Las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo

Las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo

Read this in English

(Repetitive Stress Injuries)

Michael comenzó a correr durante el primer año de la universidad, entrenando gradualmente para correr distancias más y más largas. Ahora en su último año universitario, Michael ha comenzado a correr en montaña y sueña con correr el maratón de la Infantería de la Marina (Marine Corps) algún día.

La pasión de Michael por el deporte que ha escogido comenzó a ser difícil cuando empezó a sentir dolor en la pierna, a la altura de la tibia y la espinilla, durante su segundo año en la universidad. Su doctor le dijo que debía dejar de correr durante 6 semanas porque tenía una lesión debido al desgaste en sus músculos y tendones. Pero después de algunas semanas de descanso, Michael volvió a correr como si nada hubiera ocurrido y no ha tenido más problemas desde entonces.

¿Qué son las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo?

Las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo, conocidas en Inglés como Repetitive Stress Injuries (RSIs) son lesiones que ocurren cuando un exceso de presión se ejerce sobre una parte del cuerpo, resultando en inflamación (dolor e hinchazón), músculos lesionados o daños en los tejidos. Estas condiciones ocurren debido a movimientos que realizamos de forma repetitiva en la misma parte del cuerpo.

Las RSIs son lesiones comunes relacionadas con un esfuerzo fisico y generalmente afectan a las personas que por ejemplo permanecen mucho tiempo utilizando los teclados de las computadoras.

A pesar de que son más comunes en los adultos, las RSIs son cada vez más comunes en los adolescentes porque cada vez pasan más tiempo utilizando las computadoras. Hacer deportes como el tenis incluye movimientos repetitivos que también pueden ocasionar RSIs. Puede que hayas oído mencionar a las RSIs como lesiones de uso excesivo. Los adolescentes que pasan mucho tiempo tocando instrumentos musicales o jugando con videos también tienen riesgo de padecer RSIs.

En general, las RSIs incluyen más de 100 tipos diferentes de lesiones y enfermedades causadas por desgastes en el cuerpo. Estas lesiones varían en cada persona, en su tipo y grado de severidad.

En los adolescentes, las lesiones por esfuerzos repetitivos ocurren en las áreas de crecimiento de los huesos conocidas como nucleo de crecimiento (áreas al final de los huesos donde las células se multiplican rápidamente, haciendo que los huesos crezcan a medida que la persona tiene más edad). Las áreas mas afectadas por las RSIs son los codos, los hombros, las rodillas y los talones.

¿Qué ocasionan las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo?

La mayoría de las condiciones de RSI que ocurren en la adolescencia están relacionadas con el esfuerzo de movimientos repetitivos en la computadora o al hacer deporte. Cuando se ejerce presión en una parte del cuerpo de forma repetitiva, con el tiempo, las articulaciones del cuerpo no tienen suficiente tiempo para recuperarse y como consecuencia, se irritan e inflaman.

Ciertas actividades requieren de un esfuerzo repetitivo — como por ejemplo, escanear los artículos del supermercado en la caja registradora o cargar bandejas pesadas como camarero(a) — pueden ocasionar RSIs. Algunas veces, tocar instrumentos musicales puede causar problemas debido al exceso de uso de un cierto tipo de movimiento en las manos o en los brazos. Cualquier movimiento repetitivo puede causar una lesión — ¡inclusive enviar mensajes de texto a través del teléfono!

Usar equipamiento mientras se hace deporte es un factor importante a la hora de evitar las RSIs. Por ejemplo, correr con zapatos de deporte que no proporcionan soporte adecuado puede resultar en el síndrome de estrés en la tibia medial conocida en inglés como “shin splints”, otros problemas en las piernas y en los pies, utilizar una raqueta de tenis que no sea la adecuada puede causar la condición codo de tenista.

Los adolescentes pueden ser más susceptibles a padecer de RSIs debido a los cambios significativo que ocurre en los años de crecimiento. Este período de crecimiento durante la pubertad puede crear tirantez y tensión adicional en los músculos y los tendones, haciendo que los adolescentes sean más susceptibles a las lesiones.

La nutrición también contribuye con la incidencia de RSIs. Una nutrición apropiada es esencial para el desarrollo y el mantenimiento de músculos y huesos fuertes— y para mantener los niveles de energía para hacer deporte y poder realizar otras actividades físicas.

¿Qué ocurre cuando los adolescentes padecen de lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo (RSIs)?

Los síntomas de RSIs incluyen:

Si sientes algunos de estos síntomas de RSIs, haz una cita para visitar a tu doctor. Incluso si tus síntomas no son constantes, no debes ignorarlos ya que pueden conllevar a problemas más serios.

Sin tratamiento, las RSIs pueden empeorar e impedir que puedas hacer actividades cotidianas y participar en deportes, música y otras actividades favoritas.

¿Que tipo de lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo afectan a los adolescentes?

Las RSIs que pueden ocurrir en los adolescentes incluyen:

Bursitis. La inflamación de la bursa - que es una bolsita de contenido liquido que almoadilla para las articulaciones - se conoce como bursitis. Los síntomas de bursitis incluyen dolor e hinchazón. Esta condición está asociada con realizar repetidas veces el mismo movimiento para alcanzar objetos arriba de la cabeza, cargar morrales (bolsas que cuelgan de la espalda) y el uso excesivo de ciertas articulaciones durante los deportes, como la rodilla o los hombros.

Síndrome del Túnel Carpiano. Cuando una persona padece del Síndrome del Túnel Carpiano, la hinchazón ocurre dentro de un estrecho túnel en la muñeca compuesto de huesos y ligamentos. Este túnel rodea los nervios que conducen los impulsos motores y sensoriales, hacia y desde las manos ocasionando dolor, sensación de hormigueo, adormecimiento y debilidad. El Síndrome del Túnel Carpiano es causado por doblar excesivamente la muñeca al escribir a máquina, usar juego de videos (utilizando la palanca de juego) y otras actividades. Es una condición poco frecuente en los adolescentes y más común en los adultos, especialmente en aquellos con trabajos relacionados con computadoras.

Epicondilitis. Esta condición se caracteriza por una hinchazón en la zona del codo. La epicondilitis se conoce comúnmente como "codo de tenista" porque ocurre con frecuencia en los jugadores de tenis.

La enfermedad de Osgood-Schlatter. Esta condición afecta a los adolescentes, especialmente a los atletas adolescentes que están atravesando un periodo de crecimiento. El desgaste y el esfuerzo físico (como por ejemplo correr larga distancia) pueden causar inflamación en el área donde el tendón de rotuliano se une al hueso de la tibia.

Síndrome patelo femoral. Esta condición es una ruptura o un reblandecimiento del cartílago de la rótula. Agacharse, arrodillarse o subir escaleras y montañas puede agravar el dolor alrededor de la rodilla.

Síndrome de Estrés en la Tibia Medial “Shin Splints”. Este término en inglés se refiere al dolor alrededor de la espinilla o la parte frontal de la pierna. Estas lesiones son comunes en los corredores y generalmente no son peligrosas, aunque pueden ser dolorosas. Puede ser difícil diferenciarlas de las fracturas por esfuerzos repetitivos.

Fracturas de Esfuerzo. Las fracturas de esfuerzo son pequeñas grietas en la superficie del hueso causadas por movimientos desgastadores rítmicos y repetitivos. Estas lesiones pueden ocurrir cuando el hueso es sometido a presión constante al correr, marchar, caminar, saltar, o por tensión sobre el cuerpo cuando una persona cambia de superficie al correr o lo hace con zapatos de deporte desgastados.

Tendinitis. En la tendinitis, los tendones, los tejidos alargados que conectan a los músculos con los huesos, se inflaman y se desgarran. La tendionitis está asociada con un estiramiento excesivo y repetitivo ocasionado por el uso excesivo de ciertos músculos.

Previniendo las lesiones provocadas por un esfuerzo repetitivo

Previniendo las lesiones ocasionadas por utilizar las computadoras. Para prevenir las lesiones ocasionadas por el uso de las computadoras, asegúrate que tu equipo y los muebles donde se encuentra se adaptan a tus medidas, y que puedes escribir a máquina y sentarte correctamente. Si tus padres están buscando muebles nuevos para colocar la computadora, sugiere que compren piezas que puedan ajustarse para cada miembro de la familia.

A continuación te indicamos algunas sugerencias:

Previniendo las lesiones ocasionadas por los deportes. Comienza la temporada deportiva con un examen físico realizado por tu doctor para que puedas comentarle cualquier problema o circunstancia antes de que comiences a hacer ejercicio o a prepararte para una competencia. A continuación te damos otros consejos:

¿Qué hacen los doctores?

Cuando más pronto sean diagnosticadas las RSIs, más rápido sanará tu cuerpo, así que asegúrate de visitar a tu doctor si tienes algunos de los síntomas.

El doctor tratará de diagnosticar cómo ocurrió la lesión y cuáles son los movimientos que causan el dolor. Tu doctor puede que realice rayos X, análisis de sangre y otras pruebas para asegurarse que no existen otros problemas de salud. Además del examen físico, el doctor te preguntará acerca de cualquier preocupación o síntomas que puedas tener, tu salud y la de tu familia en el pasado, cualquier medicamento que estés tomando, cualquier alergia que puedas tener y otros temas. A esto se le llama tu historia médica.

Si te diagnostican RSI, lo mejor que puedes hacer para recuperarte es no utilizar el área lesionada. Tu doctor puede que te recomiende un medicamento anti-inflamatorio como el ibuprofeno por un período de tiempo. Aplicar bolsas de hielo a veces puede mejorar el dolor y la hinchazón.

Después de que el dolor y la hinchazón hayan mejorado, tu doctor puede que sugiera un programa de rehabilitación con un fisioterapeuta para ejercitar tus músculos y prevenir la pérdida de movimiento en las coyunturas.

Cuidándote a ti mismo

La prevención es la mejor de las medicinas cuando hablamos de las RSIs. La flexibilidad y la fortaleza en general pueden ayudar a prevenir las RSIs, así que haz ejercicio y permanece activo(a) con regularidad (¡recordando hacer ejercicios de calentamiento y estiramiento, por supuesto!).

Para evitar desgastar los músculos y los tendones, ten conciencia de la cantidad de veces que realizas un movimiento repetitivo. Si debes realizar actividad repetitiva, descansa de vez en cuando y trata de hacer algo diferente cada 30 minutos aproximadamente.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2014





Nota: Toda la informacion incluida en este material tiene propositos educacionales solamente. Si necesita servicios para diagnostico o tratamiento, tenga a bien consultar con su medico de cabecera.

© 1995-2014 The Nemours Foundation/KidsHealth. Todos los derechos reservados.





Bookmark and Share

Related Articles
Huesos, músculos y articulaciones Cada vez que te precipitas por los corredores porque llegas tarde a una clase, anotas un punto a favor de tu equipo durante un partido, o juegas al pool con tus amigos, estás utilizando tus huesos, músculos y articulaciones. Sin estas partes importantes de tu cuerpo, tendrías serias dificultades: no podrías sentarte, pararte, caminar, ni hacer ninguna de las actividades que realizas a diario.
iGrow iGrow
Sign up for our parent enewsletter