¡Ay! ¡Me ha picado una garrapata!

¡Ay! ¡Me ha picado una garrapata!

Read this article in English(Hey! A Tick Bit Me!)

Las garrapatas pertenecen a la familia de los arácnidos, que también abarca a los ácaros, las arañas y los escorpiones. Las garrapatas se pegan a la piel de los animales y se alimentan de su sangre. En la Tierra hay cientos de tipos diferentes de garrapatas, que se pueden encontrar prácticamente en cualquier parte. Los dos tipos de garrapatas sobre los que habla la mayoría de la gente son la garrapata del ciervo y la garrapata del perro (o garrapata canina).

La garrapata del ciervo tiene aproximadamente el mismo tamaño que la cabeza de un alfiler y se encuentra en muchas partes de los EE.UU. Una de las enfermedades que trasmite este tipo de garrapata es la enfermedad de Lyme, sobre todo en Nueva Inglaterra y la llanura central de EE.UU. (La enfermedad de Lyme debe su nombre al lugar donde se descubrió: Lyme, Connecticut, que se encuentra en Nueva Inglaterra.)

Las garrapatas caninas abundan bastante y pueden medir hasta 1,3 cm (½ pulgada). Si tienes perro, hay bastantes probabilidades de que hayas visto una de estas garrapatas en su pelaje. Una enfermedad que puede trasmitir este tipo de garrapata es la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas.

Qué aspecto tiene y cómo se nota una picadura de garrapata

Una persona a quien le pica una garrapata, por lo general, no nota nada en absoluto. Es posible que tenga una zona un poco enrojecida alrededor del área de la picadura.

Si crees que te ha picado una garrapata, díselo a un adulto inmediatamente. Algunas garrapatas son portadoras de enfermedades (como la enfermedad de Lyme o la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas) pueden contagiar a las personas a quienes pican.

Qué deberías hacer si te pica una garrapata

Uno de tus padres u otro adulto responsable debería comprobar si llevas alguna garrapata pegada al cuerpo cuando hayas estado jugando o haciendo excursiones por bosques o zonas arboladas; deberían fijarse sobre todo en la cabeza (incluyendo el cuero cabelludo), la espalda, el cuello, las axilas y la zona inguinal (las ingles). Si detectas una garrapata en tu cuerpo, pide ayuda a un adulto para que te la extraiga. Utilizando pinzas, un adulto debería agarra a la garrapata lo más cerca posible de tu piel y tirar de ella con un solo movimiento. No cubras las garrapatas de vaselina, esmalte de uñas o cualquier otra sustancia, ya que estas sustancias no ayudan a desenganchar las garrapatas y pueden complicar las cosas.

Si parte de la garrapata permanece pegada a tu piel, no te preocupes: acabará desenganchándose. Pero, si percibes cualquier irritación en el área, deberías decírselo a tus padres. Con la garrapata extraída, es posible que tus padres quieran guardarla dentro de un pequeño recipiente o bolsa de cierre hermético para enseñársela al médico.

Qué hará el médico

Los médicos no necesitan tratar la mayoría de picaduras de garrapata. Pero, si la garrapata es portadora de la enfermedad de Lyme o de la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas y te contagia alguna de estas enfermedades, cualquier síntoma de las mismas deberá tratarse con antibióticos. Es posible que el médico quiera ver la garrapata para poder hacer el diagnóstico. Si estas enfermedades se tratan pronto, es muy raro que produzcan cambios duraderos en la salud del paciente.

Cómo evitar que te piquen las garrapatas

A las garrapatas les encanta estar entre arbustos y matorrales, donde pueden permanecer cerca del suelo y lanzarse sobre la gente o los animales que pasan por las inmediaciones. Si vas de excursion por el bosque o por terrenos arbolados, lleva manga larga y pantalones largos y métete las partes bajas de los pantalones dentro de los calcetines. El hecho de llevar un repelente antiinsectos también puede ayudar. Pide a tus padres que te apliquen uno que contenga de un 10% a un 30% de DEET.

Los perros también son muy buenos en agarrarse garrapatas en el pelaje, de modo que pide a un adulto que te ayude a bañar a tu perro con un champú anti-garrapatas y ponle también un collar de este tipo.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de revisión: abril 2013





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
¡Ay! ¡Me picó una abeja! Abeja, o abeja melífera, es el término que muchas personas utilizan para describir cualquier insecto volador con alas y un aguijón. Pero, en realidad, las abejas melíferas son solo una variedad del grupo de insectos que incluye a las avispas, los avispones, las hormigas rojas y las avispas “chaqueta amarilla”.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter