Aftas

Aftas

Read this article in English(Canker Sores)

¿Qué son las aftas?

Si alguna vez has tenido esas úlceras abiertas en tu boca y has tomado un trago de jugo de naranja, sabes lo dolorosas que pueden ser las aftas. Las aftas son bastante comunes: Aproximadamente 1 de 5 personas las tienen de manera regular. La buena noticia es que suelen desaparecer solas sin tratamiento.

Las aftas (también conocidas como úlceras aftosas) solo suceden dentro de la boca. Puedes tenerlas sobre o debajo de la lengua y en la parte interior de las mejillas y los labios, las partes de la boca que se pueden mover. Suelen salir solas, pero algunas veces aparecen en pequeños grupos.

aphthous ulcer illustration

Signos de que puede ser un afta

Pueden sentir un hormigueo o quemazón en la boca antes de que aparezca un afta. Pronto aparecerá un pequeño bulto rojo. Luego, después de uno o dos días, explota dejando una herida blanca o amarillenta vacía con un borde rojo. Las aftas suelen ser dolorosas y pueden medir hasta media pulgada, aunque la mayoría de ellas son mucho más pequeñas. Una persona que tiene aftas no suele tener la fiebre ni los nodos linfáticos inflamados que pueden aparecer con algunos otros tipos de úlceras. Además del molesto dolor en la boca, en líneas generales te sentirás bien.

La buena noticia es que las aftas no son contagiosas como otras lesiones de la boca, como el herpes. No puedes tener aftas por compartir comida o besar a alguien.

Si tienes una lesión y quieres saber si es un afta o un herpes, presta atención al lugar en el que aparece: El herpes suele aparecer fuera de la boca, alrededor de los labios, el mentón o las fosas nasales. Las aftas siempre están dentro de la boca.

También puedes tener lesiones en la boca después de tener una infección como varicela o paperas. En algunos casos de estas enfermedades, el sarpullido se dispersa dentro de la boca. Si tienes varicela o paperas, encontrarás lesiones en otras partes de tu cuerpo, por lo que sabrás que no son aftas.

Causas

Las aftas suelen comenzar a aparecer entre los 10 y los 20 años, aunque pueden suceder en cualquier momento en la vida de una persona. Nadie sabe exactamente qué las causa. Algo que los médicos han notado es que aunque las aftas no son contagiosas, pueden ser hereditarias. Eso significa que si tus padres o hermanos tienen aftas, los genes que compartes con ellos hacen que sea más posible que también desarrolles aftas.

Puede haber una conexión entre las aftas y el estrés. Si tienes aftas en época de exámenes o en otro momento importante de tu vida puede ser un signo del estrés que tienes. Además, las mujeres tienen el doble de posibilidades de tenerlas. Los médicos piensan que puede ser por las diferencias en las hormonas masculinas y femeninas, especialmente porque las mujeres suelen tenerlas en ciertos momentos de su ciclo menstrual.

Algunas investigaciones sugieren que el uso de productos con lauril sulfato de sodio (SLS, por sus siglas en inglés) puede estar asociado con las aftas. El SLS es un agente espumante que se encuentra en la mayoría de las pastas dentales y enjuagues bucales. Finalmente, no recibir nutrición adecuada, con suficiente el hierro o la vitamina B12, también puede contribuir en algunos casos de aftas.

Qué puedes hacer

La mayoría de las aftas sanarán solas en unos días hasta algunas semanas. Mientras esperas que desaparezcan puedes tomar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno o acetaminofén para el dolor. También es posible que desees observar lo que comes. Las comidas picantes y ácidas como los limones o los tomates pueden resultar muy dolorosos sobre esas heridas abiertas. Mantente alejado de alimentos duros, rasposos o crujientes, como nueces, tostadas, pretzels o papas fritas durante un tiempo. Pueden pinchar o frotar la úlcera.

Ten cuidado cuando cepilles tus dientes. Cepilla y enjuaga tus dientes con pastas dentales y enjuagues bucales que no contengan lauril sulfato de sodio. Y evita cepillar el afta con un cepillo dental, lo que puede empeorarla.

Existen muchos "remedios caseros" para las aftas, pero no hay evidencias que demuestren que ayuden a curar las aftas más rápidamente. Si tienes aftas que no mejoran después de algunas semanas, si las aftas siguen volviendo o si hacen que te sientas tan mal que no deseas comer, llama a tu médico o dentista. Él o ella pueden recetarte un medicamento tópico o un enjuague bucal especial para curar las aftas.

Para los medicamentos aplicados directamente en el afta, primero seca el área con un papel. Utiliza un hisopo para aplicar una pequeña cantidad de medicamento y no comas ni bebas durante al menos 30 minutos para asegurarte de que el medicamento no se lave inmediatamente.

En algunos casos, los médicos pueden pedir análisis de sangre para descubrir si otra condición, como deficiencia de vitaminas, un problema en el sistema inmune o incluso una alergia alimenticia, podría estar contribuyendo a las aftas.

Aunque realmente pueden ser dolorosas, la mayoría de las veces las aftas no son graves y deberían desaparecer solas.

Revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD
Fecha de la revisión: enero de 2013





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
El cuidado de tu dentadura Si tú eres como la mayoría de las personas, no te debe apetecer mucho pensar en ir al dentista y especialmente ver el taladro que utiliza para sanar tu dentadura, por ello, ¿no es mejor prevenir las caries antes de que aparezcan?
La boca y los dientes Probablemente, lo primero que se nos ocurre cuando pensamos en la boca es en comer o besar. Pero la boca hace mucho más que recibir alimentos o besar a tu media naranja. La boca y los dientes forman tu sonrisa, que a menudo es lo primero que la gente nota cuando nos mira.
Todo sobre la ortodoncia Los aparatos ortodónticos son una parte común y casi esperada de la pubertad (y muchos adultos también). Para comprender mejor por qué se necesitan aparatos ortodónticos y otros dispositivos de ortodoncia, resulta útil hablar primero un poco sobre los dientes.
Enfermedad de las encías La enfermedad de las encías puede provocar problemas desde vergonzosos (como el mal aliento) hasta graves, como dolor o pérdida de dientes (¡que es tan embarazoso como grave!).
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter