaria. En vez de aprender a jugar un deporte, deben practicar aptitudes básicas.

Niños de edad escolar: Dado que los niños pasan cada vez más tiempo en actividades sedentarias como mirar TV o jugar con la computadora, los padres se ven desafiados a ayudarlos a encontrar actividades físicas que les gusten y con las cuales sientan que se desempeñan bien. Estas actividades físicas pueden ser desde deportes tradicionales como baseball y basketball, hasta artes marciales, ciclismo, caminatas y jugar en el jardín de su casa.

A medida que los niños aprenden las aptitudes básicas y las reglas simples en los primeros años escolares, es probable que sólo haya unos pocos que se destaquen por su capacidad como atletas. A medida que los niños crecen, las diferencias en capacidad y personalidad se hacen más evidentes. El nivel de compromiso y de interés está directamente relacionado con la capacidad del niño. Por eso es muy importante encontrar una actividad adecuada. Durante estos años, los niños se ven muy ocupados, pero no se olvide de dejar tiempo para el juego no estructurado.

Adolescentes: Los adolescentes cuentan con varias opciones para mantenerse activos — desde deportes ofrecidos en la escuela hasta actividades después del horario escolar, como yoga o andar en monopatín. Es importante recordar que la actividad física debe planificarse y que por lo general estará intercalada entre otras responsabilidades y compromisos.

Haga lo posible para que su hijo pueda hacer ejercicio, proporcionándole transporte y el equipo necesario (incluyendo indumentaria deportiva). En algunos casos, contar con la indumentaria y calzado adecuado, ayudará a que el adolescente se sienta cómodo andando en bicicleta o yendo al gimnasio.

Actitud del niño con respecto al ejercicio físico

Además de la edad del niño, es importante tener en cuenta su personalidad y su actitud con respecto a la actividad física. La combinación de la personalidad, la genética y su capacidad tiene un efecto en la actitud de los niños hacia la participación en un deporte o en una actividad física, especialmente a medida que crecen.

¿Cuál de estos tres tipos de personalidad describe mejor a su hijo?

  1. No es un atleta: El niño no posee la capacidad de un atleta, no tiene interés en la actividad física, o ambos.
  2. Es un atleta superficial: El niño tiene interés en estar físicamente activo pero no es la estrella del equipo y corre el riesgo de desanimarse al estar en un entorno competitivo.
  3. Es un atleta: El niño tiene la capacidad de un atleta, está comprometido con un deporte o actividad y está dispuesto a aumentar la práctica para competir.

Si usted comprende los tipos de temperamento y la capacidad para los deportes, le será más fácil ayudar a su hijo a elegir una actividad adecuada que pueda disfrutar y que le provea suficiente ejercicio físico. Algunos niños desean ser los mejores en su deporte, mientras que otros se conforman con simplemente participar en ellos.

El atleta, por ejemplo, tiene deseos de ser parte del equipo de basketball, mientras que el atleta superficial disfruta de tirar pelotas al aro en el recreo de la escuela o en su casa. Es posible que el niño que no es un atleta, necesite la ayuda y el aliento de los padres para mantenerse activo físicamente. Por eso es importante alentar a los niños para que se mantengan activos, aún si no son los mejores del deporte.

Cualquiera sea su personalidad, todos los niños pueden mantenerse activos y en forma. La actitud positiva de los padres será de gran ayuda en el caso de los niños que son reacios a hacer ejercicio.

Manténgase activo y apoye los intereses de sus hijos. Si comienzan lo suficientemente temprano, tomarán las actividades físicas como algo normal y divertido de la rutina familiar.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: agosto de 2011





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Resources
Web SiteMedlinePlus informacion de salud Un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU
Web SiteLa Administracion de Salud Mental y Abuso de Sustancias
Related Articles
Actividad física para los niños a los que no les gustan los deportes No es necesario que todos los niños se unan a algún equipo. Con una cantidad suficiente de otras actividades, los niños pueden estar en buena condición física sin hacerlo.
Los niños y el ejercicio Cuando la mayoría de los adultos piensa en hacer ejercicio, se imaginan corriendo en la cinta en un gimnasio o levantando pesas en la sala de musculación.
Pero para los niños hacer ejercicio significa jugar y estar físicamente activo.
Ejercicios fáciles para adolescentes Puedes hacer estos tres ejercicios de fuerza en casa.
Elige el deporte adecuado para ti La razón de ser de cualquier deporte es pasárselo bien. Si hay un deporte que te gusta mucho pero no estás seguro de que te vayan a seleccionar para el equipo de tu centro de estudios, pruébalo de todos modos. ¿Qué es lo peor que puede ocurrir? Si no te seleccionan, siempre podrás probar con otro deporte.
Cómo ser un niño sano En la actualidad, se habla mucho sobre los niños sanos. Las personas interesadas (padres, médicos, maestros y otros) quieren saber cómo ayudar a los niños a ser más sanos. Ser sano es una manera de decir que una persona come bien, realiza mucha actividad física (ejercicio) y tiene un peso sano. Si eres sano, tu cuerpo funciona bien, te sientes bien y puedes hacer todo lo que deseas, como jugar con tus amigos.
Una buena fórmula para llevar un estilo de vida saludable La fórmula 5-2-1-Casi ninguna ha demostrado ayudar a prevenir la obesidad, a mantener un peso saludable y a mejorar el bienestar general.
¿Y si no te gusta hacer deporte? No a todo el mundo le gustan los deportes organizados o de equipo. Si es este tu caso, no te preocupes. Vamos a hablar sobre qué es lo que impide que a algunos niños les guste hacer deporte. Haciendo unos pocos cambios, tal vez descubras que hay un deporte para ti. Pero, por ahora, te sugeriremos otras formas divertidas de estar activo.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter